Los Lions remontan en los últimos cuatro minutos y se salvan ante Chicago

1

Los Chicago Bears a cuatro minutos del final ganaban por 26-14… pero los Lions acabaron remontando in extremis para lograr su 8ª victoria.

chicago

Chicago Bears at Detroit Lions - Week 11 NFL 2023. | ©Lions

Remontada in extremis de los Detroit Lions para salvarse de lo que habría sido la sorpresa de la jornada ante los Chicago Bears. Vencieron por 31-26 cuando estaban dos anotaciones abajo a cuatro minutos del final, y se asientan como líderes en solitario de la NFC Norte con balance de 8-2, codéandose con los máximos aspirantes actuales en la NFL.

Fue un partido divertido que además pudieron disfrutar en Madrid muchos aficionados de toda España en la Watch Party que organizaron los propios Bears, embajadores de la NFL en nuestro país. Fiesta a la que acudimos obviamente desde ASH para vivir un encuentro que desde el inicio parecía que iban a saltar todas las alarmas en Detroit.

Y es que venimos de una semana donde ya anunciamos la mejoría de la defensa de los Bears, aunque muchos no querían evaluarla porque el rival era el peor de la liga, los Carolina Panthers. Pero esta semana se reivindicaron, un grupo donde ha llegado tras el trade deadline Montez Sweat y se ha asentado desde el minuto uno como titular y pieza relevante en esta joven defensiva. Además, Chicago disfrutaba de la vuelta al césped de su quarterback Justin Fields, lesionado por una dislocación de dedo en su mano de lanzamiento y regresó por todo lo alto. Primer drive, conducido extiosamente por todo el campo para acabar con touchdown de D’Onta Foreman.

3 INTs y un fumble regalaron los Lions

Mientras tanto, Jared Goff (236 yardas, 23/35) empezó el duelo asustado y tuvo que ir tomando respeto a la defensa rival que se anticipaba constantemente. El rookie Tyrique Stevenson lograba la primera intercepción. Chicago tuvo que despejar pero, a la siguiente posesión de Detroit, caía otro turnover. Ahora T.J. Edwards se interponía a un pase dirigido hacia Donovan People-Jones. No obstante, el mayor lastre de estos Bears en el partido fue su incapacidad de aprovechar estas recuperaciones de balón desde la defensa y de distanciarse en el marcador. Algo que pudieron hacer en numerosas ocasiones.

Dos intercepciones desaprovechadas. Es más, la segunda la perdieron rápido ya que el receptor novato Tyler Scott en un pase corto concedía un fumble que provocó Cameron Sutton y cogió Alex Anzalone. Tras ello, desde campo rival, los Lions sí lo utilizaron para empatar el duelo. El running back rookie Jahmyr Gibbs era el autor del touchdown en el segundo cuarto (7-7).

Posteriormente, los Bears con Fields al mando (169 yardas aéreas en 16/23 pases completos y líder en carreras con 104 yardas), emplearon más de siete minutos en un drive que llegó hasta la redzone pero que tendría que terminar en field goal. Cairo Santos transformaba desde la yarda 31 a menos de dos minutos del descanso (10-7).

Sin embargo, Goff ensalzó sus labores en esos últimos minutos de juego, tanto en la primera como en la segunda parte. Clave para la apurada victoria final de Detroit. En diez jugadas y minuto y medio de posesión, los Lions golpearían para liderar el marcador antes de marchar a vestuarios. Amon-Ra St. Brown protagonizó y catapultó un drive que él mismo finalizaría en touchdown de siete yardas (10-14).

Chicago no supo irse nunca en el marcador

Pero en la segunda parte volvieron a aparecer los mismos fantasmas sobre la franquicia de Michigan. Perdieron dos balones en el tercer cuarto. Y, a duras penas, Chicago logró una ventaja de más de una anotación que parecía ser definitiva ante tantos errores de los hombres de Dan Campbell. Un sack de Jack Sanborn forzó un despeje y los Bears lograban un nuevo tiro de campo, ahora desde la yarda 53.

Acto seguido, durante el kickoff, Craig Reynolds soltaba el ovoide por culpa de Tyreque Stevenson. Y DeMarquis Gates se encargaba de lanzarse a por el fumble. Estando a 40 yardas de la endzone, el mejor Fields se lució con un envío para 39 yardas con D.J. Moore sobre la zona de anotación (20-14). Y no tardaría en llegar un nuevo cambio de posesión. En un tercer down, Tremaine Edmunds se impulsaba para una nueva intercepción. Desde la yarda 40, Cairo Santos volvía a ser efectivo y ponía el 23-14.

Estábamos ya en el último cuarto, y el siguiente drive siguió calentando a la defensa de Chicago. Sack de Sweat y los Lions no tardarían en despejar. Tras ello, llegaría una serie que parecía ser definitiva, gastando cerca de los ocho minutos de juego, con Fields y Khalil Herbert corriendo de forma efectiva hasta la yarda 21 contraria. Otra patada de tres puntos y los Bears se acomodaban a un 26-14 con cuatro minutos de juego. Si alguno de estos cuatro field goals hubiesen acabado en touchdown, la película habría cambiado totalmente y los Bears estarían dsifrutando ya con garantías de su cuarto triunfo de la temporada. Pero la diferencia era de doce puntos… y la defensa se veía algo agotada para este sprint final.

La defensa de los Bears no supo contener a Goff en los últimos 4 minutos

Goff también supo recomponerse y se enderezó con un drive de tan solo seis jugadas y un minuto de juego. Encontraría en profundo a Jameson Williams para un touchdown que establecía el 26-21. Aún había tres minutos en el reloj y todos los tiempos muertos. Y los aficionados en el Ford Field Stadium empezaban a levantarse de sus asientos expectantes.

Los Bears no arriesgaron. Dos carreras sin apenas ganancia y, en tercer down, Fields se sacó un pase que podría haber sido el highlight del partido buscando en largo a Scott. Pero el receptor se avalanzó a por el balón y no pudo cogerlo. Despeje con aún dos minutos y medio y un tiempo muerto. La defensa concedía primer down tras primer down, con el ex-Bear David Montgomery jugándosela a su anterior equipo. Llegaron a primera y gol y el running back no perdonó anotando. Aseguraba la remontada el rookie Sam LaPorta que recibía completamente desmarcado el punto extra de dos para el 26-29.

Aún había 29 segundos para intentar Fields una épica de forzar al menos la prórroga con otro field goal. Pero los ánimos estaban muy bajos en Chicago. Habían liderado prácticamente todo el partido y sometido con su defensa a un equipo contender en esta temporada como son los Lions. Estos por su parte, habían remontado dos anotaciones en cuatro minutos.

Y en el primer snap, mientras todos esperábamos alguna bomba desesperada de Fields, la jugada acabó de las peores maneras posibles. El tackle novato Darnell Wright era completamente superado por el bueno de Aidan Hutchinson quien alcanzaba ipso facto al joven quarterback sin este darse cuenta. Le provocaba un fumble y el balón salió hacia atrás con Wright corriendo tras él sin éxito, culminando la acción en un desastroso safety que hacía salvar definitiviamente a los Lions de un tropiezo inesperado con la franquicia de Illinois.


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootballtanto en YouTube, como en InstagramTwitterFacebook, TikTok Twitch!