Los Chicago Bears sacan un sufrido triunfo ante unos hundidos Panthers

0

Los Chicago Bears sacaron un apurado triunfo contra unos Carolina Panthers que no levantan cabeza, con un solitario TD de D’Onta Foreman.

bears

Carolina Panthers at Chicago Bears - Week 10 NFL 2023. | ©Bears

El Thursday Night Football esta semana nos ofrecía un descafeinado duelo entre dos de los peores equipos de la temporada. Los Chicago Bears (3-7) salieron victoriosos por un paupérrimo 13-16 ante los Carolina Panthers (1-8) que no levantan cabeza y sin duda son la cenicienta de la NFL.

Este encuentro era un tanto especial para Chicago ya que, para ellos, cuanto peor acaben la temporada los Panthers, mejor. Y es que recordamos que por el traspaso de D.J. Moore a cambio del pick nº 1 del 2023, Carolina daba su primera ronda del 2024. Con lo cual, mientras peor finalicen los Panthers en la clasificación, más alto elegirán los Bears en el próximo Draft… a parte de su pick propio, que por lo que vemos también será muy alto.

Igualmente, son dos franquicias en plenísima reconstrucción donde podíamos ver en el partido a jugadores de los que se espera que sean el futuro de estos equipos. Teníamos un curioso duelo inédito entre el mejor quarterback de hace dos temporadas de college football en la NCAA Division I, Bryce Young, contra el mejor quarterback de la Division II en 2022-23, Tyson Bagent. Bagent sigue sustituyendo al lesionado Justin Fields, quien se dislocó el dedo pulgar en su mano de lanzar. Es decir, teníamos frente a frente a un ganador del Heisman Trophy contra el último galardonado con el Harlon Hill Trophy.

Apagado duelo entre Bryce Young y Tyson Bagent

A Bagent (162 yardas, 20/33 completados), undrafted y QB suplente, no se le puede exigir mucho. Pero Bryce Young (185 yardas, 21/38), pick uno del Draft, sigue sin adecuarse a esta NFL. Por lo que tendríamos un duelo absolutamente pobre en ataque. Y mientras las ofensivas empezaban frías y sin riesgos algunos, el partido despertó con un retorno de punt maravilloso de Ihmir Smith-Marsette por 79 yardas que acabó en touchdown para los Panthers.

Como respuesta, Chicago progresaría con sus screens hacia D.J. Moore y las carreras de D’Onta Foreman (80 yardas en 21 acarreos), facilitando una situación de campo en la que Cairo Santos podría aportar tres puntos. Indicar que los Bears están ofreciendo un juego terrestre de lo más productivo en la liga, el segundo con más yardas totales solo después de Baltimore Ravnes y el cuarto con mejor promedio de yardas de carrera por partido. Y con un Foreman reivindicándose y siendo una estrella en ganar yardas tras contacto.

Más tarde, Bryce Young daba una excelente big play para Mike Strachan de 45 yardas. Y aunque el drive terminó como todos hasta ahora, al menos también lograban una buena posición para que su kicker Eddy Piñeiro estableciera el 10-3. Después, un sack de Justin Jones sobre la yarda uno obligaba a Carolina a despejar el balón desde bien lejos. Eso hizo partir a Bagent bien avanzado. Y se la jugaron en un 4&4 donde el joven quarterback rookie daba un buen pase a Tyler Scott para seguir en el campo. Aunque solo sirvió para poner más fácil el field goal de Cairo Santos, desde la yarda 36 (10-6).

Carolina sin identidad y sin rumbo

Los Panthers frecuentarían el territorio rival pero se vieron incapaces constantemente de buscar la endzone. El corredor Chuba Hubbard apenas corrió nueve veces y avanzó 23 yardas. Y los Bears, con más tiempo de posesión y más primeros downs ganados, terminarían llevándose el gato al agua.

Dentro del último minuto, una falta sobre Bagent por violencia innecesaria de Deion Jones, y dos buenas conexiones con Moore y Cole Kmet, catapultaron a los Bears a arrimarse aún más en el marcador. Patada de 39 yardas de Santos para el 10-9. No obstante, había pasado ya la primera mitad y aún no habíamos visto un touchdown en ataque por parte de ningún equipo.

El tercer cuarto arrancó con la misma dinámica que el primero. Ataques sin brillar, sin ideas, y los punts sucediéndose. Un nuevo sack, ahora de Yannick Ngakoue dentro de las primeras cinco yardas, hacía que la defensa de Chicago volviese a ganar la partida en las trincheras. Acción que de nuevo hacía que la ofensiva empezase bien dentro del campo. Y Moore, Foreman y Kmet, más un primer down ganado por Bagent empujando sobre la línea ofensiva, llevaron a los Bears a amenazar por primera vez realmente la endzone llegando a las últimas cinco yardas. El running back Foreman obraba el único touchdown y ponía a Chicago por primera vez por delante en el marcador (10-16).

Las defensas siguieron imponiendo su ley ante estos pobres ataques. Sobre todo la de los Bears, con una gran actuación de los defensive backs Kyler Gordon y Jaquan Brisker, y del linebacker T.J. Edwards siendo partícipe en una docena de placajes.

Foreman y Piñeiro salvan a los Bears

Un mal punt de Trenton Gill hizo partir a Carolina a 40 yardas de la goal line mientras se finalizaba el tercer cuarto. Pero se les atragantó el drive, retrasado 20 yardas por penalizaciones de holding e interferencia de pase ofensiva. No obstante, acabaron jugándose un 4&6 que salvó una recepción de Tommy Tremble con Bryce Young teniendo que escapar del pocket. Igualmente, la secundaria de Chicago ya mencionada siguió cumpliendo y finalmente Piñeiro reaparecía para poner un 13-16.

Para el siguiente turno de Chicago, un play action terminó en manos de Kmet para una buena ganancia de 14 yardas, y los acarreos de Roschon Johnson movían cadenas. Pero tendrían que despejar a pesar de visitar el campo rival.

Ya estábamos en los últimos siete minutos y Bryce Young regresaba al campo con la necesidad de anotar. Adam Thielen tuvo dos buenos catches y entre medias Young convertía un cuarto y pulgadas corriendo. Pero un sack de Rasheem Green y un pase completo a Hayden Hurst que se quedaba corto para ganar el primer down, les llevó a la cuarta oportunidad. Aunque Miles Sanders recibía y los Panthers permanecían atacando.

Young hasta ahora en este virtual drive ganador llevaba 6/8 pases efectivos. Ya con cierta tranquilidad de al menos empatar con un field goal, el quarterback buscó más en profundo y todo fueron incompletos, terminando con un cuarto y diez dentro ya del two minute warning. Desde la yarda 59, Piñeiro se quedaba corto en la patada y los Bears se salvaban.

Con 1:40 en el reloj, Chicago no arriesgó nada y corrieron para gastar los tiempos muertos del equipo de Frank Reich. Pero en tercer down, apareció Darnell Mooney con una buena recepción para ganar el primer down con el que Bagent podría plantar rodilla para sumar la tercera victoria de la temporada del conjunto de Matt Eberflus.


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootballtanto en YouTube, como en InstagramTwitterFacebook, TikTok Twitch!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *