Michigan puede con Alabama en la prórroga y Washington doblega a Texas en una batalla espectacular

1

Michigan derrota a Alabama en la prórroga en la Rose Bowl y Washington a Texas en la Sugar Bowl, y jugarán la final del CFP.

michigan

Michigan Wolverines campeones de la Rose Bowl 2023. | ©Michigan

Tendremos una final insólita en el College Football Playoff Championship Game. Dos universidades que desde que tenemos el formato del CFP, desde 2015, nunca habían llegado a la final. Michigan (1) y Washington (3) cumplieron con su status de favoritos en las semifinales y se verán las caras en la lucha por el título. Pero antes de resumiros los dos apasionantes partidos que tuvimos en el CFP, os contamos las últimas bowls disputadas que cierran ya definitivamente la temporada NCAA 2023-24.

Desde que existe el pseudónimo de New Year’s Six para reunir a las seis mejores bowls del año, la universidad de Ole Miss (11) ha presenciado cuatro y solo ha ganado dos, en 2015 y en 2023. Han conquistado la Peach Bowl frente a toda una clásica en las NY6 como Penn State (10), por 38-25.

Ole Miss, su mejor temporada en 60 años

Desde el principio del partido el ataque de los Rebels se notaba mucho más alegre en el juego. Por ejemplo, convirtieron un cuarto down con una trick play donde el quarterback Jaxson Dart (379 yardas, 25/40) acababa recibiendo el balón para alargar una serie que terminó en touchdown del MVP ofensivo, Caden Prieskorn. El tight end tuvo diez capturas para 136 yardas. Como respuesta, Drew Allar completaba un pase muy apurado que salvó Tyler Warren, corrió 75 yardas y puso en bandeja la anotación posterior de Theo Johnson que empataba a diez puntos el encuentro.

Un parcial de 21-7 entre lo que quedaba de segundo cuarto y el tercero, aniquiló a los Nittany Lions. Estos solo encontraron puntos por una big play de Nicholas Singleton de 48 yardas antes del descanso. Los Rebels anotaron un par de field goals, un espléndido touchdown de Prieskorn de 37 yardas y otro de Quinshon Judkins para la tercera asistencia anotadora de Dart. La conversión de dos la recibía Prieskorn.

Penn State intentó reducir distancias en el último cuarto, pero les costaba la vida avanzar yardas. Para colmo, les bloqueaban un field goal y después Dart anotaba el touchdown definitivo a seis minutos y medio del final (38-17). Así, los Rebels culminan la temporada con un balance de 11-2 doblegando a la segunda mejor defensa del país tras Michigan, la de los Nittany Lions. Es su mejor récord prácticamente de la historia, desde que en los años 60 tuvieron años invictos de diez victorias.

Maryland arrasa a Auburn

Maryland logra su tercera bowl consecutiva mientras que Auburn cayó en su cuarta bowl seguida en la Music City Bowl. Los Terrapins se impusieron por 31-13, con un parcial de 21 puntos con más de 200 yardas avanzadas en el primer cuarto. El jugador más destacado, su quarterback Billy Edwards Jr., quien sustituía a Taulia Tagovailoa, hizo lo que quiso en este periodo de tiempo con la defensa de Auburn, y mató ya bien temprano el encuentro. Simplemente completó seis pases (y falló 14) para 126 yardas y corrió por otras 50 con dos anotaciones combinadas. Anotaron Edwards, Preston Howard y Dylan Wade.

Así, los Terrapins solo tuvieron que rentar esa ventaja por el resto del partido. Y lo hicieron con un field goal en el segundo cuarto y un pick six de 44 yardas por parte de Glendon Miller a comienzos del tercero (7-31). Eso y mantener a raya al ataque de los Tigers de Payton Thorne y compañía desde su defensa. Lo hicieron además con varios turnovers, dos fumbles recuperados y una intercepción.

En otra NY6 previa a la Nochevieja, la Orange Bowl, teníamos un partido del que teníamos ciertas expectativas porque los equipos estuvieron hasta el final a un paso de entrar en los Playoffs, pero fue todo lo contrario. Georgia (6) se convirtió en la primera universidad que consigue ganar dos bowls consecutivas por más de 55 puntos. El año pasado en la final a TCU les cayó 65 puntos, y este año a Florida State (5) un 63-3. Los Seminoles iban con muchas bajas defensivas por culpa del Draft y, como sabéis, sin el quarterback que les ha llevado a tener una regular season perfecta, Jordan Travis.

Orange Bowl sin historia para Georgia

Una lástima esa grave lesión inoportuna en la recta final. Y una pena también para los aficionados de los Bulldogs la derrota de su Georgia ante Alabama que les impidió buscar su tercera corona NCAA seguida. Porque han sido dos equipos claramente candidatos desde el inicio a luchar por el título del 2023-24.

La resistencia de Florida State en este partido solo duró cinco minutos, con su defensa siendo capaz de parar la primera posesión de Georgia. Pero el ataque del QB Brock Glenn fue inoperante y la defensa fue arrollada por las 372 yardas que totalizaría el juego de carrera de los Bulldogs, encabezado por Kendall Milton (104 yardas y dos touchdowns), Roderick Robinson II y Daijun Edwards (62 con otros 2 TDs).

También anotó Ladd McConkey y por aire, Arian SmithDominic LovettLawson Luckie y Anthony Evans III. Es más, los Bulldogs, que ganan su cuarta Orange Bowl, se permitieron el lujo de sentar a Carson Beck y jugar con su QB suplente toda la segunda parte, un freshman como Gunner Stockton.

Wyoming sorprende a Toledo en la Arizona Bowl

Tuvimos una curiosa Arizona Bowl donde Wyoming batió por un justo 15-16 a la universidad de Toledo, que terminó la temporada regular con un extraordinario récord de 11-1. Los Cowboys a base de defensa y de field goals del kicker John Hoyland, a posteriori MVP del partido, contrarrestaron a los Rockets. Estos vencían por 15-6 al último cuarto, destacando un maravilloso touchdown terrestre de 80 yardas de Jacquez Stuart y un safety provocado por un sack de Esean Carter en la endzone.

No obstante, Wyoming apretó el marcador a un 15-13 cuando Evan Svoboda empujaba el ovoide a través de la goal line a ocho minutos del final. Obligaron a Toledo a despejar y tendrían un posible drive ganador con cuatro minutos de juego. Los Cowboys se vieron impulsados por una gran recepción de Ayir Asante de 26 yardas y otra de 16 yardas de Wyatt Wieland, más una carrera de 13 yardas del quarterback Svoboda. Desde la yarda 24, Hoyland no fallaba su patada y Wyoming se alzaba con el triunfo.

La universidad de LSU (13) no podía contar con su quarterback estrella Jayden Daniels, declarado ya para el Draft, pero aún así derrotaron a Wisconsin en la ReliaQuest Bowl. Los Tigers fueron a remolque todo el partido, pero se mantuvieron cerca siempre. Los Badgers comenzaron golpeando en el primer cuarto con dos touchdowns aéreos propiciados por el QB Tanner Mordecai, de Bryson Green y Will Pauling. Pero LSU despertó en el segundo, empatando por medio de Harold Perkins Jr. y Kaleb Jackson. Igualmente, entre el final del segundo y comienzos del tercer cuarto, Wisconsin recuperaba la ventaja, volviendo a anotar Pauling y después Jackson Acker rompía con una carrera de 33 yardas (28-14).

LSU, Tennessee y Oregon despiden bien el 2023

Como respuesta, el quarterback de los Tigers Garrett Nussmeier empezó a despuntar, dando dos espectaculares touchdowns a Brian Thomas Jr. y Chris Hilton Jr. Los Badgers debían corresponder con una nueva anotación, pero esta vez se vieron reducidos a un field goal. Y eso dio esperanzas a LSU hasta el final, y tras varios despejes, lograrían el drive de la victoria. A seis minutos del final tomaban la posesión que se impulsó por dos recepciones de 37 y 43 yardas vía Kyren Lacy y Hilton Jr. respectivamente. Brian Thomas Jr. acababa recibiendo sobre la goal line para el 31-35. Aún tuvo tiempo Wisconsin de dar réplica, y rebasaron mitad de campo. Pero dos sacks consecutivos provocando fumbles a Mordecai, certificaron el triunfo de LSU. El EDGE freshman Da’Shawn Womack sería el protagonista final.

Dos rankeados por la parte baja del Top-25 se disputaban la Citrus BowlTennessee (21) sometió con un 0-35 a Iowa (17) descubriendo al quarterback freshman Nico Iamaleava. Kendall Milton III se declaró para el Draft. Los Volunteers demostraron también tener una gran defensa, la cual terminó con dos intercepciones sobre Deacon Hill (fue reemplazado en el último cuarto), uno para pick six de James Pearce Jr., sumó cinco sacks y 8 placajes para pérdida de yardas en total.

Así, los Hawkeyes que han presumido todo el año de un gran grupo defensivo no se vieron compensados por el ataque. Y aunque solo concedieron los dos primeros touchdowns sin previo turnover, no tuvieron respuesta en todo el encuentro. El quarterback samoano de los Volunteers, Iamaleava, obró tres anotaciones en carrera y asistió a McCallan Castles en la endzone.

La última bowl en discordia de las NY6 fuera del College Football Playoff era la Fiesta Bowl. La disputaba Oregon (8) ante un equipo que era independiente y esta temporada irrumpió, y de forma imbatida (13-0), en la Conference USA. Se trata de la universidad de Liberty (23). Sin embargo, los Flames sufrirían la última exhibición ofensiva por aire de Bo Nix en el football universitario.

Liberty empezó fuerte con su QB Kaidon Salter ejecutando a la perfección un play action que terminó en touchdown de 17 yardas para Bentley Hanshaw. Desde entonces, explícitamente desde el segundo cuarto, los Ducks barrieron con seis anotaciones. El QB Nix repartió 363 yardas y cinco touchdowns, para los habituales Tez JohnsonTraeshon Holden, Gary Bryant Jr.Terrance Ferguson y Kenyon Sadiq. También se sumó a esta exhibición ofensiva el corredor Bucky Irving, con 117 yardas y una visita a la endzone.

Michigan se salva ante Alabama en la prórroga

Comencemos con las semifinales del CFP. La estelar Rose Bowl enfrentaba a dos históricas como Michigan y Alabama. Y esa tensión de un encuentro de este calibre, con tanto en juego y en el mejor estadio del país, hizo mella por ambas partes en el inicio del partido, que fue estrepitoso. J.J. McCarthy abría el juego lanzando incomprensiblemente una intercepción, pero el defensivo de los Crimson Tide había pisado fuera antes de interceptar y no valió. En el primer turno de Alabama, su quarterback Jalen Milroe se encontró dos sacks para empezar. Y en el punt, Semaj Morgan perdía el balón en la recepción y lo tomaba Alabama en campo rival.

Gracias a ello, serían los Crimson Tide los que se adelantarían en el marcador. El corredor Jase McClellan estallaba corriendo por 34 yardas hasta la endzone. Pero correspondieron los Wolverines. Blake Corum empezó a penetrar la defensa rival y McCarthy soltaba algo su brazo para llegar hasta la zona roja. Corum, cómo no, sería el autor del touchdown.

Desde entonces, las defensas volvieron a dominar. Sobre todo la de Michigan que llevaría 5 sacks al descanso. Hasta que los Wolverines volverían a destacar, gracias a que un encogido McCarthy completaba dos buenos pases con Colston Loveland y Roman Wilson. Terminó asistiendo a Tyler Morris que galopó por 38 yardas hasta la zona de anotación. En el extra, el snap salió mal y el marcador quedó en 7-13. Al menos antes del descanso, Alabama, gracias a una big play de Isaiah Bond de 29 yardas, pudieron buscar un field goal que Will Reichard transformaba a 50 yardas (10-13).

Los Wolverines buscarán su 12º título nacional

La segunda parte arrancó igual, sin que ningún ataque pudiera lucirse con regularidad. Llegando al último cuarto, Milroe encontraba la forma de penetrar la defensa de Michigan corriendo tres veces y avanzando 37 yardas en total. Desde primera y gol, McClellan devolvía el mando a los Crimson Tide (17-13). Se empezaba a fraguar el desastre en Michigan cuando después tuvieron que despejar rápidamente. Pero la defensa recuperaba el balón. Quinten Johnson forzaba un fumble a Milroe y lo tomaba Josh Wallace. Aún así, no supieron aprovechar la situación de campo, pues el kicker James Turner fallaba el field goal de 49 yardas. Los equipos especiales estaban siendo una losa para los Wolverines, que habían desperdiciado ya cuatro puntos, justo la diferencia en el marcador.

