Un aburrido Monday Night Football le da una victoria más a Washington – NFL 2021

El Monday Night Football nos dejó un partido bastante flojo entre dos rivales que lucharon por no ser el que más errores cometía, siendo Washington el ganador de este duelo de fallos.

washington

Seattle Seahawks at Washington Football Team - Week 12 NFL 2021.| ©Karlee Sell - Washington Football Team

Cerrábamos la doceava jornada de la NFL con un partido bastante descafeinado. Los Seattle Seahawks visitaban a los Washington Football Team en el Monday Night Football. El partido fue una consecución de errores por parte de ambas franquicias. Llevándose el encuentro los que más supieron aprovechar sus escasas oportunidades en la redzone: Washington.

Ni los Seahawks ni los de Washington están teniendo una gran temporada. Los dos llegaban con récord negativo y sin posibilidad de ponerse en positivo ni con la victoria. Un partido bastante malo donde primero se adelantaron los locales, aunque Seahawks consiguió contestar con un touchdown que les pondría por delante.

Pero ya en la segunda mitad el marcador se igualaba. Para que lo volviesen a romper los Washington Football Team con su segundo touchdown de la noche. Lo intentaban ambos equipos pero sus ofensivas no conseguían hilar tres pases seguidos para completar un primer down. Finalmente los Seahawks tuvieron el empate en sus manos, pero fallaron la conversión de dos dando por bueno el resultado para Washington. ¡Veamos qué sucedió en el Monday Night Football !

Una curiosa jugada dejó el empate al descanso

Comenzaba el Monday Night Football, con los Washington teniendo la primera posesión del partido. Pero no les duraba mucho tiempo el balón en las manos, y tenían que devolver el balón a los Seahawks para que tuvieran su primer ataque del partido. Sin embargo a estos les sucedía exactamente lo mismo y en apenas tres jugadas tenían que sacar el equipo de punt al campo. Así que vuelta la ofensiva de Washington al emparrillado. Ahora los locales sí que conseguían mover cadenas. Y Taylor Heinicke iba conectando con sus receptores para ir avanzando y llegar al campo rival. Y no se detenían aquí y siguiendo con el juego aéreo se presentaban en 1&Goal. Pero ahí la defensa visitante se hizo fuerte y solo cedieron un field goal que abría el marcador, 0-3.

Los Seahawks salían de nuevo a una serie ofensiva para intentar ponerse por delante. Ahora comenzaban los visitantes corriendo para probar a mover cadenas, pero lo conseguían en un tercer down con una gran pase de Rusell Wilson hacia Tyler Lockett que la atrapaba en la mitad del campo y corría hacia la endzone para terminar saliéndose a once yardas de su objetivo. Desde esa posición Wilson no fallaba y conectaba un pase corto con Gerald Everett para sumar el primer touchdown de la noche, 7-3. Entrábamos en el segundo cuarto del partido y los Washington tenían la posesión en sus manos. Aunque de nuevo se quedaban sin poder salir de su propia cancha por lo que otra vez los Seahawks podían ampliar su ventaja.

Sin embargo los de Pete Carroll no podían con la defensa local, rápidamente el ovoide volvía a cambiar de dueño y eran los de Washington los que podían tomar el liderato del encuentro. Antonio Gibson empezaba rompiendo los placajes para conseguir el primer down del drive. Para que posteriormente Heinicke pasaba hacia Terry McLaurin para sacarles de su propia redzone. Siguieron avanzando hasta la divisoria de los dos campos, cuando Heinicke intentaba buscar en largo a Logan Thomas pero el balón caía en las manos de Jamal Adams después de que Bobby Wagner deflactase el ovoide. Pero poco les duraba la alegría a los visitantes, después de un buen pase hacia Lockett que les dejaba en mitad del campo, Alex Collins perdía el balón que era recuperado por Landon Collins para volver a dar la ocasión a Washington de anotar.

Taylor Heinicke conectaba con Thomas para empezar a mover cadenas. Además un pase hacia DeAndre Carter se convertía en una gran ganancia gracias a una penalización defensiva. Ya estaban a las puertas de la endzone, y Heinicke seguía apostando por el pase. Esta vez buscó en corto J.D McKissic que entraba sin ningún tipo de oposición en la zona de anotación. En el extra point Rasheem Green bloqueaba y recuperaba el balón que retornaba hasta la endzon rival sumando dos puntos para Seahawks y dejando el partido en empate, 9-9. Los Seahawks tenían una última ocasión pero sin apenas tiempo, aunque no les hizo falta mucho ya que de nuevo la defensa de Washington les paraban antes de conseguir un primer down. Y con este resultado nos íbamos a los vestuarios con todo por decidir en la segunda mitad.

A Washington le valió un touchdown para llevarse la victoria

Ahora eran los Seahawks los que disfrutarían del primer ataque. Pero como en la primera mitad los de Seattle no eran capaces de superar a la defensa rival y rápidamente tenían que sacar al equipo de despeje al terreno de juego. Estos lo hacían mejor que sus rivales y Taylor Heinicke pasaba en corto para McLaurin que hacía el resto para llevarles hasta la mitad del emparrillado. Corrían el balón pero volean al pase enseguida que vieron que no hacían daño a los Seahawks por tierra. Se presentaban en las últimas diez yardas del emparrillado, y J.D McKissic era el encargado de correr por la derecha para darles la ventaja momentánea a los locales, 9-17.

Ahora los equipos entraban en una fase en el que ninguno de ellos podía con la defensa rival. Ni Seahawks ni Washington eran capaces de ganar ni un solo primer down durante todo el tercer cuarto. Por lo que entrábamos en el último cuarto del partido sin ningún sobresalto. Al poco de comenzar los locales volvían a tener a su ofensiva en el campo y ahora sí que eran capaces de ir sumando yardas. Apostando por el juego terrestre iban avanzando hasta el campo rival a la vez que iban gastando mucho tiempo. Llegaban hasta 1&Goal pero ahí la defensa de Seahawks se hacía fuerte y les llevaba hasta el último down. En vez de intentar sumar tres puntos y dejar el partido a más de una anotación de diferencia, Ron Rivera decidió jugársela y los árbitros dieron como incompleto el pase dejando a los Seahawks poco más de dos minutos para empatar el partido.

Rusell Wilson tenía que mover cadenas con velocidad si querían tener la opción de empatar el encuentro. Wilson se apoyaba en los pases cortos hacia DeeJay Dallas para ir cumpliendo su objetivo. Un pass interference les ayudaba a seguir sumando yardas hacia la endzone. Cuando ya estaban en el campo de Washington, Wilson buscó en largo a Freddie Swain que recibía solo por el medio y anotaba el touchdown que podía darles el empate en este ajustado partido. Pero en la conversión de dos puntos, no ejecutaban bien la jugada y el balón terminaba en las manos de Kendall Fuller. Intentaron un onside kick pero no consiguieron sorprender a los Washington. Que recuperaron el balón y solo tuvieron que poner la rodilla en tierra para poner la quinta victoria de la temporada en su marcador.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NFL y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!