Los field goals dan la victoria a Buccaneers con un Brady maniatado – NFL 2021

Los Buccaneers terminan llevándose un partido en el que Bellichick le ganó la partida a Brady limitándolo a tan solo un touchdown.

buccaneeers

Un duelo muy esperado que cae del lado de Buccaneers - Week 4 NFL. | ©Tori Richman - Tampa Bay Buccaneers

El Sunday Night de esta jornada nos traía uno de los partidos con más expectación de los dos últimos años. Desde que Brady dejó la que había sido su casa desde que llegó a la NFL, no se habían enfrentado los Tampa Bay Buccaneers y los New England Patriots. Y aunque el partido se esperaba sin emoción, finalmente estuvo reñido hasta los últimos minutos del encuentro.

Toda la semana hablando del gran partido en el que se enfrentarán Tom Brady y Bill Bellichik, y por fin pudimos disfrutarlo. El equipo dirigido por Bruce Arians no fueron capaces de encontrar la vía directa para anotar touchdown y finalmente se llevaron el partido gracias a los goles de campo. Los Patriots estuvieron a punto de darle la vuelta al encuentro, pero el field goal dio en el poste y el esfuerzo de los locales quedó en nada. Un gran partido de Mac Jones que dio buenas sensaciones y dejó claro que en la franquicia de Boston han elegido un quarterback de futuro. ¡Veamos cómo fue este duelo entre ajedrecistas!

Bellichick paró a Brady en la endzone

Los Buccaneers eran los encargados de poner el balón en juego. Y se les iba fuera la patada por lo que los Patriots empezaban a atacar desde su propia cuarenta. A pesar de empezar moviendo cadenas Joe Tyron conseguía cazar a Mac Jones, y esto les frenaba de tal manera que tenían que devolver la posesión. Los Bucs no salían mejor parados en su serie ofensiva. Aunque Fournette realizara un gran avance con una carrera por el medio, finalmente acababan sacando al equipo de punt al campo.

Y de nuevo salían los Patriots a intentar romper la igualdad inicial. Pero de nuevo se chocaban contra el muro defensivo planteado por Bruce Arians. Volvían a la carga los Buccaneers y por medio de Fournette iban avanzando hasta la mirad del campo. Pero el gran avance vino cuando Tom Brady, que superaba a Drew Brees con más yardas de pase en la historia, lanzaba hacia Mike Evans en largo para meterse en la redzone de los Patriots. No pudieron seguir avanzando y se tendrían que conformar con sumar tres puntos al marcador, 3-0.

Ahora los Patriots tenían la oportunidad de ponerse por delante de los Buccaneers. Pero después de mover cadenas y que parecíese que el drive iba a terminar en anotación, Antoine Winfield atrapaba un balón que iba hacia Agholor y volvía a dar la ocasión a Brady de ampliar la ventaja. No conseguían avanzar con fluidez pero aun así movían cadenas. Y además Brady conectaba con Antonio Brown para llevarles hasta la 21 rival. Pero ahí la defensa orquestada por Bill Bellichick no les permitían seguir avanzando, y se decidían por probar con el field goal que se iba desviado por la derecha.

Ya estábamos en el segundo cuarto y volvían a atacar los Patriots. Comenzaban con un holding ofensivo que les retrasaba diez yardas. Sin embargo Mac Jones conseguía salvar la situación y se plantaban rápidamente en el medio campo. Gracias a las penalizaciones defensivas seguían avanzando hacia la endzone rival. Hasta que finalmente Hunter Henry les adelantaba en el marcador con un pase corto al medio, 3-7. Los Bucs sacaban a su ofensiva al campo para darle la vuelta al partido, pero no eran capaces de romper la maraña defensiva y terminaban despejando. Para terminar la primera mitad los Buccaneers pudieron recortar distancias y anotar un field goal que dejaba el marcador 6-7 y todo por decidir en la segunda mitad.

Los field goals fueron claves en la victoria de Buccaneers

Volvíamos de los vestuarios con los Buccaneers atacando, pero la defensa de los Patriots seguía como en la primera mitad sin dejar que Tom Brady se sintiese cómodo y pudiese encadenar un drive que terminase en touchdown. Y así los visitantes tenían que volver a despejar sin poder haber llegado a un primer down. Los Patriots ahora podían abrir una brecha en el marcador. Pero perdían la posesión cuando J.J Taylor recibía un golpe de Winfield en el que perdía el balón y Richard Sherman era el encargado de recuperarlo para los de Tampa. Sin embargo la ofensiva no supo aprovechar el regalo defensivo, y de nuevo en tan solo tres jugadas despejaban otra vez.

Los Patriots salían al campo con la intención de cambiar el ritmo del partido pero seguían sin encontrar la manera de superar a la defensa visitante y también en tres snaps cedían el balón a los Bucs. Con el intercambio de punts, los Buccaneers empezaban atacando desde la mitad del campo. Buena posición para Brady que desde ahí se apoyaba en las carreras de Fournette para conseguir meter a su equipo en 1&Goal. Desde ahí Ronald Jones les daba la ventaja con una carrera por la derecha que no encontraba oposición para meterse en zona de touchdown, 13-7.

Ahora los de Bill Belichick necesitaban una anotación para mantenerse en el partido cuando estábamos al filo de entrar en el último cuarto. Empezaban bien el drive con un buen pase de Mac Jones que es acercaba hasta el medio del campo. Además el joven quarterback no tuvo problemas para sostener una serie ofensiva totalmente aérea y presentarse a las puertas del touchdown. Desde ahí Jones buscó a Jonnu Smith que conseguía encontrar la espalda de la defensa y recibir completamente solo en la endzone, 13-14.

Ya estábamos en el último cuarto del partido y los Buccaneers volvían a estar por debajo en el marcador. Tom Brady quería hacer de este drive un touchdown. Empezaban apoyándose en el juego terrestre con Fournette que estaba haciendo un gran partido. Incluso fue el el que tras un pase corto llevase a los de Bruce Arians a la redzone rival. Pero en los últimos metros la defensa de los Patriots estaba siendo inexpugnable. Y de nuevo lo demostraron obligando a Brady a llegar a cuarto down, donde decidieron no jugársela y asegurar tres puntos que les volvían a poner liderando del encuentro, 16-14.

Aún quedaba tiempo para que los locales diesen la vuelta al partido y terminasen llevándoselo. Pero para ello necesitaban ampliar la ventaja y anotar un touchdown. Sin embargo, a pesar de que Mac Jones volvía a tener un increíble drive en el que conectaba con Agholor para llegar a 1&Goal, no pudieron superar la defensa en la endzone y se tenían que conformar con un gol de campo, 16-17. Aunque no era la ventaja suficiente para mantener a raya a los Buccaneers.

Los visitantes veían como el tiempo podía jugar a su favor, un drive largo y un field goal les podrían dar el partido. Conseguían lo segundo no así lo primero, al ser parados sin poder llegar a la redzone rival. Cumplieron con el field goal, pero daban a los Patriots la oportunidad y el tiempo suficiente para anotar y que se llevasen la victoria. Los Patriots tenían la fortuna de que un pass interference les llevaba hasta la 50 y conseguían llegar a field goal range. Pero Folk daba en el poste y el gol de campo no subía al marcador. Dejando a los de Tampa Bay teniendo solo que arrodillarse para sumar la tercera victoria de la temporada.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NFL y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!