Baltimore Ravens despejan todas las dudas y ganan comodamente a L.A. Chargers – NFL 2021

Lamar Jackson se puso el traje de MVP, que junto a una defensa inconmensurable, lograron un partido perfecto y arrasaron con Chargers.

chargers

Lamar Jackson, QB de Ravens, en plana carrera - Week 6 NFL 2021. | ©Shawn Hubbard - Baltimore Ravens

Después del NFL London Game veníamos con este gran partido entre Los Angeles Chargers y los Baltimore Ravens. Un partido que sobre el papel parecía mucho más igualado de lo que pudimos ver en el campo. Con unos Ravens que pasaron absolutamente por encima de los Chargers en su primer partido tranquilo en este 2021.

Los Ravens vivieron una gran noche ante su público en su contundente victoria ante los Chargers. En el primer cuarto su defensa solo concedió una anotación, mientras que Lamar ponía distancia suficiente para dejar el partido encarrilado para la segunda mitad. En ese periodo, la defensa local salió más fuerte aún y no dejaron a Justin Herbert siquiera acercarse a la redzone. Por primera vez desde que empezó la temporada los Ravens no sufrieron para sumar una nueva victoria y ponerse 5-1. Lo que les empieza a allanar el camino para la lucha por los playoffs. ¡Veamos cómo fue la quinta victoria de los Ravens este año!

La defensa local solo permitió una anotación a Chargers

El comienzo del encuentro no podía arrancar mejor para los locales. Conseguían parar sin problemas a Herbert y su ofensiva, con un Patrick Queen más centrado como bien prometía en su twitter esta semana, para luego arrancar su drive muy atrás en su yarda 10. Lamar comandaba un primer down impecable, con la mejor combinación de aire y tierra que se le ha visto este año.

Tuvo algún error de lectura, pero nada grave, y esos terceros downs que tantos problemas le llevan dando, los solventó. Para llegados a la 14 rival, darle el ovoide a Murray y que este se metiera hasta la cocina con su carrera y subir el primer touchdown del encuentro a cinco minutos de acabar el primer cuarto.

Volvían a defender como jabatos, aunque Queen se llevó un golpe feo en el muslo que hacía dudosa su vuelta al campo, no permitiendo ni un primer down y con Elliot atrapando a un frustrado Herbert en el tercero. Otra vez Lamar ejecutaba un segundo drive perfecto para acabar el primer cuarto y empezar el segundo. Se apoyó sobre todo en Mark Andrews para su juego aéreo y una vez en la redzone, dio el balón a Le’Veon Bell para que metiera su primer touchdown con Baltimore, el equipo contra el que ha jugado toda su carrera.

Y otra vez la defensa de Baltimore funcionaba a las mil maravillas. Pero la de Chargers por fin conseguían frenar a su ofensiva, por lo que el tercer drive se quedaba en blanco. Herbert sí pareció avanzar un poco mas en su siguiente serie, pero ya metido en campo rival, los Ravens los llevaban contra las cuerdas. Y en el tercer down casi es interceptado por Marlon Humphrey. El mismo que consiguió que el pase fuera incompleto en el intento del cuarto down, y dejaba a su ofensiva una cómoda posición para arrancar.

Otro drive en el que la defensa de Chargers ya se notaba que había ajustado al juego de Lamar y conseguía pararle al avanzar un poco. Fue suficiente para que la infalible pierna de Justin Tucker clavara un field goal de 52 yardas.

Ahora es cuando vino el momento locura del partido. El ataque de Chargers parecía funcionar bien, Elliott le interceptaba un pase y provocaba el primer turnover del partido. Pero aquí no acababa la cosa, Lamar en su primer pase tras esto, también era interceptado por Bateman y volvía el partido como estaba.

Tras un pase a Williams que lo dejaba en la yarda uno, Herbert encontraba a Cook en la esquina derecha para subir su primera anotación del partido. Aunque con el fallo del extra point, se quedaba en 6 puntos. Lamar intentó anotar antes de la llegada del medio tiempo ya que su equipo recibía el balón a la vuelta, incluso apoyándose en el two minute warning. Pero a la vuelta de este, su línea se cayó como un castillo de naipes y no le permitió adelantar lo suficiente para ni siquiera intentar un field goal.

Los Ravens consiguieron firmar la victoria antes del último cuarto

A la vuelta del descanso, la ofensiva córvida pareció retomar las fuerzas. Lamar esta vez confió plenamente en el juego terrestre, lo que le hizo comerse mas de la mitad del cuarto con este drive. Freeman y Murray fueron alternándose para mover las cadenas poco a poco y comerse todo el tiempo posible. Incluso esporádicamente el propio Jackson para esas últimas yardas en el tercer down. A la llegada a la redzone, no dudó y lanzó un certero pase a Andrews, quien estaba desmarcado completamente en el centro de la endzone y volver a tomar distancia.

Chargers se chocaba otra vez con el muro que le había plantado Baltimore delante. Ni siquiera una falta que les acercaba al primer down conseguía que avanzaran. De manera ilógica, se jugaron un cuarto down estando todavía en su yarda 19. Que acababa en pase incompleto, lo que dejaba a Ravens una oportunidad de oro para marcar una vez más. No consiguieron meter touchdown, viendo como los pases de Lamar eran demasiado largos para los intentos de Andrews o Brown. Tucker pateaba otra vez y ponía a su equipo a 21 puntos.

Lamar volvía a comerse lo que quedaba de cuarto y metía a su equipo en la redzone con un apurado pase a Andrews por el centro de la defensa. Para, a la llegada del último cuarto, realizar una jugada de engaño en la que él mismo se lanzaba a correr. Pero hacía un pase lateral a Freeman y este se metía hasta la zona de anotación sin mayores problemas.

Por más que lo intentaron, la defensa de Ravens en estado de gracia. Y no dejaba que Los Angeles tuvieran la mínima oportunidad. Junto a que Lamar supo gestionar muy bien el tiempo y se comió el cuarto sabedor de su ventaja. Y sin ni siquiera tener que anotar para llevarse cómodamente la victoria frente a Chargers.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NFL y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!