Los Michigan Wolverines doblegan a Washington y son los campeones NCAA 26 años después

0

Michigan Wolverines conquista su 12º título de College Football 26 años después con Blake Corum y Will Johnson de protagonistas en la final.

wolverines

Los Michigan Wolverines levantando el trofeo de campeones. | ©Wolverines

Han tenido que pasar 26 largos años para que la histórica universidad y laureada de Michigan alzase su 12º título nacional de NCAA Football (1901, 1902, 1903, 1904, 1918, 1923, 1932, 1933, 1947, 1948, 1997, 2023). Fueron muy superiores a Washington por 13-34 en el College Football Playoff National Championship Game, y a la tercera fue la vencida. Era la tercera temporada consecutiva que visitaban los Playoffs, y esta vez la máxima gloria fue para los Wolverines de Jim Harbaugh.

Por su parte, los Huskies trataban de buscar su primer título en 32 años, el que habría sido su tercer entorchado. Desde 1991 no combatían por la máxima gloria del College Football, y desde 2016 no visitaban el CFP. Pero no pudieron contener a unos Wolverines que arrasaron en el juego de carrera con más de 300 yardas totales y que también en defensa estuvieron excepcionales. El espectacular quarterback de Washington, Michael Penix Jr., había promediado 332 yardas de pase por partido esta temporada. Sin embargo, frente a Michigan se quedó en 255 yardas con un 52% de envíos completados, su peor porcentaje de todo el año.

Con este 12º título, los Wolverines ya son la cuarta universidad en solitario más laureada en la NCAA, desempatando de las 11 coronas que poseen Notre Dame y USC. Ya solo tienen más títulos las históricas Princeton (28), Yale (27) y la incansable Alabama (18).

Donovan Edwards dominó en la 1ª parte

En el encuentro, empezaban los Wolverines al ataque, y lo hicieron atacando con solvencia, corriendo y pasando y ganando primeros downs. Tras un sack de Ulumoo Ale, el runningg back Donovan Edwards encontraba hueco por la banda y se escapaba por 41 yardas obrando el primer touchdown. Lo mismoa haría Washington después, moviendo cadenas y avanzando hasta primera y gol. Pero en su caso, con una gran defensa de la secundaria, se vieron forzados al cuarto down tras irse alto un pase para Rome Odunze en la endzone. Y se conformaron con tres puntos.

Roman Wilson cogía un pase largo para 37 yardas y volvían los Wolverines a territorio enemigo. Y acto seguido, una vez más Edwards (104 yardas) buscaba las cosquillas a la defensa de Washington en este momento con un touchdown de 46 yardas con un espléndido trabajo de la línea ofensiva bloqueando. Tras ello, la defensa de Michigan ahora conseguía un rápido tres y fuera.

Blake Corum se unía a esta fiesta de juego terrestre penetrando hasta la zona roja corriendo por 59 yardas. Al menos esta vez Washington sobrevivía y en tercer down deflectaba Jabbar Muhammad para quedarse el marcador en 3-17. Precisamennte Corum, con 134 yardas en 21 acarreos, resultaría ser el MVP ofensivo del partido.

La defensa de los Wolverines solo concedería 1 TD

Washington después se vio en un complicado 3&19 que dejarían en 4&7 más allá del medio campo, y se lo jugaron. Penix Jr. encontró en solitario a Odunze pero el pase no fue bien del todo y no lo pudo coger el receptor. Quizás habría sido incluso touchdown.

Tras la primera ofensiva fallida de lo Wolverines, gran sack de Kenneth Grant que les llevó a un 3&22 y del que tampoco pudieron salir los Huskies. A posteriori, Michigan se jugaba un 4&3 y su quarterback J.J. McCarthy (140 yardas, 10/18 completos) buscó a Roman Wilson, pero Edefuan Ulofoshio lo defendió perfecto. No les dio mala posición de campo a Washington y una interferencia de pase de Mike Sainristil alargó un drive que coronó Jalen McMillan en cuarta y gol. Primer touchdown en el partido de los Huskies que llegaba a 42 segundos de irse a vestuarios (10-17).

Todo estaba a favor para que Washington se recuperase en el marcador. Acababan de anotar, solo había siete puntos de diferencia y empezaban atacando en el tercer cuarto. Pero el primer pase de Penix Jr., porque estuvo presionado y que salió el lanzamiento flotado, acabó siendo interceptado por Will Johnson, MVP defensivo. Michigan después, en 2&18 Tuli Letuligasenoa palmeaba un lanzamiento de McCarthy, y se veían forzados por la defensa rival a un field goal de 38 yardas que transformaba James Turner y que ponía el 10-20. Respondería Washington con las mismas, por medio del kicker Grady Gross. Brilló en el drive un catch donde Devin Culp ganó muchas yardas tras contacto.

Blake Corum tampoco se perdió la final

Esta vez la defensa de los Huskies aguantaba los embistes terrestres y Penix Jr. regresaba al césped. Buena ganancia de Ja’Lynn Polk pero Washington se quedaba en un 3&15 donde el QB no podría conectar con Odunze en profundo. Y de nuevo a despejar. Acto seguido, Michigan saldría de sus primeras diez yardas con una scramble de McCarthy en tercer down por 22 yardas. Pero tampoco podrían producir en este drive, lo mismo que les ocurriría en el siguiente a los Huskies mientras ya entrábamos al último cuarto, finalizando la posesión con un drop de Will Nixon.

Ya cualquier acción relevante podría definir el partido. Pero Michigan volvía a deshacerse del balón después de que Voi Tunuufi golpease los pies de McCarthy en carrera escapando del pocket y este acababa cayendo sin llegar al primer down. Tampoco conseguía moverse Washington después.

Con una big play de hasta 41 yardas de Colston Loveland, y un buen catch de Roman Wilson, los Wolverines regresaban a la redzone. Y Corum golpeaba en la zona de anotación. En apenas cinco jugadas y dos minutos y medio, Michigan había regresado al touchdown y ponía ya un peligroso 13-27 a siete minutos del final.

Penix Jr. había repartido 45 pases de más de 20 yardas en este increíble curso para él 2023-24. Sin embargo, esta noche llevaba cero completados de seis intentos. Entonces, llegó la primera big play de Penix, conectando con Odunze por 44 yardas. Y necesitaban buscar la endzone. En 4&13 se salvaron por una interferencia de Will Johnson, aunque un holding anulaba la infracción y se repetía la jugada. En ella, el envío se iba alto hacia McMillan y Sainristil interceptaba, quien además tenía campo para correr y lo hizo sin objeción por 81 yardas hasta que fue detenido en las últimas diez yardas.

Desde allí, Corum no fallaba y clavaba el último clavo en el ataúd de Washington en esta final, estableciendo el 13-34 con ya menos de cuatro minutos de juego. El corredor lograba su segundo touchdown del día, ¡el 27º de la temporada! Y con esta victoria, McCarthy cierra su periplo universitario con un envidiable récord de 27-1 contando con él como QB titular de estos históricos Michigan Wolverines.


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootballtanto en YouTube, como en InstagramTwitterFacebook, TikTok Twitch!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *