Buffalo Bills gana una gran batalla en la guerra con los Patriots por la AFC Este – NFL 2021

Los Buffalo Bills ganaron un importantísimo duelo ante los New England Patriots, clave en la lucha por la división AFC Este.

bills

Buffalo Bills at New England Patriots - Week 16 NFL 2021. | ©Bill Wippert - Buffalo Bills

La batalla por la AFC Este está más caliente que nunca. Los Buffalo Bills empataron el récord de los New England Patriots, 9-6, tras vencerles por 33-21, y se ponen a liderar de nuevo la división. Desde el Bye Week, la franquicia de Boston ha perdido los dos partidos que ha jugado y ante rivales directos de la conferencia, como fueron la semana pasada también los Colts.

Los Bills dieron un golpetazo en la mesa con esta victoria que cimentaron desde su primera serie ofensiva. Ganando yardas en prácticamente todas sus jugadas, se plantaron en las últimas cinco donde tuvieron que apostar por un 4&2 que acabó bien. Josh Allen (314 yardas 30/47, y 64 yardas terrestres) conectó con Isaiah McKenzie en la endzone para coronar este primer drive.

Isaiah McKenzie, el gran protagonista

No obstante, los Patriots dieron respuesta tras muchos tipos de jugadas de carrera entre Damien Harris (103 yardas en 18 acarreos), Brandon Bolden o incluso una acción de Gunner Olszewski. Con una jugada de 16 yardas, Harris sería el que conseguiría el touchdown. Pero Buffalo continuaba atacando con dulzura, y volvieron a la redzone tras una scramble de 25 yardas de Allen. Aunque tuvieron que conformarse con tres puntos de Tyler Bass desde la yarda 25 (10-7).

Estábamos ya en el segundo cuarto cuando el rookie Mac Jones (145 yardas sin apenas llegar al 50% de acierto en sus lanzamientos) se vería interceptado por Micah Hyde. La ofensiva llegaría rápido a posicionarse a una yarda de la goal line, pero decidieron jugarse un nuevo cuarto down que esta vez no resultó. El balón se le escapó a Emmanuel Sanders y posesión de vuelta para New England.

Sin embargo, los de Bill Belichik no pudieron alargarlo más allá del primer tercer down y Buffalo recibió el complicado despeje desde la endzone para partir desde la yarda 42 del campo rival. No perdonarían. Los Bills anotarían nuevamente por medio de Stefon Diggs justo antes del descanso, para distanciarse a un 17-7.

3 TDs de Damien Harris

La defensa de los Patriots obligó al kicker Tyler Bass a patear otra vez, a pesar de que sus rivales regresaron a la zona roja al iniciar la segunda parte. Desde la yarda 34, Buffalo se apuntaba tres puntos más. Mientras tanto, Mac Jones, que había empezado completando cuatro de sus primeros cinco lanzamientos, se achicó ante la defensa de Buffalo. Tuvo una mala racha de haber conectado solo uno de sus ocho pases siguientes. Al menos volvió a entonarse en este tercer cuarto y, buscando principalmente a Jakobi Meyers y a N’Keal Harry, más el gran trabajo terrestre de Harris, los Patriots se reencontraron con la endzone. O mejor dicho, Damien Harris se reencontró con la endzone para acercarse los Patriots a una anotación, 20-14.

El ataque de Sean McDermott siguió a lo suyo. Con carreras ahora de Devin Singletary, y un desatadao McKenzie (125 yardas en 11 recepciones), completando una big play de 28 yardas, los Bills volverían a anotar. Esta vez por medio del running back Singletary. Buscaron la conversión de dos, pero el intento hacia Jake Kumerow fue incompleto (26-14).

Andaba ya el último cuarto y los Patriots debían mantenerse enganchados en el partido en su siguiente drive, y lo consiguieron. Un par de buenos envíos de Mac Jones y uno tercero hacia Meyers de 21 yardas impulsaron la posesión que, de nuevo, Harris se encargaría de rematar. Su tercer touchdown en este encuentro para poner un emocionante 26-20 a unos siete minutos del final.

Los Bills son los nuevos líderes de la división

Pero los Bills no se inmutarían. Se pusieron ya en modo rentabilizar la diferencia en el marcador, gestionando el reloj y, encima, acercánddose al campo contrario poco a poco. Un par de pases consecutivos daría Allen de más de 15 yardas cada uno para McKenzie, y definió el partido convirtiendo una cuarta oportunidad a una yarda. Play action y el quarterback salió a correr por la izquierda para ganar 8 yardas y un primer down crucial a menos de cuatro minutos estando ya como mínimo en posición de field goal.

Sin embargo, la defensa de New England no les supo contener y, para colmo, Buffalo pusieron otros siete puntos. Allen daba su tercer pase de touchdown a Dawson Knox. El partido se sentenció cuando Mac Jones, estando por la mitad del campo en su último drive de este duelo, intentó lanzar una bomba hacia la endzone a falta de un minuto. Envío profundo que acabaría siendo interceptado también por Micah Hyde para cerrar el noveno triunfo de la temporada de los Bills.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NFL y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter, Twitch Facebook!