Alabama después manejaron el reloj y Reichard pateaba con éxito desde la yarda 50 para establecer un 20-13 a menos de cinco minutos del final. Y con el ataque tan atascado y repetitivo de los Wolverines, todo pintaba a quedarse el triunfo en Tuscaloosa. Sin embargo, McCarthy y compañía nos deslumbraron con un drive inaudito hasta ahora. Corum corría incansablemente y el quarterback daba dos pases de 27 y 29 yardas para llegar a las últimas diez yardas del campo. Allí, Roman Wilson recibía el touchdown del empate a 20 puntos. Los Crimson Tide tendrían tiempo de buscar al menos un field goal victorioso. Pero la defensa de Michigan sobrevivió una vez más.

En la prórroga, los Wolverines empezaban atacando y el imparable Corum volvió a hacer de las suyas obrando un touchdown imposible de 17 yardas absorbiendo todo tipo de golpes (20-27). En el turno de Alabama, Milroe correría 15 yardas y más tarde conectaba por 11 yardas con Jermaine Burton en tercer down. Pero era insuficiente, y tendrían que convertir un cuarto y gol a tres yardas. El center de los Crimson Tide, Seth McLaughlin, estuvo muy irregular con los snaps, y en el momento más crítico, también fallaba. El snap fue bajo y Milroe cogió el balón, y salió hacia delante buscando una carrera imposible que no penetró las trincheras ninguna yarda.

La Rose Bowl lleno de carreras, la Sugar Bowl de juego aéreo

La semifinal entre Michigan y Alabama se vio dominada por sendos juegos terrestres y por las defensas. Todo lo contrario a la otra semifinal, la Sugar Bowl. Y Washington (2) de la mano del espectacular QB Michael Penix Jr. (430 yardas, 29/38 completados), buscarán su tercer título nacional el próximo lunes. Derrotaron a Texas (3) por un reñido 31-37, quienes se quedarán sin poder pelear por el que sería su quinto entorchado.

Al igual que el gran juego desplegado por Penix Jr., Quinn Ewers hizo lo propio para los Longhorns con 318 yardas (24/43) y 54 por tierra. En este caso Texas sí recibió una ayuda importante del juego terrestre, comandado por C.J. Baxter (64 yardas) y Jaydon Blue (59). Así, fue un partido de pistoleros, especialmente en la primera parte que terminó en 21-21. Dillon Johnson transformaba dos drives que llegaron hasta las últimas cinco yardas para los Huskies, y Penix Jr. conectaba por 29 yardas con Ja’Lynn Polk para touchdown. Los Longhorns golpeaban por su parte con carreras anotadoras de Blue, Byron Murphy II y Baxter.

El tercer cuarto le costaría el partido a Texas. Washington siguió su ritmo, con Penix Jr. ahora dando un touchdown de 19 yardas para Jalen McMillan. Pero los Longhorns tendrían dos fumbles que catapultaron a los Huskies a un 21-34, distancia de la que sacaron rentabilidad hasta el final. Primero Baxter corriendo perdía el balón por culpa de Bralen Trice. Y más tarde, Blue cogía un pase corto, salió a correr y la jugada acababa en fumble que recuperaba Ralen Goforth. Entre medias, los Huskies sumaban dos field goals por medio de Grady Gross.

Texas apretó a Washington hasta el final

En el último cuarto, los Longhorns recuperaron esperanzas empujando en ataque y llegando a la zona prometida por medio de Adonai Mitchell (28-34). Mientras tanto, su defensa seguía pillando a los Huskies que fueron detenidos a diez yardas de la goal line, y sumando otro tiro de campo a 2:40. Apresurándose, los Longhorns con un catch de Ja’Tavion Sanders de 20 yardas se impulsaron y transformaron un tiro de campo a 1:09. Aún había vida.

El vibrante encuentro seguía sin acabar, con toda la emoción por todo lo alto. Y más cuando Texas lograba el tres y fuera deteniendo los intentos de carrera de Dillon Johnson. Y en 45 segundos, los Longhorns regresarían a la redzone. Big play de Jordan Whittington por 41 yardas y Ewers también conectaba con Blue por un enorme catch de 16 yardas. Buscando ya la zona de anotación, un touchdown ganador, Texas tendría tres pases incompletos seguidos. El último, en cuarto down, Ewers buscó a Adonai Mitchell pero in extremis el cornerback Elijah Jackson llegaba para deflectar el pase.


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootballtanto en YouTube, como en InstagramTwitterFacebook, TikTok Twitch!

1 pensamiento sobre “Michigan puede con Alabama en la prórroga y Washington doblega a Texas en una batalla espectacular

  1. My brother suggested I might like this blog. He was totally right. This post actually made my day. You can not imagine simply how much time I had spent for this info! Thanks!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *