Peach Bowl para Michigan State, y éxito para universidades como Oklahoma, South Carolina y varias de la Big Ten

0

Segunda tanda de partidos de bowls en la NCAA por la última semana del año, con ya disputada una de las más importantes, la Peach Bowl.

bowl

Peach Bowl: Pittsburgh vs. Michigan State. | ©PittsNews

Proseguimos contando las bowls del final de temporada NCAA football. Tras el primer artículo, ahora os traemos los partidos que ocurrieron en la última semana del año, y esta vez ya se incluyen encuentros de gran calibre y de muchos más equipos que finalizaron el año rankeados en el Top-25 CFP. Todo justo antes de las semifinales del College Football Playoff y de las bowls más importantes, las New Year’s Six. Aunque en este artículo incluimos ya una de ellas. Consulta los resultados de cada Bowl aquí.

El Covid-19 cancela varias bowls

Un montón de jugadores titulares de la universidad de Nevada decidieron no jugar la Quick Lane Bowl,  y lo pagaron. Jugadores aspirantes al Draft como el quarterback Carson StrongRomeo Doubs o Cole Turner, no estuvieron, incluso siquiera el head coach Jay Norvell, nuevo entrenador de Colorado State. Todo ello se tradujo en una gran derrota de los Wolfpack por 52-24 ante Western Michigan. Es la primera bowl y la segunda de su historia que cosechan los Broncos desde 2015.

En Nevada asumieron los galones el QB Nate CoxJamaal Bell (1 touchdown aéreo) y Devonte Lee (85 yardas terrestres y una anotación). Por su parte, Toa Taua apenas pudo tener protagonismo y fueron arrollados por Western Michigan, cuya defensa además golpeó con 6 sacks, 9 tackles for loss y una intercepción de Dorian Jackson. El juego de carrera estuvo salvaje totalizando 352 yardas y 4 touchdowns, dos de ellos de Jaxson Kincaide. El running back líder fue sin embargo Sean Tyler con 146 yardas.

Por casos de Covid-19 en Boston College, la Military Bowl no se pudo disputar, donde se citaba también East Carolina. Lo mismo ocurrió con la Holiday Bowl pocas horas antes de su kickoff. UCLA por Covid-19 no iba a poder acudir a su duelo contra NC State. La Fenway Bowl entre Virginia y SMU tendría el mismo desenlace.

Victorias de Houston, Air Force y Texas Tech

En la Birmingham Bowl, la rankeada nº 20 Houston doblegó a Auburn por 17-13. Fue un encuentro de pocos puntos donde los Tigers tuvieron las de ganar después de aventajarse en el tercer cuarto por 10-13 tras un touchdown de Kobe Hudson a pase de T.J. Finley. Además, su defensa lograría dos intercepciones, una en una jugada de doble pase de los Cougars que no acabaría bien.

No obstante, los comandados por Clayton Tune (283 yardas, 26/40) asentaron un golpe definitorio. A poco más de tres minutos del final, Houston se volvía a adelantar con un pase anotador de Tune hacia Jake Herslow de 26 yardas (17-13). Auburn tenía tiempo de responder, pero se encasquillaron en un segundo down a dos yardas, donde T.J. Finley daría lanzamientos incompletos tanto en ese down hacia el destacado Tank Bigsby como en los dos siguientes buscando a Hudson, perdiendo definitivamente la posesión.

Tercera bowl seguida que se llevan los Air Force Falcons, en esta ocasión la First Responder Bowl. Derrotaron por 31-28 a Louisville, en un partido lleno de big plays. El quarterback Haaziq Daniels anotaría en dos ocasiones de carrera y daría dos envíos para touchdown de más de 60 yardas cada uno, ambos para Brandon Lewis. Con ello, al descanso ganaban por 28-14 y, aunque los Cardinals se acercaron a finales del tercer cuarto, con una anotación de Malik Cunningham para Tyler Harrell, no les sirvió para remontar. A unos cinco minutos del final, los Falcons sentenciaron con un field goal y volviendo a las dos anotaciones de diferencia.

Texas Tech conquistó su primera bowl en ocho años, la Liberty Bowl, dominando a Mississippi State por 34-7. La defensa de los Red Raiders aminoró a la ofensiva de Will Rogers (290 yardas, 32/53) y compañía, la cual consiguió tres turnovers. En la reanudación, Texas Tech abrió distancias con un touchdown de su quarterback Donovan Smith, a posteriori nombrado como jugador del partido. Se establecía un complicado 7-20 que se amplió con dos touchdowns más, de J.J. Sparkman y de SaRodorick Thompson. Smith finalizó con 30 yardas terrestres, 252 yardas por aire (15/28) y dos anotaciones en total.

La Big Ten triunfa con Minnesota y Maryland

En la Guarranteed Rate Bowl, la universidad de Minnesota superó por 18-6 a West Virginia, cerrando un gran año de los Golden Gophers que cosecharon un 8-4 en temporada regular. Los Mountaineers solo supieron endosar una anotación a una gran defensa liderada por Tyler Nubin en este encuentro. Dos touchdowns de carrera en el segundo cuarto (6-15) bastaron para que Minnesota encaminase su victoria, por parte de Ky Thomas (144 yardas) y Daniel Faalele.

Los Golden Gophers añadirían un field goal a unos seis minutos del final del tercer cuarto que empezaba a complicar a la West Virginia de Tony Mathis Jr. (56 yardas en 13 carreras) y de Jarret Doege (140 yardas de pase). Además, la ofensiva de Minnesota supo gestionar prácticamente todo el último cuarto (un drive de 6 minutos y después de casi los 8 minutos restantes para el final). Ganaban yardas y primeros downs entre Mar’Keise Irving, Ky Thomas y el propio QB Tanner Morgan.

Con apenas un tercio de la posesión en comparación con sus rivales, Maryland ganaba 24-10 al descanso de la Pinstripe Bowl. Habían retornado un punt por medio de Tarheeb StillTaulia Tagovailoa conectó un pase de touchdown de hasta 70 yardas con Darryl Jones y Antwaine Littleton cosecharía un touchdown terrestre en el segundo cuarto. El hermano de Tua tuvo un gran partido corriendo 42 yardas y repartiendo 265 yardas completando más del 80% de sus pases. Virginia Tech no tuvo opciones ante unos Terrapins que no cosechaban una bowl desde 2010. Vencieron por un contundente 54-10 e hicieron la vida imposible al QB de los Hokies Connor Blumrick.

En la segunda parte Darryl Jones aportó su segundo touchdown, Roman Hemby y b lograron anotaciones terrestres y el DL Greg Rose retornó un fumble hasta la endzone que fue forzado por Nick Cross golpeando a Blumrick.

Clemson gana su primer duelo ante Iowa State

La primera parte de la Cheez-It Bowl fue poco atractiva donde Clemson solo podía ganar por 6-3 a Iowa State. Pero en el tercer cuarto encaminaron el triunfo, con el undécimo touchdown de la temporada de Will Shipley (61 yardas de carrera y 53 en cinco recepciones). Y, tras una intercepción fortuita después de un par de palmeos recogida por Mario Goodrich III, este se fue al pick six para establecer un 20-3.

Al menos Iowa State se aferró al encuentro interceptando Jake Hummel otro balón que, eso sí, serviría solo para un nuevo field goal. No obstante, en su siguiente serie ofensiva, consiguieron su primer touchdown con el TE estrella Charlie Kolar de destino en la endzone (20-13). Tras un gran punt de los Tigers a la yarda dos, los Cyclones también tuvieron que despejar, pero su defensa con un sack de Eyioma Uwazurike a D.J. Uiagalelei para perder yardas hizo complicar el posible field goal de los Tigers y dio una última oportunidad a su equipo con dos minutos por jugar. El QB de Clemson finalizó con 187 yardas aéreas (21/32).

No obstante, toda la defensiva de los Tigers estuvo cubriendo muy bien a los receptores y ahogando a Purdy para lanzar. El quarterback terminaría con solo 204 yardas, 23 pases completados y 16 incompletos. En cuarto down de su último drive, el propio Purdy corrió para lograr la primera oportunidad. Pero Goodrich III consiguió provocarle un fumble que, aunque no pudo recuperar, logró evitar el primer down. Así, Clemson cerraba una temporada difícil en la que han ido de menos a más y donde finalmente pudo entrar en el ránking CFP como  la nº 19 del país. Además la culminan ganando esta bowl tras estar contendiendo por el título nacional todas las últimas temporadas desde 2015.

Oklahoma aplasta a Oregon en la Alamo Bowl

Exhibición ofensiva de Oklahoma (16º) en la primera bowl de revelancia donde enfrentaron a Oregon (nº 14). Se fueron a vestuarios liderando por un contundente 3-30, con Kennedy Brooks y Caleb Williams desatados. El running back sumó 143 yardas y hasta 3 touchdowns, mientras que el QB freshman repartió 247 yardas en 21/27 pases, tres hacia la endzone. Uno fue para Drake Stoops, otro espectacular de 55 yardas a Marvin Mims y el último en el tercer cuarto con Eric Gray de destino.

Las ausencias en la defensa de los Ducks se hicieron notar, como la de uno de los favoritos al nº 1 del próximo Draft, Kayvon Thibodeaux. Aunque salieron con mucha fuerza en la segunda parte, impulsados por las carreras y una anotación de Travis Dye (153 yardas), con además una conversión de dos efectiva. Posteriormente, incluso Anthony Brown daba un magnífico pase de touchdown de 66 yardas a Dont’e Thornton. Pero los Sooners no levantaron el acelerador tampoco en la segunda parte.

En cambio a la primera mitad, en la segunda se sucedieron las anotaciones sin parar pero por parte de ambos equipos. Con lo que Oklahoma tenía las de ganar. Y terminaron ganando sin ver peligrar el marcador por un marcador final de 32-47.

Baño de salsa para South Carolina

La universidad de de South Carolina aguó el final de la carrera universitaria del prometedor quarterback Sam HowellNorth Carolina sucumbió por 21-38 ante los Gamecocks en la característica Duke’s Mayo Bowl. Eso sí, lo único bueno para los Tar Heels fue que no se llevaron el típico baño de mayonesa que le toca darse a los campeones de esta bowl.

El futuro hogar de Spencer Rattler para la próxima temporada, South Carolina, salió muy fuerte con 18 puntos en el primer cuarto, zafándose Jaheim Bell en dos ocasiones de la débil secundaria de North Carolina. El receptor obtendría dos touchwdowns de 69 y 66 yardas cada uno, uno a pase de Dakereon Joyner y otro de Zeb Noland. Además, la presión defensiva de los Gamecocks imposibilitaba desarrollar su buen juego a Howell (205 yardas, 12/20), por lo que en ataque no pudieron ofrecer resistencia. Pero ni con los pases del QB ni con juego terrestre (128 yardas en total). De hecho, de esas yardas de carrera, la mayoría se consiguieron en un touchdown de British Brooks que consiguió escaparse por 63 yardas en el segundo cuarto.

Aunque los Tar Heels se fueron al descanso con ligeras esperanzas (13-25), en el tercer cuarto los Gamecocks abrieron distancias hasta un 13-32, clave para rentabilizar en el último periodo. Juju McDowell y Kevin Harris dieron puntos con touchdowns de carrera. Pero los quince minutos finales, donde North Carolina debía remontar, continuaron siendo un martirio para ellos. Se encontraron con una defensa que incluso les llevó a terminar ese cuarto casi en yardas negativas avanzadas. Terminaron con cuatro sacks (1’5 de Jordan Strachan) y 6 tackles para perder yardas.

Partidazo por la Music City Bowl

Tremendo duelo que nos brindaron Tennessee y Purdue en la Music City Bowl. Los Boilermakers vencieron en la prórroga por 45-48 tras un enfrentamiento vibrante y que se les puso cuesta arriba en el primer cuarto. Los Volunteers abrieron con un touchdown de 41 yardas de Cedric Tillman. Aunque Purdue respondió con otra escapada, de hasta 75 yardas de Broc Thompson, una nueva big play protagonizaría Tennessee, con otro espectacular pase de touchdown de Hendon Hooker para Tillman, de 61 yardas. Además, tras una intercepción de Kamal Hadden, los Volunteers pusieron el 21-7 con una anotación del RB Jabari Small.

En el segundo cuarto Purdue le dio la vuelta a la tortilla, a base de field goals y del primer touchdown del TE Payne Durham para cosechar un 21-23 al descanso. Así, el encuentro se convirtió en un auténtico duelo de pistoleros. Sobre todo en los cinco minutos finales. Después de cerrar el tercer cuarto con el mando de vuelta en Tennessee (31-30), Durham devolvió la alegría para los Boilermakers con una jugada en el que resultó imparable para placar durante 62 yardas. Y se la jugaron de dos, con éxito, con el balón nuevamente a las manos de Durham. Acto seguido respondieron sus rivales, tras una carrera de 60 yardas de Small y anotación posterior de Tillman, la tercera. Y empate a 38 puntos.

El QB de Purdue Aidan O’Connell daría su quinto pase anotador del partido, de hasta 70 yardas para Broc Thompson de nuevo, obligando a los Volunteers a reaccionar por última vez a falta de menos de tres minutos. Y Hooker le replicó. Lanzamiento para avanzar 58 yardas hacia Princeton Fant y posteriormente quinto envío a la endzone del quarterback de Tennessee, para Jalin Hyatt. Y empatados a 45 puntos, nos fuimos a la prórroga. El drive extra de los Volunteers fue detenido a solo una yarda de la línea de gol, con intentos terrestres de Jaylen Wright con los que se jugaron incluso el cuarto down, pero se fueron de vacío. Purdue viendo lo ocurrido, fue más listo, y el kicker Mitchell Fineran conseguía un field goal de 39 yardas para darle la victoria a los Boilermakers.

