Los Buccaneers salvan un trámite que estuvo a punto de complicarse – NFL 2021

Los Buccaneers estuvieron a punto de complicarse un partido que tenían ganado desde la primera mitad. Los Eagles fueron incapaces de poner ritmo a su ofensiva.

buccaneers

Ronal Jones II RB de Buccaneers en plena carrera - Week 6 NFL. | ©Tori Richmond - Tampa Bay Buccaneers

Estrenábamos una nueva jornada de la NFL con un Thursday Night Football que prometía ser bastante descafeinado. Tampa Bay Buccaneers eran recibidos por los Philadelphia Eagles para dar comienzo a una nueva jornada de football. Finalmente Bucs se llevó un victoria que pudo peligrar en los últimos compases del encuentro con los Eagles encontrando la manera de atacar a los visitantes.

Una nueva jornada de la NFL daba comienzo con un partido bastante desigual sobre el papel. Los Buccaneers solo habían sufrido una derrota y se les presentaba un partido fácil ante unos Eagles que no habían conseguido sumar más que una victoria en toda la temporada. Y el guión iba tal cual lo previsto en el primer cuarto, en el que los Buccaneers conseguían ponerse por delante con facilidad. Pero ya en la segunda mitad los Eagles solo les permitieron un touchdown y pudieron dar la sorpresa en los últimos minutos del partido. Aunque finalmente los visitantes volvían a Tampa con una nueva victoria en su casillero. ¡Veamos cómo fue este primer partido de la sexta semana de la NFL!

La primera mitad fue suficiente para los Buccaneers

Comenzaba el Thursday Night Football con los Buccaneers atacando en la primera serie ofensiva del encuentro. Y empezaban enchufados ya que rápidamente estaban en campo de los Eagles sin que estos pusieran demasiada oposición. Pero no se detenían ahí y seguían moviendo cadenas mediante las carreras de Leonard Fournette y los pases de Brady hasta que se plantaban en 1&Goal. Desde ahí Brady conectaba on O.J Howard para inaugurar el marcador, 7-0.

Ahora eran los Eagles los que tenían la posesión, para iniciar su primer ataque de la noche. No parecía que pudieran durar mucho con la ofensiva en el campo, pero una falta les da alas y con una carrera del propio Jalen Hurts sacan el primer down. Y ahora sí que conseguian un buen pase hacia Watkins para llegar al campo de Buccaneers. Pero lo que les ayudaba a llegar a las puertas de la endzone fue una interferencia de pase en la yarda cinco rival. Tan cerca, Hurts pasó a Zach Ertz que estaba solo en la derecha para poner el empate en el marcador, 7-7.

Vuelta de la ofensiva de los Buccaneers al campo. Y Tom Brady empieza a repartir pases entre Fournette y Godwin que les ayudan a ir avanzando por el emparrillado. Cuando ya estaban en el campo rival, Brady buscaba a Antonio Brown por el medio y este recibía sin problemas y sumaba el segundo touchcdown para los visitantes cuando estábamos a punto de cambiar de cuarto, 14-7. De nuevo los Eagles al ataque pero duraban muy poco en el campo y en seguida despejaban el ovoide.

Lo mismo sucedía en el siguiente drive de los Buccaneers, y el segundo cuarto continuaba con un intercambio continuo de posesiones, en las que ningún equipo era capaz de mover cadenas. Y además Jalen Hurts era interceptado en un pase largo que daba una nueva oportunidad de ampliar la ventaja a los de Bruce Arians. Los Bucs no tenían problemas ahora en leer a la defensa y buscar los huecos para avanzar por el emparrillado. Iba prosperando el ataque y los Eagles ahora no eran capaces de dar una respuesta defensiva. Finalmente llegaban al final del campo y Fournette traspasaba la última defensa por el medio para poner otros siete puntos en su marcador, 21-7.

Dentro del two minutes warning los locales tenían una nueva ocasión, pero la defensa rival no les permitía llegar a primer down y decidían devolver la posesión. Tom Brady decidió intentar ir a por otro touchdown y trataba de pasar en largo. Hasta que uno de esos balones terminó en las manos de Anthony Harris que, con un minuto para terminar la primera mitad, les daba una nueva oportunidad a los suyos de acercarse en el marcador. Pero su ofensiva no supo sacar provecho del regalo defensivo y en tres snaps se veían obligados a despejar. Y con esto se iban camino de los vestuarios con el partido aún abierto para la segunda parte.

Los Eagles despertaron demasiado tarde para remontar

Ahora era la ofensiva de los Eagles la que tenía el primer drive de esta mitad. Pero como venía sucediendo en toda la primera parte no eran capaces de llegar hasta un primer down y sacaban al equipo de punt al campo para que atacaran los visitantes. Brady y compañía iban ganándole terreno a los Eagles y con una gran carrera de Fournette llegaban a medio campo. Y de nuevo iban enlazando pases y carreras para poco a poco abrirse camino por campo rival. Los Eagles no eran capaces de frenarles y de nuevo Tom Brady estaba dentro de la redzone rival. Y desde ahí otra vez Fournette se abría paso a través de la defensa y ponía el 28-7 en el electrónico.

Entrábamos en los últimos minutos del tercer cuarto cuando los Eagles salían al ataque. En la primera jugada conseguían sacar un pass interference que les adelantaría 50 yardas dejándoles a nada de entrar en la redzone. A pesar de eso la defensa de los Buccaneers les complicaba el avance y les llevaban hasta un cuarto down. Que se jugaban y conseguían transformarlo en un touchcdown con un scramble de Jalen Hurts por la derecha, 28-14.

Esta vez eran los Buccaneers los que no podían avanzar y en seguida sacaban al pateador al campo para que volviera el ovoide a las manos de Jalen Hurts. Con este drive entrábamos en el último cuarto del partido. Y de nuevo los Eagles conseguían mover cadenas a pesar de empezar muy metidos en su propio campo. Dos buenos pases les acercaban a la redzone. Pero no lo suficiente para seguir con el drive y decidían recortar distancias con un field goal que lamentablemente salió desviado por la derecha.

Ya metidos en el cuarto final los Buccaneers intentaban bajar el tiempo mediante el juego terrestre. Pero una penalización les obligaba a intentar avanzar de pase y eran llevados hasta cuarto down. Cuando por un turn over on downs volvían a atacar los locales. Tenían una buena posición de campo y además Miles Sanders realizaba un buen acarreo que les dejaba a tan solo 25 yardas de ajustar un poco más el partido. Y de nuevo Sanders les acercaba un poco más con una carrera por la derecha dejándoles a escasas yardas de la anotación. Pero tras varios intentos tuvo que ser el propio Hurt el que corriera hasta la endzone para sumar un touchdown. Que con la conversión de dos dejaba el partido a tan solo seis puntos de diferencia, 28-22.

A pesar de esta diferencia y de que aún quedaba tiempo para el final del partido los Buccaneers monopolizaron el cronómetro y no se volvió a dar una cambio de posesión. La ofensiva dirigida por Brady pudo ir quemado el reloj y cuando ya entraban en los últimos dos minutos, solo tuvieron que arrodillarse para sumar la quinta victoria de la temporada.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NFL y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!