Los Bears sin touchdowns ganan a los Vikings que no dieron batalla

0

Los Bears logran llevarse el partido sin anotar ni un solo touchdown mientras evidencian todos los problemas de Vikings tras la lesión de Kirk Cousins.

bears

Chicago Bears at Minnesota Vikings - Week 12 NFL Bears. | ©Ravens

La jornada terminaba con un partido muy defensivo que lograron llevarse los Chicago Bears a pesar de no haber anotado ni un solo touchdown. Los equipos especiales y una defensa mucho más potente que la de Minnesota Vikings les bastó para poder llevarse el partido en un final que tuvo a todos en vilo.

La primera parte estuvo dominada por las defensas y los errores ofensivos pero los Bears conseguían adelantarse en el marcador con un field goal. Tras una dura batalla durante toda la primera mitad, los Vikings conseguían acercarse lo suficiente para igualar la contienda antes del descanso. Ya en la segunda parte el ritmo del partido era el mismo y los de Chicago conseguían ampliar su ventaja por dos veces con sendos field goals. Aunque los Vikings despertaban y lograban anotar un touchdwon gracias a T.J Hockenson que les ponía por delante. Pero los Bears lograron sumar el cuarto field goal de la noche que finalmente les dio la victoria.

Las ofensivas desaparecidas

Arrancaba el Monday Night Football con los Chicago Bears atacando. Estos iban moviendo cadenas muy lentamente con el juego terrestre. Justin Fields además conseguía conectar con Khalil Herbert para seguir avanzando. Sin embargo en el campo de los Vikings se veían  parados e intentaban un field goal al limite de la distancia y se iba desviado poniendo a los Vikings al ataque. Pero a estos el balón no les duraba prácticamente nada y en tan solo tres snaps tenían que despejar la posesión.

De nuevo turno para los Bears que empezaban con el propio Justin Fields corriendo para ganar un primer down. Roschon Johnson recibía un pase en corto y se las apañaba para meterse en territorio rival. Y así seguían los Bears avanzando sin que los Vikings pudieran hacer nada cuando entrábamos en el segundo cuarto del partido. Justin Fields lanzaba sobre Cole Kmet para ya meterse en 1&Goal. Justo cuando la defensa de los Vikings se hacía fuerte y no les dejaba anotar el touchdown por lo que se tendrían que conformar con un field goal, 3-0.

Salían los Vikings a la carga pero les costaba mover cadenas y además Jaylon Johnson les interceptaba para darles la ocasión a los suyos de ampliar la ventaja. Pero la ofensiva de los Bears no cumplía y enseguida el balón era para los locales. Otra vez Josh Dobbs se equivocaba y el balón terminaba en las manos de Jaquan Brisker para darles una nueva ocasión al equipo de Chicago. Pero seguían sin poder mover cadenas por lo que el balón era para los Vikings de nuevo. Así continuaba el partido hasta que ya dentro del two minutes warning Josh Dobbs realizaba un gran drive apoyado por las penalizaciones para acercarse lo suficiente para empatar el partido con un field goal.

Los equipos especiales fueron la clave

De vuelta al emparrillado los Vikings tenían la primera posesión. Con un gran carrera de Alexander Mattison llegaban casi hasta el medio del campo. Pero ahí eran frenados por los visitantes y de nuevo decidían jugarse un cuarto down que no convertían por lo que los Bears podían ponerse por delante. Les costaba mucho ir avanzando y Justin Fields iba repartiendo el juego para intentar sorprender a la defensa rival. Lograban acercarse un poco pero llegados a la redzone eran parados aunque podían tomar ventaja en el marcador con su segundo field goal de la noche, 6-3. Los Vikings también tenían muchos problemas para avanzar y por tercera vez en el partido eran interceptados por la defensa de los Bears.

Los Bears planteaban un drive muy parecido al anterior. Y es que aunque al principio conseguían avanzar rápidamente, una vez que cruzaban la divisoria de los dos campos la defensa de los Vikings era más pegajosa y de nuevo se tenían que conformar con un field goal, el tercero por su parte, para poner tierra de por medio en el marcador, 9-3. Los Vikings no sabían ya que hacer porque Kyler Gordon les volvía a interceptar sumando el cuarto turnover para los de Minnesota. Aunque esta vez se libraban cuando Justin Fields era placado y perdía el balón que era de nuevo para los locales. En este momento Josh Dobbs cobraba protagonismo en el ataque y a base de conectar con sus receptores iba avanzando por el emparrillado. Hasta que finalmente T.J Hockenson recibía un misil por el medio para darles la ventaja a los Vikings, 9-10.

Los Bears se veían por debajo por primera vez en el partido y salían intentando ponerle remedio. Pero otra vez el balón se le escapaba a Justin Fields, esta vez mientras salía del pocket y los locales lo recuperaban cuando nos estábamos acercando al two minutes warning. Ocasión de oro para los Vikings que no supieron aprovechar y al final les costaría el partido. Tras despejar el balón los Bears volvían a hacer el mismo juego que todo el partido.

Comenzaban avanzando rápidamente y con un gran pase a D.J Moore se quedaban a tan solo trece yardas de anotar. Con más tranquilidad y confiando en el brasileño Cairo Santos agotaron el tiempo y las jugadas para que por cuarta vez entrase por el diapasón dándoles la victoria. Aunque aún tendrían que aguantar un último envite de los Vikings que con trece segundos intentaron lo imposible. Pero tras intentar jugar con el pase hacia atrás para anotar la victoria era para Chicago por la mínima.


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootballtanto en YouTube, como en InstagramTwitterFacebook, TikTok Twitch!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *