Tucker salva in extremis a unos desdibujados Ravens – NFL 2021

tucker

Justin Tucker celebrando con sus compañeros de equipo el field goal ganador - Week 3 NFL. | ©Shawn Hubbard - Baltimore Ravens

Justin Tucker mete un asombroso Field Goal de 66 yardas, el más largo de la historia, para salvar en el último segundo a su equipo frente a unos Detroit Lions que dieron más guerra de lo previsto.

En el primer turno del domingo pudimos vivir un partido complicado para los Ravens que tuvieron que tirar de épica con un Field Goal de más de 60 yardas para sumar la segunda victoria de la temporada. Los Ravens han empezado la temporada con resultados muy ajustados, tanto en su victoria contra Chiefs como en su derrota contra Raiders; el equipo de Baltimore esta teniendo problemas para cerrar los partidos. Y es lo que pudimos ver en el encuentro contra los Lions. Uno de los equipos más flojos de la NFL, que ya cuenta con tres derrotas consecutivas en su casillero. Vamos a ver cómo fue el complicado partido que terminaron llevándose los Ravens en el último momento.

Los Lions mantuvieron a raya a la ofensiva de Lamar

Baltimore Ravens arrancaba bien el partido, parando sin problemas a Goff. Aunque los Lions conseguían un gran punt y dejaban a Lamar Jackson encerrado en su endzone. Tres malas jugadas bastaban para tener que patear y dejar el balón a mitad de campo, para que sus rivales tuvieran un drive relativamente fácil.

En el segundo down, Detroit casi se pega un tiro en el pie. Al intentar una jugada de engaño pasando a un lateral con su running back que el LB de Baltimore Broderick Washington casi atrapa para intercepción, pero que tras la revisión de la jugada se determinó que no había llegado a tener el control del balón. Aún así, cedieron muy poco una vez mas contra el ataque de Baltimore y solo les concedieron un intento de field goal, que la siempre infalible pierna de Justin Tucker falló y dejaba el marcador a cero otra vez.

Para acabar el primer cuarto, Lamar nos ofrecía una de sus escapadas. Leyendo muy bien el campo a su izquierda prácticamente vacío, para estirar su drive 31 yardas y quedarse rozando la mitad del campo para arrancar el segundo. Pero poco más podía hacer, ya lo comenzaba en un 3 y 9 y al intento de la carrera por el mismo una vez más, la defensa lo leía perfectamente y eran frenados.

La gran labor defensiva de sus compañeros ponían al ataque de Ravens otra oportunidad fácil para anotar. Tras un intento de un largo pase que casi acaba en intercepción, todos los intentos de Lamar por llegar mas allá se chocaron contra la defensa rival. Y tuvieron que conformarse con un field goal, que esta vez si anotaba Tucker, para subir los primeros puntos del encuentro.

Todo eran alegrías en Baltimore, tras otra gran tanda defensiva con un Tavon Young cazando a Goff despistado para obligar a patear una vez más. Hasta que en el retorno forzaron un fumble a Duvernay, y parecía que Detroit la recuperaba a pocas yardas de la endzone. Todo quedó en un susto, ya que pitaron Out of Bounds y el punt tuvo que ser repetido con normalidad esta vez.

Ahora sí, el ataque de Baltimore supo avanzar con fluidez. Y gracias a un pase profundo a Marquise Brown, se colocaron a tiro de touchdown. Tras varios intentos, y con una carrera de Lamar para anotación que fue anulado por un Holding de Andrews, un pase profundo conectaba con Williams para anotar y poner a su equipo 10 puntos por encima rozando el two minute warning. Y cabe destacar que tuvieron la oportunidad incluso en esos dos minutos finales de volver a anotar. Pero Marquise Brown, quien no tenia su mejor día, se anotó dos drops en un mismo drive que dejaba a todos sus compañeros atónitos.

Los Ravens hicieron historia para ganar a los Lions

A la vuelta del descanso, atacaba de nuevo Baltimore y Lamar hizo gala de un temple inusual en él. Aguantó la presión en el pocket de manera magistral para conectar los pases que le colocaron en el campo rival; e intentar incluso un pase profundo que Andrews no pudo atrapar. Tuvo que conformarse con otro field goal para tomar algo más de distancia.

Detroit también pareció hacer ajustes en el descanso, y comandó un drive sin fisuras. Avanzó de manera constante y limpia a lo largo del emparrillado, y se colocó con un 1 y goal en la 4 de Baltimore. En la que solo le hizo falta un par de intentos de carrera para anotar su primer touchdown, y acortar distancias a mitad del tercer cuarto.

Baltimore tampoco quería quedarse atrás, y Lamar hizo lo que bien sabe hacer. Su conexión con Mark Andrews fue mas que palpable. Y cuando la cosa se complicaba, corría el mismo para salvar la situación, llegando a mitad del campo contrario y facilitar que Tucker anotara otra patada.

De nuevo los Lions ofrecieron otro drive espectacular, con un Goff en estado de gracia. Recorrieron el campo sin problemas, provocando un defensive pass interference y se colocaron justo en la 1 de Baltimore. A estas alturas la carrera era la única opción y machacaron la defensa purpura por tierra. Al tercer down, Williams se creía dentro, pero los árbitros pitaron down by contact, lo que obligó a Dan Campbell a lanzar un challenge para que les dieran el touchdown por bueno. Dejando el partido a solo dos puntos de diferencia con 8 minutos por delante.

Esto hizo que los Ravens se pusieran nerviosos y apretaran el paso. Jackson hizo los tres primeros downs a base de pases directos. Esta actitud le volvió predecible, y la defensa local le interceptó a la llegada de la 45 de su campo. Goff se mantuvo constante y recorrió el campo pase tras pase. Ya en la 17 contraria, agotó los 3 downs y dejó que Ryan Sontozo, kicker subido esta misma semana del practice squad, anotara el field goal que los ponía por delante por primera vez en el partido. Dejando solo 1 minutos y sin timeouts a Baltimore.

Aún con todo en contra, Lamar conectó un pase profundo con Watkins y se colocaban en la 48 de Detroit. Dejando a Justin Tucker un dificilísimo field goal de 66 yardas que anotó pegando en el palo de abajo, y salvando a su equipo en el último segundo.


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!