Texas A&M completa el upset del año ante Alabama en la Week 6 – NCAA 2021

0

Os traemos el resumen de la Week 6 en la NCAA donde Texas A&M pudo vencer a Alabama y Georgia se convierte en la nueva nº 1 de la nación.

week 6

Texas A&M sorprenden a Alabama y les bajan al 5º puesto - Week 6 NCAA 2021. | ©Dallas Morning News

La Week 6 de NCAA Football que se disputó el pasado fin de semana ha agitado fuertemente a la cabeza del ránking AP Top-25. Tenemos a tres nuevos líderes, que son Georgia, Iowa y Cincinnati. La cuarta clasificada, subiendo dos posiciones, es Oklahoma. Y momentáneamente atendiendo a este ránking, Alabama baja para ocupar la 5ª plaza. Fuera de lo que a día de hoy serían los cuatro equipos que clasificarían a Playoffs por el título nacional.

La culpa de esto la ha tenido la universidad de Texas A&M. Ha completado sin duda el upset de la temporada y gracias a ello regresa al ránking de forma irrefutable (21º). Los Aggies lograron la gesta de derrotar a Alabama. Siendo el primer equipo no rankeado capaz de ganar a Nick Saban dirigiendo a los Crimson Tide desde 2007, y la primera victoria de Texas A&M en un duelo así desde 2012.

Texas A&M tumba a la marea carmesí

Con dos turnovers, un fumble en un handoff para Brian Robinson Jr. y una intercepción de Demani Richardson en la endzone, los Aggies pudieron marcharse al descanso ganando por 10-24. El QB Zach Calzada (285 yardas en 21/31 pases) daba sus dos primeros envíos anotadores hacia Jalen Wydermyer y Ainias Smith, y el running back Isaiah Spiller también visitó la endzone.

En la segunda parte, Ja’Corey Brooks bloqueó un punt y el balón lo recogió King Mwikuta en la zona de anotación. Pero en el posterior kickoff, Devon Achane se retornaba 96 yardas, todo el campo para que Texas A&M volviese a respirar en el marcador (17-31). No obstante, Alabama completaría la remontada con dos pases de touchdown de Bryce Young (369 yardas, 28/48) para Jameson Williams y dos field goals seguidos entre medias. Una conversión de dos puntos además alzaba a los Crimson Tide a un 38-31.

Pero Texas A&M después de ello tuvo capacidad de respuesta, con el tercer pase de touchdown de Calzada, hacia Ainias Smith. La defensa obligó a despejar a Alabama y, en el posterior drive, con una interferencia de pase incluida, los Aggies se movieron hasta la zona roja. A dos segundos del final, el kicker Seth Small cobró protagonismo para convertir un field goal ganador de 28 yardas (38-41) y completar sin duda la gran sorpresa del año.

Iowa y Cincinnati siguen en ascenso

Esa derrota ha beneficiado a Georgia para ser la nueva mejor universidad del football universitario. Los Bulldogs cumplieron ante Auburn (34-10), en un partido controlado desde su defensa, que dejó en menos de 50 yardas terrestres a los Tigers. Y Zamir White sería el protagonista en ataque, dando dos touchdowns y siendo el corredor líder de yardas con 79, de las más de doscientas yardas que se recorrió Georgia a base de jugadas de carrera. Y sin dificultades ante Temple, los Bearcats de Cincinnati sumaron su quinto triunfo por 3-52 para entrar en el Top-4 del ránking en esta Week 6. Jerome Ford por tierra y Desmond Ridder por aire destruyeron a los Owls con más de 400 yardas entre ambos jugadores y cinco anotaciones.

Además, la Week 6 nos brindaba con un partido entre el tercero y el cuarto, entre Iowa y Penn State. Los Nittany Lions vencían por 17-10 al descanso. Pero habían perdido por lesión en el segundo cuarto a su QB titular Sean Clifford, quien había conseguido ya un touchdown terrestre, tal y como hizo el RB Noah Cain. En su reemplazo salió Ta’Quan Roberson, quien en solo 7 pases completados pudo avanzar únicamente 34 yardas. Así, la segunda parte se convirtió en un duelo defensivo donde Iowa lograría darle la vuelta al partido.

El WR Keagan Johnson metería a los Hawkeyes en primera y gol en el último cuarto. Pero la presión de Penn State hacia el quarterback Spencer Petras terminaría forzando el field goal (20-16). A seis minutos del final, un tremendo touchdown de Nico Ragaini de 44 yardas adelantaba a Iowa (20-23), después de que su defensa ahogase a Roberson en su propio campo forzando el inevitable despeje. Aún así, los Nittany Lions tendrían doble oportunidad en ataque antes del final.

Estando en 4&3 y pisando campo rival, la recepción de Keyvone Lee se quedaría corta gracias a que Matt Hankins llegaría a tiempo para impedir el primer down. Después, en 3&10, Roberson consiguió encontrar un buen pase hacia Jahan Dotson pero que se fue demasiado alto.  Y en cuarta oportunidad le cayó una intercepción por parte del propio Hanskins que prácticamente cerraba el partido.

Michigan y Michigan State en el Top-10

Con Alabama descendiendo al quinto puesto y Penn State al 7º, Ohio State subiría al 6º lugar tras su apabullante victoria ante Maryland por 17-66. Oregon (9º) estaba en Bye Week y las dos universidades de Michigan son las que completan ahora el Top-10, tras el tropiezo de BYU (19º) ante Boise State por 26-17. Los Cougars perdieron tres fumbles y Jaren Hall fue interceptado una vez por unos Broncos que pudieron encadenar 23 puntos seguidos.

Kenneth Walker III (233 yardas y 1 TD) y el receptor Jalen Nailor (221 yardas y 3 recepciones en la endzone) se exhibieron por completo ante Rutgers. Con ello, Michigan State (10º) pudo vencer por 31-13 su sexto enfrentamiento seguido. Por su parte, Michigan (8º) sufrió ante una guerrera Nebraska pero terminaron doblegándoles por 32-29 gracias a un field goal a minuto y medio del final. Los Cornhuskers consiguieron que los Wolverines se vieran por primera vez en la temporada por debajo en el marcador (26-29), cuando su QB y su líder Adrian Martinez lograba un touchdown de carrera. El tándem estelar de running backs de Michigan acaparó una vez más los puntos: Hassan Haskins llegó a la endzone dos veces (123 yardas) y Blake Corum sumó 1 TD (89 yardas).

Kentucky sigue imbatida

Subiendo cinco puestos hemos visto en esta Week 6 a una Kentucky (11º) a la que LSU tampoco pudo quitarle el invicto. Por medio de su juego terrestre, comandado por Chris Rodriguez Jr. (147 yardas y un touchdown) y Kavosiey Smoke (104 yardas), además de la gran labor de su quarterback Will Levis en ambos estilos de juego (75 yardas de carrera, 145 por aire y 5 anotaciones en total), los Wildcats dominaron a los Tigers por un marcador final de 21-42. La defensa de Kentucky también tuvo culpa de este triunfo, con Jacquez Jones de líder en placajes con 9, de los cuales siete fueron en solitario. Y con Octavious Oxendine consiguiendo dos sacks.

Por la parte baja del ránking AP tenemos dos equipos más a destacar de esta Week 6. Uno es Arizona State (18º), que superó por 10-28 a Stanford. Su defensa logró cinco sacks a Tanner McKee y tres intercepciones. Una de ellas para pick six de DeAndre Pierce en el último cuarto. Rachaad White, Deamonte Trayanum y el QB Jayden Daniels obraron los otros tres touchdowns para los Sun Devils. Y el otro es Ole Miss, que sube cuatro plazas (13º) tras su victoria ante Arkansas (17º) por un infartante 51-52 en un duelo entre universidades rankeadas que se intercambiaron literalmente puestos del ránking.

Exhibición de Matt Corral en la Week 6

El partido entre Rebels y Razorbacks fue un toma y daca constante de puntos. Ambos quarterbacks sobre el campo fueron los máximos estandartes de su equipo. Por parte de Arkansas, K.J. Jefferson repartió 326 yardas y tres pases para touchdown, además de conseguir él mismo otras tres anotaciones de carrera. En Ole Miss pudieron presumir de Matt Corral, con 287 yardas en tan solo 14 lanzamientos completados, dos hacia la endzone, y 94 yardas terrestres con otros 2 touchdowns propios. Además, en los Rebels brilló el corredor Snoop Conner con 110 yardas y hasta 3 anotaciones en el partido.
En los minutos finales, Corral dio un barbarie envío de touchdown hacia Braylon Sanders de 68 yardas para ponerse en un 45-52. No obstante, K.J. Jefferson dirigió a su ofensiva una vez más hacia la endzone. Y con el reloj cumplido, asistió a Warren Thompson para establecer el definitivo 51-52. Y es que los Razorbacks decidieron ir a por la victoria directa jugándosela con una conversión de dos puntos. La cual no se pudo completar para júbilo de la afición local en el Vaught–Hemingway Stadium de Mississippi.

Ponemos el broche al resumen de la Week 6 de college por todo lo alto, con un partido mítico de rivalidad. The Red River Showdown, entre Oklahoma (4º) y Texas (25º). Y por cuarto año seguido los Sooners se llevaron el gato al agua. Fue tras otro marcador de escándalo, por 55-48, disfrutando además de la mayor remontada (21 puntos) en la historia de la rivalidad.

The Red River Showdown 2021

Y es que Oklahoma empezó fatal. Concediendo una screen pass por 75 yardas de Xavier Worthy, viendo cómo le bloqueaban un despeje y recibiendo hasta cuatro touchdowns en el primer cuarto (7-28). La conexión entre el QB Casey Thompson y el WR Joshua Moore se repitió en dos ocasiones, causando serios estragos a la secundaria de los Sooners. Sucumbían por 20-38 al descanso. Destacar al linebacker de los Longhorns DeMarvion Overshown que estuvo soberbio. Sumó 8 placajes, un sack, 2 tackles para perder yardas y recuperó un fumble.

Además, el head coach Lincoln Riley decidía en la segunda parte reemplazar al mediático Spencer Rattler por Caleb Williams en el puesto de quarterback. Quien abrió el tercer cuarto con un touchdown de carrera escapándose por hasta 66 yardas. Y afrontarían los últimos 15 minutos once puntos abajo (30-41). Pero la defensa de Oklahoma acabaría llenando de oportunidades a su ofensiva dirigida por Williams. Los Sooners lograrían empatar con un espectacular touchdown de 52 yardas de Marvin Mims lanzándose en el aire y cayendo sobre el primer pylon de la esquina de la endzone, la cual era su segunda anotación consecutiva. El empate llegaría gracias a que se la jugaron de dos puntos, en esta ocasión con Rattler en el campo pasando a Drake Stoops a la endzone y poniendo el 41-41 a 7:25 del final.

Y acto seguido, Caleb Kelly provocaba un fumble durante el kickoff. Y el corredor Kennedy Brooks con una carrera de 18 yardas ponía de inmediato a los Sooners por primera vez por delante en el marcador, 48-41. Los Longhorns ya cabizbajos se encontraban a remolque. Estando en la redzone, se jugaron un 4&11 buscando Thompson a Bijan Robinson sin éxito. Aún así, Texas tendría una nueva oportunidad. Y el receptor freshman Xavier Worthy recibió un pase de touchdown de 31 yardas a poco más de un minuto del final (48-48).

La última posesión sería para Oklahoma. Sin sorpresas, se movieron hasta zona segura de intentar un tiro de campo. Y consumiendo los últimos diez segundos, arañando yardas para que el field goal fuese más asequible, el RB Brooks acarreó hasta la endzone inesperablemente. Eludió a la defensa por 33 yardas para que los Sooners vencieran por un 55-48 final.


¡Para no perderte nada de la actualidad de la NCAA y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *