Raiders pierden su invicto ante una gran defensa de Chargers – NFL 2021

Los Chargers consiguieron sumar una nueva victoria en la NFL después de superar a los Raiders en un partido donde mandaron las defensas.

chargers

Ekeler les dio a Chargers la ventaja necesaria - Week 4 NFL. | ©Mike Nowak - Los Angeles Chargers

Para cerrar la jornada el Monday Night Football nos traía un autentico partidazo entre Las Vegas Raiders y Los Angeles Chargers. Dos equipos que han empezado la temporada revolucionando la NFL y que ahora se veían las caras; para que los Raiders perdieran el invicto ante unos Chargers que han demostrado que lo visto hasta ahora no era un espejismo.

Último partido de la jornada y nos traía un gran duelo defensivo que solo se vio roto en los últimos momentos de la primera mitad. En el que los Chargers consiguieron una ventaja de tres touchdowns que les aseguraría el partido. Los Raiders intentaron mantener el invicto a toda costa, pero su ofensiva no fue capaz de avanzar en toda la primera mitad. Y eso les pasó factura durante el encuentro. Sin duda un partido muy defensivo en el que los ataques tuvieron que tirar de mucha imaginación para romper las defensas y conseguir sumar puntos. ¡Veamos cómo los Chargers le quitaron el invicto a los Raiders!

Los Chargers salvaron una primera mitad muy defensiva

Empezaba el partido en el SoFi Stadium con los Chargers recibiendo la patada incial. Los locales empezaban moviendo cadenas a pesar de los pañuelos en contra. Además Justin Herbert lanzaba para Jared Cook que les ayudaba a llegar al campo de Las Vegas. Y con una carrera de Ekeler terminaban en la redzone. Desde tan cerca Herbert no tuvo oposición para conectar con Donald Parham e inaugurar el marcador, 0-7.

Los Raiders salían a su primera serie ofensiva del partido, pero rápidamente volvía el ataque al banquillo cuando no consiguieron llegar al primer down. Lo mismo le sucedía a los Chargers que en menos de un minuto despejaba para que los Raiders volviesen a atacar. Y volvía a pasar lo mismo en el nuevo drive de los Raiders, que tras un sack de Joey Bosa no podían avanzar hasta el primer down. Los Chargers salían a intentar ampliar la ventaja y empezaban con buen pie tras una carrera de Jalen Guyton que les llevaba al campo contrario. Sin embargo por perdida de downs volvían a atacar los Raiders muy cerca de la divisoria de los dos campos.

Los locales lo volvían a intentar cuando ya entrábamos en el segundo cuarto, pero de nuevo en tan solo tres jugadas tenían que despejar el balón. Y así fue pasando el cuarto sin que ninguno de los equipos pudiese acercarse a la zona de anotación rival. A mediados del segundo cuarto, los Chargers conseguían romper de nuevo esa barrera. Empezaban moviendo cadenas como en el primer drive y con un pase hacia Stephen Anderson, que se encontraba solo en la izquierda, se metían por segunda vez en el partido. Herbert lanzó hacia Cook que atrapó con una maravillosa pirueta poniendo el 0-14 en el marcador.

Las Vegas tenían de nuevo la oportunidad de sumar puntos a su marcador. Pero otra vez el muro defensivo de los locales les obligaba a despejar el ovoide y dejar el último drive de la primera mitad en manos de los Chargers. Algo que aprovecharon los de Brandon Staley. Poco a poco Herbert conseguía ir avanzando a su equipo hasta que finalmente un pase a Ekeler en la wheel ponía una nueva anotación para los locales, dándoles una buena ventaja justo antes del descanso, 0-21.

Raiders intentaron la remontada pero se quedaron lejos

A la vuelta de los vestuarios los de Jon Gruden parecía que habían ajustado. En el primer drive realizaron una buena serie, en el que no tardaron mucho en anotar. El primer golpe lo dieron con un pase hacia Willie Snead que terminaba con una penalización para ganar 30 yardas totales. Desde el medio del campo el planteamiento fue sencillo, Derek Carr buscaba asegurar los primeros downs para mantener el avance sin florituras. Una vez que estaban a menos de diez yardas de anotar, Carr pasó en corto a Hunter Renfrow que abría el marcador para los visitantes, 7-21.

Ahora eran los Chargers los que sacaban a su ataque al campo. Intentaban manejar el cronómetro a través de las carreras. Pero los Raiders ajustaron bien y en seguida leyeron el plan de juego y frenaron el avance de los locales que sacaban al equipo de punt al campo. Y el ataque visitante no desaprovechó esta nueva ocasión que les dio la defensa. Carr lanzó en largo para Henry Ruggs que a pesar de no conseguir atrapar el balón sacó un pass interference que les metía dentro de la 30 rival. Repetían el avance con un pase hacia Waller quedándose a nueve yardas de la endzone. Para culminar el drive con una buena atrapada del propio Waller que le ganaba la partida por alto a su defensor, 14-21.

El tercer cuarto se terminaba y los Chargers intentaban ampliar la ventaja que habían perdido en este inicio de la segunda mitad. Pero a pesar de que sí que empezaban avanzando apenas cruzaban al campo de los Raiders tenían que sacar a los equipos especiales para despejar el ovoide. Por lo que Las Vegas podía empatar el partido con todavía mucho tiempo para que terminase el encuentro. Herbert armaba el brazo y con un pase de más de 50 yardas buscaba a Ruggs dejándoles en field goal range en el primer snap. Pero la defensa de los Chargers despertaba y conseguían poner en cuarto down a los Raiders. Decidieron jugarse el field goal que no entró, manteniendo el partido a una anotación.

Los Chargers ahora tenían una buena situación de campo para armar un drive anotador. Y así lo hicieron, sin muchos fuegos artificiales, Herbert iba moviendo cadenas apostando por las carreras de Ekeler y Rountree para plantarse en la redzone rival. Y como cada vez que habían viajado hasta esa zona los Chargers no fallaron. Ekeler fue el encargado de recorrer las últimas yardas para aumentar la ventaja local en el marcador, 14-28.

El tiempo se iba agotando y los Raiders necesitaban sacar puntos para mantenerse dentro del partido. La defensa no se lo estaba poniendo fácil para avanzar pero iban sacando los primeros downs. Pero finalmente un pase profundo era interceptado por Derwin James poniendo fin al drive y dejando a los Chargers el partido en bandeja. Los locales seguían insistiendo en la carrera para manejar el reloj y lo llevaban hasta el two minutes warning, pero no podían aguantarlo más y dejaban el balón en manos de los Raiders que podían maquillar el resultado. Por eso los Raiders lo intentaron hasta el final e incluso se jugaron un cuarto down dentro de su propio campo que terminó siendo parado por los locales. Ahora los Chargers solo tuvieron que plantar rodilla para quitarle el invicto a los Raiders.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NFL y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!