Peach Bowl sin Pickett ni Kenneth Walker

Antes de Nochevieja disfrutamos de la primera bowl New Year’s Six. La nº 10 Michigan State enfrentaba a Pittsburgh, nº 12, por la Peach Bowl, y salieron victoriosos por 21-31. En ella, estrellas como el QB Kenny Pickett o el RB Kenneth Walker III, finalistas al Heisman Trophy, no jugaron. Optaron por prepararse de cara al Draft y evitar posibles lesiones.

El receptor de los Spartans Jayden Reed abrió el marcador con un touchdown de 28 yardas. Pero el novedoso quarterback Nick Patti correspondería con una scramble hacia la endzone en el siguiente drive de 16 yardas, lanzándose sobre uno de los pylons. Desde entonces, dominaron las defensas. Y para colmo, Patti se rompía la clavícula y tenía que aparecer el tercer quarterback de los Panthers, Davis Beville.

Tras una intercepción para Pittsburgh gracias a Brandon Hill, y una gran recepción de Jordan Addison de 52 yardas, impulsaron su siguiente touchdown. Pase rápido de Beville hacia Jared Wayne sobre los minutos finales del segundo cuarto para ponerse por delante, 14-10. Además, abrieron la segunda mitad provocando un fumble al QB Payton Thorne que no tuvo su día más certero (354 yardas, 29/50). Ese fumble lo recuperó Cam Bright e incluso acabó retornándolo para touchdown, estableciendo un 21-10.

Michigan State remonta

No obstante, Michigan State al menos pudo abrir el último cuarto visitando la redzone tras varios intentos ofensivos fallidos. Y Connor Heyward obraría un gran touchdown con el que intentarían el punto extra de dos, pero sin éxito. Los Panthers tuvieron que despejar y los Spartans iban a poder completar la remontada. Thorne conectaba su tercer pase de touchdown dando una nueva anotación a Reed. Y esta vez sí, el extra de dos de Jalen Nailor ponía en este caso el marcador a una distancia de field goal, 21-24.

Dejaban a Pittsburgh un tiempo de 2:51 para dar una última vuelta al marcador. Y cerca estuvieron. Convirtieron un complicado cuarto down y Addison daría otra big play para entrar en territorio rival. Los Panthers se pusieron en field goal range dentro del último minuto, pero siguieron pasando con Beville al mando, insistiendo para buscar el touchdown. Parecían no querer conformarse con buscar la prórroga estando en posición de tiro de campo, pero lo acabaron pagando. Beville sería interceptado por Cal Haladay cuando ya se disponían en la yarda 26, y para colmo, el linebacker pudo retornar por todo el campo en solitario completando un pick six.

Otro triunfo para la Big Ten, de la mano de Wisconsin

Cerramos esta segunda ronda de partidos de bowls con Las Vegas Bowl. Otra universidad de la conferencia Big Ten salió victoriosa, como es el caso de Wisconsin. Doblegó por 20-13 a Arizona State, demostrando una vez más la gran defensa con la que cuentan, líder de la nación. Eso ayudó a que se fueran venciendo cómodamente por 20-6 al descanso, cortocircuitando por completo al ataque comandado por Jayden Daniels de los Sun Devils. Los Badgers golpearon con touchdown del full back John Chenal y con la habitual conexión entre Graham Mertz y el TE Jake Ferguson.

No obstante, Wisconsin tuvo un fatídico tercer cuarto donde Arizona State se animó. Daniyel Ngata conseguiría una anotación que acercaba a su equipo a un 20-13 en el marcador. Más tarde, aunque un sack de B.J. Green obligó a despejar el balón a los Badgers, con las mismas un golpeo para perder yardas de Jack Sanborn sobre Daniels más una penalización añadida por Intentional Grounding, complicó el drive de Arizona State a un 3&29, encaminados también a despejar. Algo similar ocurrió habiendo empezado ya el último cuarto. Un sack de Nick Herbig estando Daniels sobre la mitad de campo dificultaba el drive hasta el punt.

Desde entonces, los Badgers supieron quemar el reloj durante los diez minutos restantes. Una big play de Chimere Dike con una recepción de 30 yardas fue clave para alargar el drive en situación de tercer down. Y posteriormente, el running back Braelon Allen (159 yardas) se encargó de ganar primeros downs empujando y gastando minutos hasta que Wisconsin pudo plantar rodilla.


¡Para no perderte nada de la actualidad del College y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter, Twitch Facebook!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *