El juego de carrera de los Eagles con D’Andre Swift destruye a los Vikings

0

La defensa de los Vikings sucumbió al juego terrestre de los Eagles comandado por D’Andre Swift y siguen sin conocer la victoria.

swift

Minnesota Vikings at Philadelphia Eagles - Week 2 NFL 2023. | ©Hunter Martin - Philadelphia Eagles

Los Philadelphia Eagles consiguieron su segunda victoria de la temporada en el Thursday Night Football que habría la Week 2. Todo lo contrario que sus rivales, los Minnesota Vikings (0-2), que cayeron derrotados por 28-34, con una débil defensa que sucumbió a D’Andre Swift y DeVonta Smith, y con un ataque con muchos errores.

Los Vikings no supieron controlar el juego terrestre de los Eagles que se fue hasta las 259 yardas, 175 del running back D’Andre Swift. Por su parte, ellos apenas fueron una amenaza en carrera (solo 28 yardas aportó Alexander Mattison), y llegaron a perder hasta cuatro fumbles.

El partido empezaría a despuntar del lado de los Eagles con una maravillosa big play de 54 yardas de DeVonta Smith que les metió ya a amenazar la endzone rival, aunque se conformaron con tres puntos de Jake Elliott. Y la defensa de los de Nick Sirianni estaba respondiendo.

4 fumbles perdió Minnesota

Más tarde, en un retorno de los Vikings, Brandon Powell perdía el balón al ser placado por Justin Evans y Philadelphia retomaba la posesión. Sin embargo, el drive era opacado por una intercepción de Theo Jackson. La secundaria vikinga también estaba en el partido.

Con una buena recepción de 24 yardas de T.J. Hockenson, Minnesota entraba en la redzone. Y el tight end dos jugadas más tarde tendría la captura para touchdown y ponía el 7-3 en el marcador. Posteriormente, la línea ofensiva comandada por Jason Kelce dio un paso adelante en la siguiente serie de los Eagles y poco a poco martillearon el emparrillado para llegar hasta primera y gol a base de carreras de todo tipo. Y el quarterback Jalen Hurts (193 yardas en 18 pases completados y 35 yardas de carrera) terminaría empujando el balón sobre la goal line para touchdown.

Pero aún tendría tiempo Minnesota de dirigir una ofensiva cómodamente en el segundo cuarto. Y Kirk Cousins encabezó a los suyos para llegar a primera y gol, con buenos pases para Josh Oliver y K.J. Osborn, y coronando con un lanzamiento profundo para Justin Jefferson de 30 yardas. Sin embargo, el receptor trató de estirar el balón estando en la última yarda del campo, pero era placado por Terrell Edmunds y se le acabaría soltando el balón de las manos. Tras revisar la jugada, el fumble se determinaría rebasando la goal line, con lo cual sería un touchback. Y los Eagles se salvaban así de una anotación prácticamente cantada.

D’Andre Swift lideró un juego de carrera impecable

Los Eagles atacaron una última vez y Boston Scott obró una sensacional carrera durante los últimos segundos de la primera parte ganando 18 yardas. Y el kicker Jake Elliott batía su marca personal convirtiendo un field goal de 61 yardas para poner el 7-13 al descanso. Para colmo, el comienzo de la segunda mitad no fue nada positivo tampoco para los Vikings. Empezaban al ataque y provocaban un fumble a Cousins dándole alcance Josh Sweat y tomando el balón del suelo Fletcher Cox sobre la yarda siete rival. Swift acarreó hasta a pulgadas de la endzone y Hurts empujaba nuevamente el ovoide para irse al 7-20 en el marcador.

La defensa de los Eagles volvió a corresponder después y Hurts regresba al campo, donde ahora conectaría una bomba de 63 yardas para touchdown con un DeVonta Smith que se encontraba completamente desmarcado de su perseguidor Akayleb Evans. No obstante, los Vikings reaccionarían por fin desde el batacazo del fumble de Justin Jefferson. Proyectil de 62 yardas de Cousins con el rookie Jordan Addison quien además eludía el placaje de su defensor y lograba su segundo touchdown en la NFL (14-27).

Ya íbamos entrando al último cuarto y los Eagles regresaron con un drive sostenido, con carreras como martillo pilón y con algún pase de Hurts para mover cadenas nuevamente hasta la zona roja. Aunque la defensiva de los Vikings sobrevivió in extremis por una penalización y por un par de sacks de un inconmensurable Danielle Hunter. A Hurts lo tenían controlado, pero al juego terrestre no. Con ello, la ofensiva de Minnesota salió motivada y progresaron hasta la endzone, donde Osborn acabó recibiendo completamente desmarcado en la endzone para emocionar el partido a menos de ocho minutos del final, 21-27.

Los Eagles ya marchan 2-0

No obstante, los de Philadelphia no se pusieron nerviosos, y avanzaron con las mismas hasta primera y gol para poner una anotación casi definitiva. Con solo cuatro minutos en el reloj, Swift coronó su partidazo con un touchdown que devolvía la ventaja de dos anotaciones (21-34).

Entonces, Justin Jefferson (159 yardas en 11 catches) y T.J. Hockenson salieron en busca del rescate de los Vikings. A contrarreloj, Minnesota se metió en campo rival. Cousins, que terminaría el encuentro con cuatro envíos para touchdown con 364 yardas en 31/44 completados, daba una nueva big play a Justin Jefferson. Y después anotaba Hockenson el 28-34.

Los Vikings para terminar tendrían siete segundos para buscar un Hail Mary. Este resultó en pase incompleto y con ello los Eagles celebraban su segunda victoria de la temporada en casa.


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitterFacebook y Twitch!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *