Baltimore Ravens vuelven por todo lo alto

Baltimore destrozaron a unos Cleveland Browns sobrepasados, que no entraron en ningún momento en el partido.

baltimore

Lamar Jackson, QB de Baltimore Ravens, ha vuelto esta temporada con una faceta más lanzadora. | ©Shawn Hubbard - Baltimore Ravens

Baltimore vuelve a demostrar que sigue teniendo un equipo con el que llegar a playoffs y optar a todo. Destrozaron a unos Cleveland Browns sobrepasados que no entraron en ningún momento en el partido.

El partido arrancaba atacando Cleveland, pero la férrea defensa de Baltimore ponía los puntos sobre las ies y no dejaban que su rival hiciera ni un primer down, palmeando los dos últimos lanzamientos de Mayfield e incluso Humphrey interceptando el ovoide.

Con esa posición tan ventajosa, Lamar Jackson lo tenía fácil, pero la gran duda era si su ataque había sido aprendido por las defensas rivales y si, en un principio intento correr y le zafaron rápido, pero insistiendo en el juego de carrera y con alguna que otra filigrana marca de la casa, se acercó lo suficiente a la endzone para conectar un pase con Mark Andrews, demostrando que esta ofensiva todavía tiene mucho que decir este año.

En el siguiente drive, los Browns también eran parados e intentaron engañar a sus rivales en el punt, pero fueron cazados y otra vez los Ravens partían de una buena posición, aunque esta vez solo pudieran sumar un field goal de 41 yardas, impecablemente clavado por Justin Tucker.

Mayfield no quería dejar que el partido se le escapara y con dos carreras bien ejecutadas, lograba acercarse a la zona de anotación y solo le bastó un pase en segundo down para subir los primeros (y únicos) puntos a su equipo antes del final del primer cuarto. A pesar de este esfuerzo titánico, sus compañeros de equipos especiales no le acompañaban y fallaban el punto extra, quedando todavía una diferencia de 4 puntos.

baltimore
Uno de los pocos pases acertados de Baker Mayfield, QB de Cleveland Browns. | ©Matt Starkey – Cleveland Browns

Al inicio del segundo cuarto, aun con la gran ventaja que les daba la conexión larguísima de Jackson con Hollywood Brown, Ricard era derribado y provocaba un fumble, lo que devolvía el balón a Browns. Que no aprovechaban, ya que a pesar de acercarse al campo rival, una serie de errores y faltas los ponían en un complicado tercer y 39, con lo que poco podían hacer y tuvieron que patear.

Cosa que sí hacia Baltimore, con un Jackson extrañamente pasador y un drive protagonizado por el novato D.K. Dobbins, lograron que este mismo anotara su primer touchdown en la NFL y volvía a poner ventaja a su equipo a pocos segundos del two minute warning del segundo cuarto.

La cosa en los Browns iban de mal en peor, ya que, aunque hicieran un buen drive, eran parados en el campo rival y Austin Seibert volvía a fallar una patada y dejaba a su equipo otra vez sin puntos de cara al descanso.

Con 41 segundos en el reloj, cualquier otro quarterback se hubiera arrodillado y dejar que llegue la segunda parte. Pero no es suficiente para Lamar Jackson, que viéndose con confianza, logro encadenar 4 pases completos de primer down, en un drive exclusivamente en posición escopeta, para volver a conectar con Andrews en la endzone con un corto pase de 9 yardas para colocar a su equipo 18 puntos por encima al descanso.

Inexplicablemente los Ravens se complicaron el primer drive de Browns en el tercer cuarto, ya que unos descentrados Humphrey y Young lograban llevar al traste varios terceros downs con unas faltas ilógicas, pero que lograron solventar y parar en la yarda 40 del rival, a pesar del susto que conseguía dar Odell Beckham Jr. quien pisaba fuera en el pase más claro que había tenido en el partido hasta el momento y que seguía dejando claro su baja forma y el insulso partido que estaba haciendo.

Los Ravens, en estado de gracia, no querían dejar nada al azar y Lamar conectaba esta vez con Snead en un drive rapidísimo. Luego la defensa lograba volver a parar a un Mayfield sobrepasado, que aun completando varios terceros downs se veía parado intentando un cuarto a la desesperada en mitad del campo y con tres minutos del cuarto por delante, volviendo a dar a su rival una posición muy cómoda para arrancar su jugada.

Y que bien le viene el dicho «a perro flaco, todo son pulgas» a Cleveland, ya que, aun logrando frenar la ofensiva de Ravens, un fumble en una jugada de carrera les hacia volver a perder el balón y dejando a sus rivales una oportunidad de oro para arrancar el ultimo cuarto.

Y es que dejar a Lamar Jackson y su ataque que comiencen un drive en tu yarda 20, no es buena señal. El propio QB se arrancó para completar el primer down, algo que fue tan habitual en la anterior campaña, no lo fue tanto en este partido, viendo una faceta mas pasadora del MVP. Luego entregó a Ingram el balón en la yarda 2, quien taladró la defensa y entraba como una apisonadora para colocar a su equipo por encima de los 30 puntos de diferencia en un marcador ya demasiado abultado.

El resto del cuarto fue las defensas parando mutuamente al otro equipo, con Baltimore sacando incluso a Robert Griffin III para no arriesgar mas de la cuenta a su QB titular y usando sobretodo su juego terrestre para consumir el tiempo lo mas rápido posible.

Como conclusión de este encuentro, tenemos a unos Ravens que demuestran que vuelven con el mismo potencial que el año pasado y un Lamar Jackson más pasador, usando solo su rapidez para zafarse del pocket y pasar en las bandas.

Browns vs. Ravens Week 1 Highlights – NFL 2020. | ©NFL


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en Instagram como en Twitter Facebook!