Las claves en la Conferencia Nacional NFC – Arranca la NFL

Con la nueva temporada de la NFL recién estrenada, os traemos las principales claves de cada franquicia de la Conferencia Nacional – NFC.

Drew Brees y Jimmy Garoppolo. | ©NFL

Por fin estamos en la primera semana de NFL. Este jueves arrancó la temporada 2020 y desde ASH vamos a intentar haceros la espera hasta esta tarde-noche más amena aún trayéndoos las claves de cada franquicia. En este artículo toca hablar de los equipos de la Conferencia Nacional, la NFC. Sin más preámbulos, vamos allá.

NFC ESTE

nfc
NFC Este. | ©NFL/ SI

Philadelphia Eagles

Después de 3 temporadas consecutivas llegando a los playoffs, los Eagles parten como favoritos para ganar su división. Aunque dependerá, y mucho, de la continuidad de Carson Wentz en el campo. Durante esta larga offseason, los Eagles, han mejorado su secundaria trayendo de los Detroit Lions a Darius Slay, quien ha llegado para darle una mejora inmediata a la defensa de Philadelphia.

El problema de estos Eagles viene en su línea ofensiva, las lesiones de Brandon Brooks y de Andre Dillard ponen contra las cuerdas a un línea que sabe que su quarterback no debería de recibir demasiados golpes por el bien del equipo. La recontratación de Jason Peters les da un poco de aire pero, con dos puestos para cubrir, se nota insuficiente.

Dallas Cowboys

La llegada de McCarthy ha de suponer un cambio de aires en la franquicia de Dallas. Con la contratación del nuevo Head Coach se espera que Prescott mejore, aún más si cabe, su juego aéreo. Ademas vía draft llego el receptor Ceedee Lamb que junto a Amari Cooper y Michael Gallup serán uno de los mejores tríos de receptores de toda la liga. En el backfield siguen contando con el gran corredor Ezekiel Elliot. McCarthy tiene todas las herramientas, solo necesita hacerlas funcionar.

Por la parte defensiva la lesión y posterior corte de Gerald McCoy deja a su línea defensiva sin la mejora que prometía después de la free agency; con todo eso los fichajes de Aldon Smith, Dontari Poe y Everson Grifen aunque no son muy jóvenes, pero darán talento a la defensiva que era el principal objetivo de los Cowboys.

New York Giants

Por Nueva York, el cambio en el staff técnico ha sido de lo más notorio durante esta offseason. La incorporación de Jason Garret como coordinador ofensivo, busca que Daniel Jones de un paso al siguiente escalón como ya hizo Garret con Tony Romo y Dak Prescott. Que los números no engañen, a pesar de todas las derrotas de los Giants, Jones hizo un buen papel como quarterback teniendo partidos con 4 y 5 touchdowns sin intercepciones.

La línea ofensiva ha mejorado con su primera elección del draft, Andrew Thomas y el también rookie Matt Peart que llega para acompañar a Willy Hernandez. Es sensible en esta escuadra la baja de Nate Solder para esta temporada. Eso sumado a otras dos bajas en la posición de CB dejan a la defensa vulnerable para el 2020.

Washington Football Team

El equipo sin nombre ha tenido muchos cambios desde diciembre de 2019, primero lo obvio, cambio de nombre, de logo y hasta de uniformes. Segundo la llegada del Head Coach Ron Rivera amén de muchos cambios dentro de la propia directiva del club. A su llegada Rivera ha encontrado un equipo con la necesidad de liderazgo que tendrá que encontrar en Dwayne Haskins su referente tanto en la ofensiva como capitán del equipo.

Con muchas incógnitas por no haberles podido ver en los partido de pretemporada, la llegada de Chase Young es una de las pocas noticas buenas en la franquicia. Con el se espera que la joven defensa formada por Montez Sweat, Aaron Payne y Jonathan Allen tenga una mejor actuación que en años anteriores. Para este 2020 se espera un año duro en Washington.

NFC NORTE

nfc
NFC Norte. | ©NFL

Chicago Bears

El que podía haber sido uno de los equipos revelación del 2019 se deshinchó a la vez que lo hacía el rendimiento de su estrella defensiva Khalil Mack y del quarterback Mitchell Trubisky. Del primero cabe esperar que este año vuelva a mostrar todo el potencial que demostró en su primer año con la franquicia. El tema Trubisky es más complejo, y los Bears decidieron traerse a Nick Foles por si no termina de funcionar. A día de hoy la titularidad todavía le pertenece, pero un mal inicio podría darle la titularidad a Foles.

En la parte defensiva el fichaje de Robert Quinn para ayudar a Mack en el cuerpo de LB. La secundaria se ha quedado un poco coja con la marcha de Prince Amukamara que tendrá que sustituir el rookie Jaylon Johnson, pero sin pretemporada es complicado que pueda empezar la temporada como titular.

Detroit Lions

La inconsistencia en el ataque terrestre de los Lions es la principal carencia de este equipo desde hace ya algunos años. Para darle más armas a su backfield optaron por el corredor D’Andre Swift, sumado al talento cuando no esta lesionado de Kerryon Johnson podrían darle movilidad a las cadenas al juego terrestre de Patricia. El Head Coach necesita que el equipo termine de arrancar si quiere conservar su puesto de entrenador jefe.

Para la defensa trajeron a Jeff Okudah con el pick 3 para contrarrestar la marcha de Slay. Con Trufant al lado contrario la secundaria de Lions tendría que funcionar bastante bien desde el inicio.

Green Bay Packers

Pocas novedades en la bahía, donde lo más destacado de estos meses fue la elección de Jordan Love en la primera ronda del draft. Lo que a más de uno le llevo a pensar que Rodgers tendría rival por el puesto en este 2020, pero nada más lejos de la realidad, Rodgers todavía tiene cuerda y puesto asegurado. También sorprendió que no fueran a por algun receptor, ya que apenas tienen profundidad en esta posición. Pero LaFleur ya demostró que puede hacer muy buena temporada con los efectivos que dispone. Además que el juego de carrera de Aaron Jones parece que funciona y quita presión a los receptores.

Por el lado defensivo, la perdida de Blake Martinez la suplieron desde Chicago con Christian Kirsksey, que si las lesiones le respetan durante el año puede convertirse en un pieza clave de la defensa.

Minnesota Vikings

Dos grandes movimientos en la agencia libre han marcado a los Vikings. Por un lado la perdida de Stefan Diggs que fue a Buffalo y la contratación de Yannick Ngakoue de los Jaguars. Ngakoue es un gran defensivo y le dará la posibilidad de una doble amenaza al backfield con su compañero Danielle Hunter. La perdida de Diggs es complicada pero no supone un gran problema para Kirk Cousin que seguirá contando con su receptor estrella Adam Thielen, además vía draft ha llegado Justin Jefferson que a pesar de que no se espere un impacto inmediato si que cubrirá la baja de Diggs sin problemas en un futuro.

Quizá la peor parte se la lleve el grupo de cornerbacks, los Vikings, la desconfianza que tienen en Holton Hill después de su suspensión hace que alguno de los rookies vaya adquiriendo más responsabilidades. Para terminar con Vikings va a ser interesante ver a Dalvin Cook, el corredor ya supero las 1000 yardas el año pasado y libre de lesiones se presupone que hará lo mismo este año.

NFC SUR

nfc
NFC Sur. | ©NFL

Atlanta Falcons

Los Falcons se han movido mucho este año en la agencia libre para apuntalar a un equipo que desde su última aparición en la Superbowl se ha ido diluyendo año tras año. Durante la free agency se han hecho con los servicios del corredor Todd Gurley que aunque viene de varias lesiones que han bajado su rendimiento puede hacer un buen papel en Atlanta. También han traído al línea defensivo Dante Fowler y al CB Darqueze Dennard. Este último tendrá que cubrir la importante baja de Trufant que se marchó en la agencia libre.

La ofensiva sigue más o menos igual liderada por Matt Ryan y con Julio Jones como el primer receptor del equipo. Uno de los factores clave para esta temporada es compartir división con Saints y Buccaneers, que les pondrán difícil el regreso a los playoffs.

Carolina Panthers

Año de renovación en Carolina, desde el staff hasta su quarterback. Con la idea clara de que McCaffrey sea la punta de lanza de su ataque, la renovación ha sido profunda. Matt Rhule empezó su andadura por Carolina con la polémica decisión de prescindir de Cam Newton y apostar por Teddy Bridgewater. Una decisión complicada que a la postre traerá largas conversaciones de si fue la mejor decisión. Con su primer pick el equipo eligió al línea defensivo Derrick Brown, que junto a Brian Burns tendrán que intentar suplir las carencias que va a dejar en el front seven la retirada de Luke Kuelchy.

Temporada complicada para los Panthers, que además están en una de las divisiones más complicadas de la conferencia. Pero sí que serviría para ver si el proyecto de Rhule tiene continuidad o no.

New Orleans Saints

Poco tiempo le queda a Drew Brees en la NFL, pero confía al 100% en que los Saints pueden romper la mala racha en playoffs. Para ello a parte de Alvin Kamara y Michael Thomas han añadido al excelente receptor Emmanuel Sanders. El rookie Cesar Ruiz tendrá un papel difícil en la línea ofensiva, al tener que jugar de titular desde el principio por la baja Larry Warford.

Por su parte la defensa está bastante compensanda, con varios jugadores fuertes en cada posición. Dando a los Saints uno de los equipos que mejor balance tienen entre ofensiva y defensiva. Bajo las ordenes de Payton y con Brees a los mandos, los Saints apuestan por una gran temporada.

Tampa Bay Buccaneers

Los protagonistas por excelencia de toda la offseason. Han montado un equipo con la clara intención de llevarse el Lombardi por todos los medios posibles. Han fichado a Tom Brady que después de toda una vida en New England parte hacia Tampa. Pero Brady no ha venido solo, con el han llegado el TE Rob Gronkowski y el RB Leonard Fournette.

La ofensiva de los Bucs da miedo, pero es que su defensa no se queda atrás solo han tenido la perdida reseñable de Carl Nassib que si bien no es un jugador all-pro les daba la profundidad que a lo mejor necesitan en el front seven.

NFC OESTE

nfc
NFC Oeste. | ©NFL

Arizona Cardinals

Kyler Murray demostró el año pasado que puede ser un quarterback franquicia, y una vez demostrado el paso lógico de los Cardinals ha sido rodearlo de mejores armas. El fichaje de DeAndre Hopkins dota al cuerpo de receptores de uno de los mejores WR de la liga, junto con Larry Fitzgerald y Andy Isabella le dan una mayor versatilidad al ataque de Arizona.

En el otro lado del balón la adiccion de Isaiah Simmons les da un gran versatilidad a la hora de poder alinearlo en varias posiciones por su rapidez, aunque de primeras va a actuar de linebacker. Su llegada acompaña a una defensa bastante consolidada con una buena secundaria. A los Cardinals aun les queda mucho camino por recorrer para ser candidatos a jugar en febrero, pero el camino que han tomado es el correcto

Los Angeles Rams

Los Rams han perdido la chispa que tenían hace apenas apenas dos años, cuando nos deslumbraron a todos con la frescura del ataque de McVay. Esos años ya han pasado y para este 2020 se enfrentan a la tesitura de haber perdido un corredor como Gurley, aunque ya había ido perdiendo protagonismo en el ataque, y una tercera opción de pase que tenia en Cooks.

En la defensa, las cosas han cambiado poco y mantienen el mismo bloque liderado por Aaron Donald. Así que el principal problema que tendrán que salvar el equipo angelino será mantener a Jared Goff a un alto nivel, y lanzando menos intercepciones que en 2019.

San Francisco 49’ers

Los subcampeones no han tenido una buena offseason, la perdida de Emmanuel Sanders que se fue a los Saints y las diferentes lesiones que han acumulado su cuerpo de receptores ponen contra las cuerdas a una ofensiva. Que si bien el año pasado jugó muy bien, en el último cuarto de la Superbowl no pudieron manejar una ventaja de 10 puntos.

La baja también de DeForest Buckner va a ser clave en la defensa de los 49’ers, para cubrirle seleccionaron en el draft a Jason Kinlaw, pero después de no tener pretemporada no se sabe en cuanto tiempo Kinlaw podrá suplir de forma eficiente a Buckner.

Seattle Seahawks

Los Seahawks siguen con sus problemas en la línea ofensiva, la partida de D.J Flucker y la renuncia a jugar por Covid de Chance Warkmack dejan como una opción para el puesto de guard que el novato Damien Lewis; con todo lo que afecta que un rookie que no ha jugado en pretemporada tenga que defender a Wilson, quien parece que otro año más tendra que correr por su vida. Sin un juego de carrera consistente, la ofensiva de Seattle carece de una de las armas que tenía cuando ganaron el Superbowl.

La defensa tampoco es la misma que aquella Legion of Bom, pero la adiccion de Jamal Adams les da un toque para poder seguir siendo una de las mejores defensas de la liga. En la línea defensiva han perdido a Clowney que no quiso renovar para este 2020 y L.J Collier tendrá la necesidad de dar un paso adelante y asumir el papel principal dentro de la línea.


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en Instagram como en Twitter Facebook!