Los Minnesota Vikings le ganan el pulso a los Chargers con un Justin Jefferson desatado – NFL 2021

Los Minnesota Vikings ganaron por un equilibrado 27-20 a Los Angeles Chargers. El WR Justin Jefferson fue determinante en el partido.

justin jefferson

Minnesota Vikings at Los Angeles Chargers - Week 10 NFL 2021. | ©Minnesota Vikings

Los Minnesota Vikings se llevan un duelo cerrado contra Los Angeles Chargers por 27-20. El equipo de Mike Zimmer venía de perder dos partidos consecutivos y se resarcen de ello en esta Week 10 de la NFL para quedarse ahora con un récord de 4-5. El WR Justin Jefferson fue determinante.

El encuentro fue muy igualado y tuvo cambios constantes en el marcador. Aunque a ambas ofensivas les iba a costar arrancar para comenzar a sumar puntos. Dede Westbrook tuvo un retorno de punt destacado por 45 yardas, dejando el balón para sus Vikings en la yarda 28 contraria. Sin embargo, Joey Bosa provocaría un fumble tres jugadas después a Kirk Cousins, recuperando el balón Justin Jones e invalidando esa buena posición de campo. Esas dos acciones fueron lo más destacado de un primer cuarto vacío de puntos.

Más tarde, Minnesota volvería a atacar, movidos por una big play de Alexander Mattison con un catch de 24 yardas y por carreras del propio Mattison y de Dalvin Cook (94 yardas en 24 acarreos). Finalmente, un sack de Amen Ogbongbemiga complicó la situación de los Vikings que llegarían hasta la yarda 28 pero teniendo que sumar a través de un field goal, gracias a Greg Joseph.

Inicio de partido trabado con solo field goals

El segundo cuarto siguió la línea del primero, con ataques pobres, y serían los kickers los únicos protagonistas hasta finales de esta segunda parte. Los Chargers responderían a esos tres puntos con un field goal de Dustin Hopkins de 46 yardas empatando (3-3). Y acto seguido, Minnesota volvería a ganar las yardas suficientes para que Joseph conectase otro field goal, desde la yarda 30 (6-3). Mientras tanto, Justin Jefferson empezó a despuntar con sus recepciones. El receptor sophomore obtendría nueve capturas para un total de hasta 143 yardas aéreas.

En el ataque siguiente, en apenas la segunda jugada, Justin Herbert (195 yardas, 20/34) buscaría en el fondo a Keenan Allen y sería interceptado por Eric Kendricks. Partiendo de la yarda 31 rival, los Vikings obrarían el primer touchdown del partido. Gran jugada de 21 yardas por Jefferson, tres acciones terrestres y pase anotador de Cousins para Tyler Conklin. El quarterback de los Vikings finalizaría mejor que Herbert, con 297 yardas totalizadas en 25 envíos certeros de 37 buscados.

Antes de que se fuera cerrando la primera mitad, los Chargers lograrían dar réplica. Herbert protagonizó una carrera de 17 yardas, e impulsados por una interferencia de pase defensiva, se aproximaron a la redzone. Desde la yarda uno, el rookie Larry Rountree III recibió el acarreo para touchdown, estableciendo un 13-10 al descanso.

2 TDs para Tyler Conklin

Pasando al tercer cuarto, la franquicia angelina conseguiría una anotación inaugural. En doce jugadas se movieron por las 75 yardas del campo, con Keenan Allen y Donald Parham cogiendo grandes balones. Sería Austin Ekeler el autor del touchdown con un pase rápido a dos yardas en el medio del campo dentro de la endzone (13-17).

Más tarde, Jefferson seguía haciendo de las suyas y Adam Thielen también empezaba a dar el callo. Y de nuevo a través del tight end Tyler Conklin estando en cuarta y gol, los Vikings recuperaban el mando del partido con el segundo envío anotador de Cousins, para el 20-17.

Después de que la defensa de Minnesota aguantase sin permitir el primer down, su ofensiva iba a obrar el drive que determinaría el partido. Empleando más de siete minutos con 13 jugadas para recorrerse 68 yardas, abrirían distancias de diez puntos. Dalvin Cook, Jefferson y Thielen llevaron las riendas del drive que acabaría en primera y gol con una yarda por ganar. El propio Cook empujaría el balón entre las trincheras para alzar el marcador al 27-17 al inicio del último cuarto.

Big play de Justin Jefferson para asegurar la victoria

Desde entonces, los Chargers se vieron con el agua al cuello para llevarse este encuentro. El problema es que la anterior posesión de Minnesota había abarcado más de cinco minutos del cuarto periodo. Y el equipo de Brandon Staley empleó otros cinco minutos, pero sin mayor éxito. Carreras de Ekeler, pases hacia Keenan Allen, uno de 26 yardas incluido, y hacia el rookie Josh Palmer, emplazaron a los Chargers dentro de la redzone.

No obstante, no pudieron pasar del cuarto down y Hopkins salió para poner un field goal de 24 yardas y dejar una diferencia de una anotación, 27-20, a cuatro minutos y medio del final. Tenían tiempo los Chargers para que su defensa consiguiese devolver el balón al ataque, pero los Vikings no se intimidaron.

Una gran jugada en tercer down entre Cousins y Justin Jefferson dio media victoria a la franquicia de Minnesota. Aunque la acción tuvo que ser revisada, finalmente el pase fue completo para 27 yardas. Más tarde, en 4&2, Dalvin Cook asumió el balón y se abrió por el lado derecho para acabar ganando cuatro yardas y dar un nuevo primer down. Con ello, ya Cousins pudo hincar rodilla.

Así, los Chargers comenzaron la temporada a muy buen nivel pero han perdido tres de sus últimos cuatro partidos para ostentar ahora un balance muy cerrado de 5-4.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NFL y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!