Los Packers agonizan para ganar en la prórroga en Cincinnati – NFL 2021

Los Green Bay Packers lograron un triunfo agónico por 25-22 ante los Cincinnati Bengals, conseguido en el OT con un FG de Mason Crosby.

crosby

Crosby vuelve a salvar a los Packers - Week 5 NFL 2021. | ©Evan Siegle - Green Bay Packers

Los Cincinnati Bengals estuvieron bien cerca de dar la campanada ante los Green Bay Packers. Finalmente el acierto de los kickers definió el partido, aunque eso sí, los de Wisconsin se ganaron más oportunidades, pero Mason Crosby no tuvo su mejor día. Por 25-22 y en la prórroga, los Packers sumaron su cuarta victoria (4-1) de esta temporada NFL. Mientras, los Bengals se quedan con un balance de 3-2.

El partido empezó muy tosco para ambos equipos, sucediéndose los tres y fuera y los despejes de balón. Además, Aaron Rodgers se vería interceptado por Chidobe Awuzie. Y finalmente serían los Bengals los que estrenarían el marcador. Sería por medio de Samaje Perine, dando Joe Burrow su primer pase de touchdown y completando en el drive seis de siete intentos (terminó con 281 yardas en 26/38 lanzamientos).

Eso despertó a los Packers que en su siguiente posesión respondieron, impulsados por una gran recepción de Davante Adams para 34 yardas. Fue un drive tremendamente veloz y efectivo, donde les funcionó prácticamente todas las jugadas y finalizó con anotación de A.J. Dillon con una recepción de 12 yardas. Y Mason Crosby ya empezaba fallando este extra point (6-7).

Espectacular partido de Joe Burrow

Los de Matt LaFleur recuperarían la posesión después de que un sack de Preston Smith complicase el siguiente drive a Burrow, y Rodgers regresó. El quarterback estrella sumaría 344 yardas aéreas en 27 completados de 39 intentos. Y uno de ellos fue para Adams de 24 yardas que facilitó un tiro de campo de 44 yardas para adelantarse en el marcador, 9-7.

Eso ocurrió ya en un segundo cuarto que se vio controlado completamente por los Packers. Big plays a dosier, avanzando Adams con dos pases de 15 y 22 yardas, y Dillon capturando otro de 24  yardas. Y esa posesión no podía tener otro final que en touchdown para Davante que alzaba a un 16-7 a su equipo. Cuando parecía que ese ya iba a ser el marcador para el descanso, los Bengals supieron contestar luciéndose su joven quarterback. Un grandísimo pase de Burrow, teniendo mucho tiempo para pensar y lanzar, conectó en profundo con Ja’Marr Chase. El safety Darnell Savage se lanzó para evitar que el balón llegase a las manos del receptor rookie, pero falló. Y Chase se escapó solo a la endzone para una anotación de 70 yardas y ajustar al 16-14.

El duelo estaba muy parejo, con ambas defensas haciéndose notar y los ataques sin poder conseguir demasiados puntos. El primer drive del tercer cuarto fue para los Bengals, que ya sorprendía con una jugada de 28 yardas de Chase. Pero acto seguido Burrow se vería interceptado por Adrian Amos cuando ya se disponían en el campo de Green Bay. Combinando carreras y pases, los Packers tuvieron que conformarse con un field goal de 44 yardas (19-14). Y aunque los Bengals volvieron a visitar el campo rival, se vieron forzados finalmente a despejar el balón en su siguiente turno.

Davante Adams – Aaron Rodgers, nunca falla

Rodgers volvía al césped y maravilló a todos los presentes conectando un envío de 59 yardas con su receptor estrella, Adams, quien acabaría con once capturas para superar las doscientas yardas de recepción. Así, los Packers se situaban en primera y gol, entrando ya en el último cuarto, y solo consiguieron aportar un nuevo field goal que les separaba a 8 puntos en el marcador (22-14).

Esta vez serían los de Zac Taylor los que darían réplica consumiendo casi ocho minutos de reloj, y recorriéndose las 75 yardas con 13 acciones. La última fue una carrera de 8 yardas por parte de Joe Mixon entrando en la endzone, poniendo a su equipo a dos puntos del empate con unos tres minutos por jugarse. Así, intentaron la conversión de dos y con éxito, completando Tee Higgins el lanzamiento de Burrow a la zona de anotación y empatando a 22 puntos.

Los Packers tendrían doble oportunidad de ganar antes de alargar el partido. Una gran escapada terrestre de Aaron Jones durante 57 yardas (103 yardas totales) en la primera jugada pondría en bandeja el intento de field goal. Además, Rodgers buscó un pase a la endzone que sería incompleto hacia Adams, quien no llegaría al balón para sentenciar el duelo. Y la responsabilidad acabaría recayendo en Crosby, con un tiro desde la yarda 36 que no conseguiría meter entre los palos.

Mason Crosby, la pesadilla de los Packers esta jornada

Antes del tiempo extra los Bengals también tendrían una oportunidad, jugando durante el two minute warning. Avanzaron para intentar un field goal de 57 yardas el kicker novato Evan McPherson, que buscaba su tercera patada ganadora de la temporada. Pero el balón acabó dando al palo sin entrar. Para colmo, aún restaban 21 segundos. Y con un gran catch de Adams para 20 yardas, los Packers saltaron de su yarda 47 a la 33 de Cincinnati. Con tres segundos Crosby volvía a coger protagonismo, y tampoco con éxito. Su tiro de campo de 51 yardas se fue fuera.

Así, llegábamos a la prórroga que empezó fatídica para Burrow, pues su primer balón sería interceptado por De’Vondre Campbell cerca de su zona de anotación, permitiendo atacar a los Packers ya en la redzone. Al haber un cambio de posesión, el equipo que anotara de cualquier forma ya ganaba el partido. Y tras dos carreras sin ganancias, Green Bay volvía a responsabilizar a su kicker Crosby, y tampoco consiguió un a priori field goal fácil de 40 yardas.

Parecía que nadie quería llevarse el encuentro. Y más cuando Cincinnati también buscaría, unos minutos después de varias carreras de Mixon y un pase de 20 yardas de Chase, otro tiro a los palos. McPherson esta vez mandaba el balón a uno de los banderines situados en las puntas de los palos, indicadores del viento, y tampoco se conseguían los tres puntos.

Ya a la cuarta fue la vencida. Una big play de Marcedes Lewis y Rodgers casi convirtiendo un complicado 3&16 conectando con Randall Cobb, los Packers se situaron a 32 yardas del final del campo. Nuevamente, en cuarto down, Crosby aparecía, buscando un field goal de 49 yardas que esta vez sí conseguiría meter entre los tres palos, dando un triunfo agónico para Green Bay.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NFL y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!