Los Colts le dan un repaso a los Bills que pierden el liderato en la AFC Este – NFL 2021

Colts dominan el partido ante Bills de principio a fin y no les dan opciones. Los de Indianapolis se lanzan a su carrera por los playoffs con una contundente victoria.

colts

Indianapolis Colts at Buffalo Bills - Week 11 NFL 2021. | ©Indianapolis Colts

Iniciábamos el domingo con el partido entre los Indianapolis Colts y los Buffalo Bills. Un partido que parecía que iba a ser igualado, y que los de Indianapolis tomaron las riendas desde el primer minuto. Y con una gran defensa y su juego terrestre dejaron a los Bills sin opciones de victoria.

Los Bills llegaban a este partido con la responsabilidad de ganar para no perder la primera plaza de la AFC Este tras la victoria de los New England Patriots el Thursday Night. Los Colts, por su parte, necesitaban esta victoria para seguir manteniéndose en puestos de playoffs encarando la recta final de la temporada.

Lo que iba a ser un partido muy igualado terminó convirtiéndose en una sangría por parte de los Colts. Desde el primer minuto consiguieron frenar a la ofensiva de Josh Allen, y ya habían conseguido una buena ventaja para afrontar la segunda parte. Ahí seguían aumentando su ventaja sin que los Bills pudieran hacer nada, hasta llegar a una abultada y dolorosa derrota para los de Buffalo. ¡Veamos cómo fue el increíble partido que hicieron los Colts para derrotar a los Buffalo en el Highmark Stadium!

Los Colts no dieron opciones a los Bills en ningún momento

Reicibían los Colts la patada incial para tener el primer ataque del partido. Al principio les costaba iniciar el movimiento, pero gracias a un pass interference cogían ritmo. Se ayudaban de las carreras para ir ganando yardas. E incluso el propio Carson Wentz se unía a correr con casi veinte yardas de carrera dejándoles a escasas yardas de la redzone de Bills. Seguían moviendo cadenas con la carrera y, finalmente, era Jonathan Taylor quien corría por la izquierda para inaugurar el marcador, 7-0.

Ahora eran los Bills los que salían a la carga, y Josh Allen conectaba con Emmanuel Sanders para comenzar el drive. Y así con los pases iban consiguiendo meterse en campo rival. Cuando Allen se equivocaba y lanzaba en doble cobertura. Y George Odum se adelantaba a Gabriel Davis e interceptaba el balón dejando a los Colts casi en el medio del campo. Desde ahí los visitantes no tenían problema en volver a avanzar; y cuando estaban a punto de entrar en la redzone, Wentz lanzó en corto para Taylor que tiró de fuerza para recorrer las últimas yardas y ampliar la ventaja a 14-0.

Con dos anotaciones por debajo, y con el primer cuarto a punto de terminar, el balón volvía a estar en manos de los Bills para una nueva serie ofensiva. Allen pasaba hacia Davis, y esta vez sí que era completo y conseguía acercarse a la divisoria de los dos campos. Y luego conectaba con Knox para meterse en el campo de los Colts. Desde ahí tiraban de juego de carrera para seguir aproximándose. Hasta que llegaban a 1&Goal y Allen pasaba en corto a Stefon Diggs, que recortaba distancias con un touchdown, 14-7.

Ya estábamos en el segundo cuarto cuando los Colts tenían la posesión. Realizaron un largo drive en el que, básicamente, la piedra angular fue Jonathan Taylor. Que se recorrió el campo a base de carreras cortas que fueron consumiendo prácticamente todo el cuarto. Sin embargo cuando llegaban a los últimos metros del emparrillado la defensa de Bills conseguía frenarles, y estos se tenían que conformar con un field goal, 17-7.

Pero la suerte no sonreía a los locales, y en el siguiente retorno perdían el balón dejando a los Colts la posesión en su propia yarda dos. Con la potencia de Taylor no tuvieron problemas en recorrer esa distancia y ampliar la ventaja. Situando el electrónico en un 24-7 cuando quedaba poco para irnos al descanso. Tuvieron una última ocasión los Bills pero no pudieron superar a la defensa visitante. Aunque sí que llegaron a field goal range, desde donde se la jugarían para que se fuese desviado.

Los Bills no fueron capaces de reaccionar

Volvíamos del descanso y eran los Bills ahora los que tenían el primer drive ofensivo de la segunda mitad. Pero estos no duraban mucho en el campo y, en tan solo tres jugadas, tenían que sacar al equipo de despeja. Los Colts podían ahora volver a asestar un golpe a los locales, y conseguían ir moviendo cadenas y en seguida llegaban al campo rival. Pero una vez llegaban a ese punto eran parados, y tenían que despejar la posesión para que los Bills volvieran a tener una serie ofensiva.

Estos comenzaban genial. Porque con una carrera por la izquierda de Matt Breida, sumado a unas penalizaciones, les llevaba directamente hasta el campo de Colts. Pero de nuevo la defensa de Colts se hacían fuertes en su propio campo y no les dejaban avanzar. Tenían que jugarse un field goal que se iba desviado dejando el marcador como estaba. Llegábamos a la mitad del cuarto y los Colts volvían apostando por las carreras de Jonathan Taylor. Que conseguían hasta cuarenta yardas cuando se escapaba por la derecha para poner a los Colts en 1&10. Y de nuevo Taylor corría otra vez para aumentar la ventaja visitante y situar el marcador, 31-7.

De nuevo salían los Bills al campo pero la suerte no les sonreía, y Allen lanzaba una intercepción a las manos de Kenny Moore que volvía a poner a la ofensiva de Colts en el campo. Comenzaban con una gran posición de campo y solo necesitaron darle el balón a Taylor para, que a base de varias carreras, fuesen acercándose a la endzone y ampliaba la ventaja dejando el partido más que atado 38-7. Allen intentaba mover cadenas con velocidad y pasaba hacia Breida para empezar a avanzar por el campo. Y así seguían ganando yardas hasta llegar a la redzone, y Allen conectaba con Stefon Diggs que sumado a la conversión de dos puntos ponía el marcador en 38-15.

Los Colts volvían a tener la posesión, y realizaban un buen drive cuando ya estábamos en el último acto del partido. Y como todo el partido Jonathan Taylor era el encargado de mover las cadenas y llevarles hasta campo rival. Pero finalmente eran parados y sumaban otros tres puntos para ampliar el marcador con un field goal cercano, 41-15. Los Bills veían como se estaba acabando el partido y se les escapaba una victoria y el liderato de su división. No bajaban los brazos y Trubisky, que había salido en sustitución de Allen, intentaba avanzar con el juego aéreo. Pero la defensa de los Colts volvía a interceptar por medio de Franklin para que pudieran seguir aumentando la ventaja.

Comenzando desde el campo de Buffalo, los visitantes seguían insistiendo con la carrera para intentar bajar el tiempo ya que estábamos cerca del two minutes warning. Conseguían un primer down pero terminaba cediendo la posesión a los Bills con un turnover on downs. Pero estos solo tenían diez segundos, y con una carrera terminaba este partido que deja a los Bills con muy malas sensaciones en esta parte de la temporada.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NFL y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!