El ataque de Ravens resucita y salva la tarde

El ataque de Ravens vuelve en la segunda parte, y consigue llevarse un partido que fue sostenido en todo momento por su gran defensa.

ravens

Pernell McPhee, OLB de Baltimore Ravens. | ©Shawn Hubbard - Baltimore Ravens

Baltimore Ravens se lleva la victoria en Indianápolis. Con una defensa espectacular y un ataque que, aunque hiciera una primera mitad espantosa, supo resarcirse y ganar de manera contundente.

No comenzaba bien el encuentro para ninguno de los dos equipos. Ambos insistían en el juego de carrera y eran parados en 3 y fuera. Con despiste por parte de Lamar Jackson incluido, quien no parecía haber despertado todavía del partido de la semana pasada.

Philip Rivers por su parte, optó por cambiar de estrategia en el segundo drive. Y empezó a soltar ese brazo tan certero que tiene, para cruzarse el campo sin ningún problema. Una vez ya en territorio rival optó por una carrera lateral por parte de Harris para colocarse en la 8 y, tras una interferencia de pase de Clark que los colocaba en la yarda 1, dejaba que Taylor saltara por encima del tumulto para anotar los primeros puntos del partido.

ravens
Jonathan Taylor, RB de Colts, celebrando su anotación. | ©Indianapolis Colts

Ravens seguían en sus trece, y un error en el primer snap casi les hace perder el balón sin ni siquiera jugar. Y aunque consiguieran el primer down, insistían en el juego terrestre. Algo lógico viendo los buenos resultados que les viene dando esta temporada. Pero la defensa de Indianapolis parecía tener bien estudiado a Dobbins y Edwards, y no les dieron margen de maniobra. Obligando a Jackson a jugar por aire sin mucho resultado.

Pero si hay algo confiable en estos Ravens, esa es su defensa. Y siempre aparece cuando mas se le necesita. En una jugada de carrera forzaban un fumble y Bowser lo retornaba para touchdown. Poniendo el partido en tablas ante la mirada atónita de un Rivers sentado de frustración en el suelo.

ravens
Ravens vs. Colts – Week 9 NFL. | ©Shawn Hubbard – Baltimore Ravens

Una defensa que seguía a ese nivel, y paraba a sus rivales poco después de cruzar el medio campo al comienzo del segundo cuarto. Con un último snap de infarto en el que un drop casi acaba en intercepción, ya que a Bonds se le escapó el balón entre los dedos.

Esto no era aprovechado por su ofensiva, quien se veía falta de potencia y muy poco imaginativa. Aún intentando options que tan bien les salen, la defensa local les paraba sin ninguna dificultad sin salir de su propio campo.

A trancas y barrancas, Lamar conseguía sacar a su equipo de su propio campo en un drive. Aprovechando una falta personal de Blackmon en la que golpeaba en la cabeza al QB en una carrera. Pero ni con esas eran capaces de generar el más mínimo peligro. Llegando a enfrentarse a un 3 y 35 prácticamente imposible, y pateando una vez más para devolver el balón a sus contrarios.

Philip Rivers es arrollado por el defensive end de Ravens Yannick Ngakoue mientras intenta lanzar. | ©AJ Mast – AP Images

Los equipos especiales le ponían las cosas fáciles a la defensa de Ravens, y obligaban a Colts a arrancar en su yarda 7. Y estos lo hicieron perfecto hasta el tercer down. Teniendo encerrado a Rivers en su propia endzone cometieron dos sanciones en la misma jugada. Un offside que claramente declinaban en favor del roughing the passer que les daba muchas mas yardas, y primer down automático. Lo que les insuflaba de nuevo aire, y conseguían meterse en el campo rival justo antes del two minute warning.

Aún la defensa sacó casta y consiguió frenarlos lo justo. Para anotar solamente un field goal antes del descanso, y dejaba el ajustado marcador con sólo 3 puntos de diferencia.

La defensa de Ravens fue clave durante todo el encuentro

A la llegada de la segunda mitad, parece que Harbaugh hizo ajustes en el ataque y los resultados fueron inmediatos. Tanto con pases como carreras funcionaron perfectamente. Pero la suerte tampoco estuvo de parte de los Ravens esta vez y, ya en la red zone, Buckner provocaba un fumble sobre Edwards y era recuperado por Leonard para su equipo. Lo que dejaba este drive sin puntos otra vez.

Darius Leonard celebrando tras recuperar el fumble. | ©Indianapolis Colts

Al defender, Marcus Peters obraba el milagro e interceptaba un largo pase de Rivers que en un principio no era pitado, pero que al challenge, la jugada era cambiada y Baltimore volvía a tener el balón.

Y otra vez el ataque seguía funcionando. Lamar estaba especialmente certero con los pases, confiando siempre en sus dos favoritos, Brown y Andrews, y las options en las que él mismo participaba también rascaban más de un primer down.

Y tuvo que consumir sus tres intentos en primero y goal, para que por fin Edwards atravesara la defensa local y pusiera a su equipo por delante por primera vez en todo el partido.

El comienzo del último cuarto pilló a medias otro drive ofensivo de Baltimore. Viéndose con ventaja el esquema era mucha carrera, las options estaban funcionando bien e incluso habían salvado un peligroso cuarto down.

ravens
Lamar Jackson, QB de Ravens, anotando TD el mismo. | ©AJ Mast – AP Images

Consumiendo todo el tiempo que les fue posible, se colocaron en un 3 y pulgadas en la 9 de Indianapolis. Y en una jugada de engaño impecablemente ejecutada, el mismo Lamar se escapaba por la banda izquierda y sumaba otro touchdown que ponía a su equipo a una distancia segura de 11 puntos con 11 minutos por delante todavía.

La defensa de Baltimore, que sólo había permitido 1 yarda en toda esta segunda parte, si permitió algo mas en este drive, llegando Colts incluso a meterse en la 16 de su rival. Pero obligados a jugarse el cuarto down, fueron capaces de pararlos y devolver el ovoide a sus compañeros.

Pero esta vez no consiguieron ni un primer down, pero lograron que sus rivales consumieran sus tiempos muertos, obligando a Rivers a jugar forzado. Tan forzado que tampoco era capaz de conseguir un primer down, y Ravens comenzaban a atacar en la 36 de su propio campo.

Una posición tan cómoda que, aunque tampoco fueran capaces de avanzar lo mínimo, si dio pie a que Justin Tucker metiera un field goal que los ponía a 14 puntos rozando el two minute warning del final.

Tiempo insuficiente incluso para Rivers. Aunque avanzara fácilmente, sin olvidar que la defensa de Ravens le dejaba avanzar por el centro sin problemas, sin sus tiempos para parar el reloj, se vieron frenados a las puertas de la endzone sin sumar un punto más.

Ravens vs. Colts Week 9 Highlights – NFL 2020. | ©NFL


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en Instagram como en Twitter Facebook!