Packers hacen sus deberes antes del bye y derrotan a los Rams – NFL 2021

Los Packers realizan un partido muy serio ante Los Rams, quienes firman tres derrotas consecutivas mientras que los de Green Bay se van tranquilos al bye.

packers

Los Angeles Rams at Green Bay Packers - Week 12 NFL 2021. | ©Evan Siegle - GB Packers

Seguíamos con el domingo de fútbol americano y teníamos un gran duelo entre los Green Bay Packers y Los Angeles Rams jugando la segunda posición de la Conferencia Nacional. Un duro duelo en el que los angelinos fueron a remolque y no consiguieron darle la vuelta a un partido que fue controlado perfectamente por los Packers.

Después de la derrota contra los Vikings, los Green Bay Packers necesitaba una nueva victoria para irse a su semana de descanso con tranquilidad. Y así terminar de afrontar la temporada sabiendo que ya están con récord positivo. Los Rams volvían de su bye week e intentan poner fin a una racha de dos derrotas consecutivas que les alejan de la lucha por el primer puesto de la NFC Oeste con los Arizona Cardinals. Pero no pudieron conseguirlo ante unos grandes Packers que demostraron su superioridad durante todo el encuentro.

Empezaron anotando en el primer cuarto y no se detuvieron incluso cuando más apretaron los Rams. Que fue durante el segundo cuarto cuando estuvieron a punto de darle la vuelta al marcador. De vuelta de los vestuarios el guión seguía siendo el mismo, y los Packers fueron tomando ventaja mientras que los Rams veían cómo se les escapaba el partido poco a poco. ¡Veamos cómo fue este gran partido de la Conferencia Nacional!

Los Packers se fueron ganando a pesar del segundo cuarto de Rams

Primer drive de la noche para los Rams que se abrían camino entre las líneas de Packers a base del empuje de Darrell Henderson. Pero en cuanto despertaba la defensa de Packers estos tenían que despejar la posesión para que tuvieran la primera ofensiva los de Green Bay. Y estos comenzaban moviendo cadenas pero con cierta dificultad. Carreras y pases de corto yardaje que les permitían avanzar muy poco a poco. Y cuando se acercaban al field goal range se deshinchaba la ofensiva y tenían que sacar al equipo de punt al campo.

Así que con el resultado inicial, los Rams volvían a sacar a su ofensiva al terreno de juego. Pero para su desgracia no durarían mucho sobre el campo. Colapsaba el pockett y Matthew Sttaford perdía el balón entre una maraña de jugadores y estos lo recuperaban dejando a los Packers a tan solo seis yardas de la endzone. Lo intentaban primero con un pase hacia Davante Adams. Pero era el propio Aaron Rodgers el que corría por la izquierda para inaugurar el marcador de la noche del domingo, 0-7.

Los Rams salían otra vez al campo dispuestos a volver a poner la igualdad en el electrónico. Pero no conseguían salir de su campo y ya estaban en cuarto down. Sean McVay decidió ir a por el 4&1, pero la defensa de los Packers les paraban recuperando la posesión por perdida de downs. Lo que aprovecharon para sumar otros tres puntos más cuando empezaba el segundo cuarto de la noche, 0-10. Primer drive de este segundo cuarto para los Rams que enseguida buscaban en largo a Van Jefferson. Quien le había ganado la partida a su defensor y corría solo hacia la zona de anotación acortando las distancias a un 7-10.

Los Packers buscaban el largo a Randall Cobb quien encontraba una autopista por el medio metiendo a estos dentro de la redzone del equipo angelino. Pero no podían culminar con un touchdown este drive y se conformaban con otros tres puntos más, 7-13. Los Rams tenían que volver a despejar en su siguiente serie ofensiva, pero la suerte les sonreía y Cobb fallaba en la recepción del punt. Algo que aprovechaba Robert Rochell para recuperar el ovoide para que los Rams siguiesen con el drive desde una gran posición de campo. Pero no podían superar a la defensa local y finalmente tenían que chutar a palos para intentar llevarse algo positivo de este drive, 10-13.

Aaron Rodgers comenzaba con un gran pase hacia Cobb que les daba una gran ganancia de yardas en la primera jugada del drive. Seguidamente Rodgers volvía a armar el brazo hacia Adams que les dejaba a tan solo once yardas de un nuevo touchdown. Y en este nuevo viaje a la redzone, Rodgers no fallaba y con un nuevo pase hacia Cobb terminaba dentro de la endzone para dejar el partido en 10-20. Pero la respuesta de los Rams fue inmediata y armaron un gran drive que les permitía avanzar rápidamente con un par de pases a Cooper Kupp que les plantaba en 1&Goal. Y Sttaford remató a la perfección con un pase a Henderson para touchdown y dejar el partido a un solo field goal de distancia, 17-20.

Los Packers tuvieron una última oportunidad de ampliar la ventaja antes de irnos al descanso. Pero consumieron practicante todo el tiempo y no consiguieron cruzar la divisoria de los dos campos. Por lo que despejaban la posesión cuando los árbitros señalaban el camino a los vestuarios.

Los Rams no pudieron mantener el ritmo de los locales

Ahora eran los Packers los que comenzaban atacando en esta segunda mitad. No iniciaban con buen pie con una penalización que les echaba quince yardas para atrás. Pero Aaron Rodgers solucionó la situación con un pase en profundo a Valdes-Scantling que ponía a los locales en la divisoria de los dos campos. Desde ahí iban alternando entre el juego de carrera y el de pase, para ir buscándole los huecos a la defensa de los Rams. Conseguían ir moviendo cadenas muy despacio pero de forma constante, y se presentaban a las puertas de una nueva anotación. Y lo lograban con un pase corto a A.J Dillon dejando el marcador en 17-27.

Los Rams no sabían muy bien qué hacer con su siguiente ataque. Por lo que la defensa de Packers se les echaba encima y la posesión cambiaba de manos rápidamente. A los Packers les sucedía prácticamente lo mismo y en tan solo tres jugadas tenían que sacar al equipo de punt al campo. Pero ahora los Rams les devolvían el error de la primera mitad, y en el retorno J.J Koski perdía el balón y Barnest lo recuperaba dejando a los Packers a treinta yardas de la endzone. No pudieron conseguir su objetivo y eran parados de nuevo, solo que en esta ocasión podían lanzar el field goal que era bueno 17-30.

Para rematar el partido, los Packers interceptaban por medio de Rasul Douglas que retornaba hasta la endzone poniendo un difícil 17-36 en el marcador cuando estábamos a punto de entrar en el último cuarto del encuentro. Los Rams necesitaban transformar este drive si querían mantener vivas las opciones de llevarse una victoria del Lambeu Field. Tenían claro que debían mover cadenas con velocidad. Y Sttaford iba repartiendo pases entre sus receptores para recorrerse todo el emparrillado para plantarse en la redzone. Desde donde Sttaford volvía a pasar a Henderson para el segundo touchdown de la noche, 25-36.

Cuando entrábamos en el último cuarto, el partido parecía detenerse y solo se intercambiaban las posesiones una y otra vez sin que ninguno de los dos equipos pudiera dar un golpe de autoridad en el encuentro. Los Packers pudieron ampliar su ventaja con un field goal bastante cercano pero daba en el poste y el resultado se quedaba igual. Ahora los Rams tenían lo que sería el último drive del partido. Agotaron todo el tiempo intentando avanzar contra la defensa de Packers que no les puso nada fácil sumar yardas. Casi sin tiempo lanzaron un field goal que podía dar opciones al milagro de un onside kick, 28-36.

Jugaron el onside pero los Packers lo estaban esperando y no surtía efecto. Por lo que Aaron Rodgers plantó rodilla para darles una nueva victoria a los Packers que siguen en lo más alto de la NFL.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NFL y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!