Los Buccaneers solventan un trámite más – NFL 2021

Los Buccaneers cumplen ante los Giants en un partido que no necesitaron demasiado para sumar una nueva victoria que les acerque a los playoffs.

buccaneers

New York Giants at Tampa Bay Buccaneers - Week 11 NFL 2021. | ©Tampa Bay Buccaneers

La jornada terminaba con un partido sin demasiados alicientes. Los Tampa Bay Buccaneers recibían a los New York Giants en el Monday Night Football. Como estaba escrito los de Bruce Arians no tuvieron ningún tipo de problema en superar a los de New York, y así seguir acercándose a los playoffs.

Los Giants no están teniendo una buena temporada, y ya tienen la vista puesta en la siguiente. Mientras que los Buccaneers han mantenido el nivel del año pasado. A la vez que Tom Brady cada día está más cerca de poder ganar el MVP de la temporada. Un partido bastante desigual que se mantuvo sobre el guión durante toda la madrugada. Los locales consiguieron ganar suficiente ventaja para dejar a la defensa que se encargase en la segunda mitad. Un partido fácil que fue un trámite para los Buccaneers que ya buscan su siguiente victoria este fin de semana de Acción de Gracias. ¡Veamos cómo se desarrollo el Monday Night Football!

Brady y su ofensiva impusieron su ley

Para comenzar el último partido de la jornada los Buccaneers tenían el primer ataque. Tom Brady comenzaba pasando, y encontraba O.J Howard para conseguir el primer down. Y así seguían sumando yardas sin que la secundaria de los Giants hiciera nada por evitarlo. Rápidamente se situaban en la redzone rival. Desde donde Brady buscaba a Chris Godwin en corto para que este recorriese los últimos metros del campo e inaugurase el marcador para los locales, 0-7.

Los Giants salían al campo para ejecutar su primera serie ofensiva. Daniel Jones intentaba pillar desprevenida a la defensa de los locales, y empezaban jugando en no huddle para conseguir llegar hasta la mitad del campo. Y a partir de ahí las faltas les ayudaban a seguir ganando yardas. Sin embargo cuando estaban en los últimos metros, la defensa de Buccaneers se ponía seria y les llevaban hasta cuarto down. Los Giants decidían jugarse el field goal con acierto, situando el marcador en un 3-7.

Con estos dos drives se había consumido casi todo el primer cuarto. Cuando los de Bruce Arians volvían al campo para su segunda serie ofensiva. Ahora Brady se apoyaba en Leonard Fournette para ir corriendo la bola, a la vez que iban pasando para volver a iniciar un gran drive. Incluso el propio Brady salía del pocket para conseguir alargar la serie ofensiva. Llegaban hasta 1&Goal, pero esta vez los Giants se hacían fuertes en la endzone. Y obligaban a los locales a conformarse con un field goal, para dejar el resultado con 3-10 cuando ya estábamos en el segundo cuarto.

Los visitantes no conseguían ni un primer down en su siguiente ataque y los Buccaneers volvían a sacar a su ofensiva al campo. Pero no les duraba demasiado la posesión en el primer snap. Tom Brady pasaba demasiado rápido hacia Mike Evans al que le salía el balón rebotado y caía en las manos de Adoree Jackson; que dejaba a los suyos a tan solo cinco yardas del touchdown. Los Giants tan solo necesitaba dos jugadas para con un pase empatar el partido cuando aun quedaba mucho cuarto por jugarse, 10-10.

Volvía el ataque local al campo para intentar subsanar el error anterior. Y Brady lanzaba en largo hacia su compañero Gronkowski para meterse en el campo de sus rivales. Desde ahí seguían avanzando gracias al juego de pase y se presentaban a las puertas del touchdown. Para que finalmente Ronald Jones corría por la izquierda para poner a los Buccaneers de nuevo por delante en el marcador, 10-17. Ahora los Giants lo intentaban, pero otra vez eran parados sin que saliesen de su propio campo. Y el balón volvía a cambiar de manos cuando estábamos cerca del two minutes warning.

Los Buccaneers comenzaban muy metidos en su campo y no les costaba salir, pero el avance era lento. Se acercaban hasta el field goal range, pero las penalizaciones les hacían retroceder otra vez hasta la mitad del campo. Por lo que decidían despejar para dejar a los Giants con menos de un minuto antes del descanso. Estos lo intentaron, pero finalmente perdían el balón con un fumble. Aún así los locales no podían retornarlo, y el árbitro daba por terminaba la primera mitad del Monday Night Football.

Y la defensa no les fue a la zaga

En esta mitad los Giants eran los que comenzaban atacando para intentar poner la igualdad en el marcador. Y estos habían buscado la forma de avanzar en el descanso. Ya que Daniel Jones lanzó en largo hacia Kyle Rudolph que les metía de lleno en el campo de los Bucs. Pero una vez llegados a ese punto la defensa local volvía a ser la de la primera mitad ,y les dejaban a tan solo una yarda en cuarto down. Los Giants decidían jugársela pero para su mala suerte no conseguían avanzar, y le cedían el balón a Tom Brady para que pudiera atacar.

Los locales se veían apurados para mover cadenas, pero Brady lo solventaba con un pase profundo hacia Mike Evans y luego con Breshad Perryman para llegar rápidamente hasta el terreno de los Giants. Seguían pasando para ir sumando yardas en este drive, y sin problemas se presentaban en la redzone. Brady no veía claro el pase en profundo y corrían para meterse en 1&Goal. Y ya desde ahí un pase corto hacia Evans fue suficiente para ampliar el electrónico hasta 10-24 cruzando el ecuador del tercer cuarto.

Para más problemas visitantes en el siguiente drive Daniel Jones recibía mucha presión y lanzaba forzado y McLendon atrapaba el pase. Para recuperar así la posesión y dejar a los Buccaneers prácticamente en la zona de field goal. Estos conseguían un primer down pero poco más avanzaron y de nuevo transformaban una patada de campo para alejarse un poco más en el partido, 10-27. Los Giants necesitaban una anotación para poder meterse en el encuentro. Sin embargo la defensa local seguía sin dejarles avanzar, y no conseguían salir de su propio campo antes de tener que sacar el equipo de punt al campo.

Con el anterior drive habíamos llegado al último cuarto del partido, y los Buccaneers volvían a tener la posesión para intentar ir asegurándose la victoria. Estos intentaban correr para bajar el tiempo pero no conseguían su objetivo, y en tan solo dos minutos el ovoide volvía a estar en las manos de Daniel Jones. Quien gastaba incluso más tiempo intentando avanzar rápido, pero como sus rivales no conseguían el objetivo; Edwards interceptaba un mal pase de Jones volviendo a dejar a los Buccaneers con una gran situación de campo.

No comenzaban nada mal cuando Brady aramaba el brazo para conectar con Mike Evans dentro de las últimas veinte yardas. Pero desde ahí no pudieron hacer nada más y se veían en cuarto down. Decidieron asegurar los tres puntos y poner tres touchdowns de diferencia con un field goal que fue bueno, 10-30. Los Giants veían como el tiempo iba en contra y estaban muy abajo en el marcador. Además en su siguiente serie ofensiva no fueron capaces de mover cadenas, y de nuevo se veían defendiendo.

Los de Bruce Arians habían puesto el piloto automático y se dedicaban a bajar al tiempo con carreras, después de haber sentado a Brady para darle descanso. Tuvieron otro drive los visitantes pero, como durante la mayor parte del partido, no pudieron hacer nada. Dejando la última posesión a los Buccaneers, que gestionaron bien el tiempo para cerrar el partido con el mismo resultado. Una buena victoria para los actuales campeones del Superbowl que consiguen seguir arriba de la NFC.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NFL y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!