LSU con un histórico Joe Burrow alza su 4º National Championship

0

LSU, comandados por un increíble Joe Burrow, es el nuevo campeón del National Championship de la NCAA, tras batir al último campeón universitario, Clemson.

national championship

National Championship. | ©NCAA

Los LSU Tigers pusieron el broche de oro a una temporada inmaculada para la Louisiana State University conquistando el National Championship por cuarta ocasión. Este es el primer título nacional que la universidad consigue con el formato de Playoffs, pues su último entorchado data del 2007. En 2003 y en 1958 lograron sus otros títulos.

Para ello vencieron en la final de la NCAA a Clemson, defensor y campeón en 2019, por 42-25 en el Mercedes-Benz Superdome. El ganador del Heisman Trophy, Joe Burrow, completó una nueva actuación excepcional ante, esta vez, la poderosa defensa de la universidad de Carolina del Sur.

Burrow repartió 463 yardas de pase en 31/49 lanzamientos con 5 pases de touchdown. En total, LSU ganó 628 yardas si sumamos las terrestres, donde además el quarterback aportó 58 yardas. Clemson, cuya defensiva había promediado 264 yardas por juego a sus rivales, se vio totalmente superada por el juego aéreo del equipo de Ed Orgeron.

national championship
National Championship. | ©NCAA

Sin embargo, el arranque del National Championship dejaba muy buenas sensaciones a los Tigers de la Conferencia ACC. No tardó Clemson en avanzar yardas, pero a la hora de la verdad, la defensa de LSU respondió y les contuvieron en su campo obligándoles a despejar. Fue un inicio de partido peculiar. Los campeones no eran capaces de irrumpir en la redzone, y LSU se veía presionado cerca de su zona de anotación de la que no conseguían salir, y se sucedieron varios punts.

Joe Burrow fue demasiado para Clemson

Mediante una big play de Braden Galloway de 42 yardas y tras únicamente cuatro buenas jugadas y una penalización, Trevor Lawrence dio los primeros puntos con una carrera de una yarda. Por su parte, el ataque de LSU tuvo un comienzo muy irregular. Apenas podían conseguir yardas ni primeros downs, hasta que Burrow encontró y conectó con Ja’Marr Chase para un espectacular pase de touchdown profundo de 52 yardas. El receptor acabó con hasta 221 yardas de recepción.

En el principio del segundo cuarto, un field goal devolvió el mando temporal a Clemson. Después, Tee Higgins (52 yardas aéreas y 36 de carrera), con una reverse play y tras dos jugadas de más de 20 yardas, se marchó hasta la endzone durante 36 yardas con sus compañeros haciendo un buen trabajo de bloqueos (17-7).

national championship
National Championship. | ©NCAA

Pero en el siguiente drive, otro gran catch de Chase, de 56 yardas, colocó el balón en primera y gol. Allí, Burrow supo correr para anotar. Y en la próxima serie ofensiva de LSU, cuatro primeros downs consecutivos y un pase de touchdown de nuevo con destino en Chase, daba la vuelta al marcador, 17-21. Y es que quien estaba sufriendo estragos ahora era el ataque de Clemson. Además, antes del descanso, LSU incrementó su cuenta con Burrow enviando a Thaddeus Moss a la endzone, en un drive en el que destacó una gran carrera del quarterback de hasta 29 yardas.

En la segunda parte Clemson no encontró forma de reengancharse al partido, solo en su primera posesión se acercarían al marcador. Un corto drive de 50 yardas lo finalizó el running back Travis Ettiene (78 yardas terrestres y 36 de pase), y además convirtieron dos puntos a través de Amari Rodgers para ponerse 28-25, a solo un tiro de campo de distancia.

La defensa de LSU domina a Lawrence en la segunda mitad

A pesar de que el front-seven de Clemson supo ejercer más presión con 5 sacks y 8 tackles para retroceder campo, fue la defensa de LSU quien finalmente se llevó el gato al agua. Hicieron que Lawrence terminase por debajo del 50% de lanzamientos completados (234 yardas en 18 pases, 49 por tierra). Incluso solo permitieron una anotación entre el tercer y cuarto periodo. Además, para el QB que causó sensación en el National Championship del 2019, esta resultó ser la primera derrota de su carrera tras 25 victorias seguidas.

Es más, los terceros downs resultaban una losa para ambos equipos, especialmente para Clemson que solo supo convertir una de once situaciones así. Precisamente en una de ellas, el receptor de LSU (4/14) Chase logró una gran jugada, un trampolín para que Moss anotase por segunda vez (35-25) y para que Burrow se convirtiera en el máximo lanzador de touchdowns de la historia. Igualó y superó en este encuantro a Colt Brennan (58). Termina el curso con 60 pases de TDs, el mayor registro de la historia en una temporada NCAA.

national championship
National Championship. | ©NCAA

Burrow y sus receptores volvieron a jugársela a la secundaria de Clemson, y a través de Terrace Marshall Jr., pisaron nuevamente la zona de anotación y LSU ya se distanciaba considerablemente, 25-42. El tiempo corría y la diferencia era de tres anotaciones, por lo que los de Dabo Swinney estaban sobre las cuerdas.

Un momento clave del final de partido fue un largo lanzamiento de touchdown de Lawrence. Pero fue anulado por interferencia de pase del atacante, de Higgins, que de lo contrario habría aferrado a Clemson al partido. En un último arreón, Lawrence en una carrera perdió el balón ante el placaje de Grant Delpit y ahí se esfumaron las opciones del campeón. El running back de los campeones de la SEC, Clyde Edwards-Helaire (16 acarreos y 110 yardas), hizo el resto. Ganó primeros downs y consumió los minutos finales de este épico National Championship.

 Clemson vs. LSU highlights. | ©ESPN


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en Instagram como en Twitter Facebook!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *