Utah desmantela a Oregon, Ohio State se reivindica y Cincinnati entra al CFP en la Week 12 – NCAA 2021

0

Cincinnati mantiene su racha de victorias y aprovechando la derrota de Oregon ante Utah en la Week 12, hace historia llegando al CFP.

week 12

Oregons vs. Utah - Week 12 NCAA 2021. | ©NYTimes

Por primera vez en la historia del football universitario NCAA, un equipo de las Group of Five Conferences (MAC, AAC, C-USA, MW y Sun Belt), de las conferencias que no son las más importantes y de mayor nivel tradicionalmente (Big TenBig 12ACCPac-12 y SEC), entra al College Football Playoff. Este es Cincinnati, de la American Athletic Conference (AAC), que a pesar de tener todo en contra para el comité por ser universidad de las conferencias «menores», se mantienen imbatidos en la temporada y la derrota de Oregon en la Week 12 les hace ya entrar irremediablemente en puestos de Playoffs a falta de dos semanas de regular season.

Mientras tanto, Georgia sigue aferrada a ser el mejor programa de la nación, único equipo junto a los Bearcats y a UTSA con once victorias en la temporada. Ohio State tuvo un tremendo despliegue ofensivo ante Michigan State y le hizo saltar al segundo puesto del ránking Top-25, a costa de Alabama (3ª).

Michigan, Notre Dame y Oklahoma State al acecho del CFP

Los Bulldogs de Georgia se exhibieron ante Charleston Southern por 7-56, y Michigan (5º) destrozó a Maryland por 59-18, con dos anotaciones de Hassan Haskins y dos pases de touchdown de Cade McNamara. A base de field goals y con dos touchdowns protagonizados por Spencer SandersOklahoma State (7º) secó y blanqueó a Texas Tech por 23-0. Y ojito con sus opciones de Playoffs si mantienen esta buena racha y son capaces de ganar a Oklahoma la próxima semana. Georgia Tech fue vapuleada por Notre Dame (6º) por 0-55, con una defensa que consiguió hasta seis sacks.

La universidad de Arkansas (25º) mantuvo el pulso hasta el final a los Crimson Tide mientras que Bryce Young batía el récord histórico de yardas de pase en un partido con Alabama. Su marca fue de 559 yardas aéreas con cinco pases de touchdown y 31 pases completados de los 40 que lanzó.

Alabama sobrevive a los Razorbacks

Los Razorbacks perdían por 14-24 al descanso, resultándoles imparables los receptores rivales, especialmente Jameson Williams John Metchie, ambos por encima de las 170 yardas. En el último cuarto, Arkansas llegó a amenazar con un marcador de 28-34, después de engañar en un field goal donde Reid Bauer asistía a Blake Kern por detrás de las trincheras preparadas para bloquear la patada, y se escapaba en solitario hacia la endzone. Además, recuperaron un fumble en su yarda uno a través de Montaric Brown. Pero no lo supieron aprovechar.

Tras ello, Alabama volvía a estirar la diferencia con el tercer touchdown de Jameson Williams, convirtiendo un pase de 40 yardas en anotación. Con 28-42 en el marcador, la defensa de los Crimson Tide quemó el reloj con los Razorbacks atacando, manteniéndoles a raya. Les obligaron a utilizar más de cinco minutos y más de diez jugadas para acabar dando K.J. Jefferson su tercer envío a la endzone estableciendo, el WR Raheim Sanders, el definitivo 35-42. Pero ya solo restaba un minuto para que Alabama hincara rodilla.

Utah revienta a Oregon en la Week 12 y Cincinnati hace historia

En esta Week 12 se terminó por desmantelar a Oregon (11º), equipo hasta ahora afianzado en puestos de Playoffs. Les tocaba el partido más difícil de lo poco que resta de temporada, contra unos guerreros Utah Utes (19º) que completaron una primera parte excepcional. Estuvieron imparables convirtiendo terceros downs (11/14), moviendo cadenas a placer con su juego de carrera comandado por Tavion Thomas (94 yardas y 3 TDs) y T.J. Pledger (46 yardas en diez acarreos). Mientras, se inflaron a touchdowns por medio de Thomas y del quarterback Cameron Rising. Entre tanto, los Ducks fallaban dos field goals que les hizo mantenerse de vacío hasta el descanso.

Para colmo, cuando ya parecía que se marchaban a vestuarios, Britain Covey se retornó por 78 yardas el último despeje de balón del segundo cuarto, llevando a los Utes a un contundente 0-28. La segunda mitad fue un trámite para la universidad de Utah y la única respuesta que pudieron dar los Ducks fue al inicio del tercer cuarto, con un touchdown de Devon Williams a pase del QB Anthony Brown. El marcador final fue de 7-38 en contra de los de Oregon.

Cincinnati enfrentaba a SMU, unos Mustangs que están realizando una gran temporada donde llevan ocho victorias en once encuentros. Los Bearcats ya se fueron al descanso venciendo por 27-0, con anotaciones del RB Jerome Ford y con Desmond Ridder dando dos pases de touchdown, hacia Tyler Scott Alec Pierce, y con una carrera propia de hasta 40 yardas para llegar a la endzone.

En la segunda mitad, la universidad de Southern Methodist no pudo contener de ninguna de las maneras a la ofensiva de Cincinnati. Mejor dicho, a Ridder. El quarterback acabó con 3 pases de touchdown, una anotación de carrera que ya os hemos mencionado y, además, en el tercer cuarto, tras una trick play acabó recibiendo un balón en la endzone. Anotó de todas las maneras posibles y los Bearcats acabaron con un contundente resultado final de 14-48. Siguen sin fallar, once triunfos, y la caída de Oregon les ha llevado a entrar al CFP momentáneamente.

Los Buckeyes sacan las vergüenzas de Michigan State

El resultado más sorprendente fue la paliza que sirvió Ohio State a Michigan State (12º), en un partido que a priori se antojaba interesante. Los Buckeyes endosaron tres touchdowns (Chris Olave por partida doble y Garrett Wilson) y recuperaron un fumble en el primer cuarto. Y más de lo mismo ocurrió en el segundo. Anotaron Julian FlemingMiyan Williams de carrera, Wilson de nuevo y Jaxon Smith-Njigba. El QB C.J. Stroud finalizaría con la friolera cifra de 6 pases de touchdown, completando 32 lanzamientos y únicamente errando tres para 432 yardas.

El buen juego terrestre de los Spartans se mantuvo muy inconsistente y no pudieron hacer frente en ningún momento a Ohio State. Apenas totalizaron 66 yardas de carrera, con Kenneth Walker III solo teniendo seis acarreos para 25 yardas. Toda la segunda parte, un mero trámite para los Buckeyes que ganaron por 7-56.

La universidad de Clemson (23º) sorprendió y se quedó con el upset frente a Wake Forest (18º) por un 27-48 final. Vuelven así al ránking mientras que bajaron a los Demon Deacons del Top-10 tras esta Week 12. Los Tigers siempre comandaron el marcador y llegaron a distanciarse a un 13-38 tras un tremendo touchdown de 58 yardas, con un catch a una mano de Beaux Collins en el tercer cuarto a pase de D.J. Uiagalelei. No obstante, la defensa de Clemson con hasta 7 sacks sobre el QB Sam Hartman, y los corredores Kobe Pace (191 yardas y 2 TDs) y Will Shipley (112 yardas y otro par de TDs), fueron las verdaderas estrellas de este partido.

Nuevos en el Top-10: Baylor, Ole Miss y Oklahoma

Baylor (8º) y Ole Miss (9º) cumplieron en esta Week 12. Los Bears batieron por 20-10 a Kansas State a pesar de la lesión de su QB titular Gerry Bohanon, y lo sustituyó Blake Shapen. Los Rebels por su parte superaron por un 17-31 a Vanderbilt.

Más emocionante estuvo el duelo entre Iowa State Oklahoma (10º) que acabó favoreciendo a los Sooners por 21-28. Aunque es verdad que Oklahoma siempre llevó el tempo del encuentro, con un parcial de 7-21 con el que pudieron afrontar el último cuarto. En el primero, Caleb Williams sorprendió a la defensa de los Cyclones con un touchdown terrestre de hasta 74 yardas. Antes del descanso, un fumble al QB Brock Purdy sería retornado por Jalen Redmond 42 yardas hasta la endzone. Y en el tercer periodo, Caleb asistió a Mario Williams en la zona de anotación.

Iowa State se aproximaría en el marcador con la recepción para touchdown de Chase Allen del lanzamiento de Hunter Dekkers (14-21). Anotación que se vería contrarrestada más tarde con un drive impulsado por el running back Kennedy Brooks y con touchdown de Eric Gray. Respondieron los Cyclones, anotando su tight end estrella Charlie Kolar el 21-28 a unos tres minutos del final. Y tuvieron una última oportunidad. Sin embargo, estando en cuarto down, Purdy sería interceptado por Patrick Fields cuando Iowa State ya amenazaba cerca de la redzone y con solo 15 segundos por jugarse.

Pittsburgh y UTSA protagonizan dos victorias vibrantes

Partido frenético entre Virginia Pittsburgh (17º) en la Week 12 que acabó del lado de los Panthers por 38-48. Un field goal a final del tercer cuarto daba el mando a Pittsburgh, 31-34. Y en el último periodo fueron capaces de anotar dos veces impidiendo que el gran touchdown entre medias de Ra’Shaun Henry de 39 yardas (38-41) les sirviera a los Cavaliers para meter miedo a sus rivales. Fue el tercer pase de touchdown de Brennan Armstrong.

La última anotación sería el cuarto envío completo de Kenny Pickett a la endzone, y todos hacia Jordan Addison, este de 62 yardas. Dibujaba el 38-48 definitivo a falta de dos minutos, en los que Virginia pudo llegar a la zona roja pero, jugándose el cuarto down, Armstrong no lograría conectar con Jelani Woods y la posesión volvió a Pittsburgh.

Para cerrar la Week 12, os mencionamos un duelo de la Conference USA que tuvo un final de infarto. UTSA (22º) mantiene su imbatibilidad tras once juegos al doblegar por 31-34 a UAB. En los últimos diez segundos, en 3&1, los Roadrunners habían entrado en primera y gol y sin tiempos muertos. Frank Harris asistiría a Oscar Cadenas para un touchdown agónico en el que aún el defensa pudo palmear el balón. Pero resultó insuficiente para que le cayera a las manos del receptor.

Los Blazers de hecho ostentaron la batuta del partido en varias ocasiones. Incluso al descanso ganaban por 24-17 con un tridente ofensivo que abarcó todas las anotaciones conformado por el QB Dylan Hopkins, el RB Dewayn McBride y el WR Tre Shropshire.


¡Para no perderte nada de la actualidad del College y del football en general recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter Facebook!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *