Los Vikings se desmoronan ante unos Cowboys que cogen fuerza – NFL 2022

Los Cowboys se preparan para la recta final de la temporada marcando territorio ante unos Vikings que dieron la peor cara de la temporada.

cowboys

Dallas Cowboys at Minnesota Vikings - Week 11 NFL 2022. | ©Dallas Cowboys

El partido del segundo turno de este domingo de NFL, nos dejaba lo que iba a ser un duelo bastante igualado entre Minnesota Vikings y Dallas Cowboys. Sin embargo los de la Estrella Solitaria convirtieron el partido en un monólogo donde desmontaron a los locales con una lección magistral de defensa.

El partido fue para los Cowboys a ambos lados del balón y desde los inicios. La defensa de Dallas ya avisaba en el primer drive del partido forzando un fumble y recuperándolo para que el equipo empezase a sumar puntos a su favor. Los Vikings no tardaban en empatarles con otro field goal, sin embargo a partir de ahí solo hubo un equipo en el campo. Los Cowboys se emplearon a fondo para irse con casi tres touchdowns de ventaja al descanso.

A la vuelta de los vestuarios, las cosas seguían igual. Además para más problemas de los locales, los Cowboys consiguieron dos touchdowns bastante rápidos que ponían el marcador muy lejano para los de Minnesota. El ataque empezó a bajar el ritmo, no así la defensa que no permitieron ni un solo punto más a los Vikings teniéndoles más de tres cuartos sin lograr anotar. Todo un logro para los Cowboys que suben puestos esta semana dentro de la NFC. ¡Veamos qué sucedió en la sorpresa de la semana con los Cowboys desarmando a los Vikings a ambos lados del balón!

Los Cowboys le toman la medida a sus rivales

Los Vikings eran los que tenían el primer ataque de este segundo turno de partidos. Kirk Cousin perdía el balón en un fumble tras un sack y era recuperado por Dorance Armstrong poniendo a los Cowboys en una gran situación de campo. No les era sencillo mover cadenas pero aun así lograban un primer down que les metía en la redzone gracias a las carreras de Ezekiel Elliot. Aunque la defensa les paraba y minimizaba daños concediendo tan solo un field goal, 3-0. Los locales salían ahora al ataque de nuevo y Kirk Cousin conectaba rápidamente con Justin Jefferson para ir moviendo cadenas. Dalvin Cook también ayudaba al equipo una carrera que les dejaba cerca de la redzone. No tenían oposición de la defensa y estaban llamando a las puertas de la anotación. Sin embargo tampoco podían lograr el touchdwon y empataban el partido con otro gol de campo, 3-3.

Los Cowboys ahora tenían que comenzar desde su propio campo. Iban abriendo hueco con Elliot otra vez. Se unía a la ofensiva Michael Gallup para seguir sumandos yardas para los locales. Seguían avanzando sin problemas esta vez con Tony Pollard para meterse en el campo rival. Él mismo volvía a coger el balón para dejarles dentro de la veinte de los Vikings. La defensa local se hacía fuerte en la endzone y les llevaban hasta un tercer down. Para que finalmente Elliot atravesase la defensa con potencia y pusiese el primer touchdown de la noche, 10-3. Otra vez los locales al campo cuando estábamos a punto de entrar en el segundo cuarto del encuentro. Adam Thielen conseguía atrapar un misil para acercarse a la divisoria de los dos campos. Pero no podían seguir avanzando desde ahí y tenían que sacar el equipo de punt al campo.

Los Cowboys tenían ahora la ocasión de tomar una buena ventaja en el marcador con su siguiente serie ofensiva. A punto de ser parado Dak Prescott conseguía salvar la situación y avanzar un par de yardas en vez de dejar a los suyos a nada del safety. Poco a poco se iban abriendo paso por el emparrillado. Entraban en territorio de los Vikings y a pesar de que el avance se ralentizaba seguían moviendo cadenas hacia su objetivo. Pero finalmente antes de meterse dentro de la yarda treinta de los locales, eran parados y solo podían poner tres puntos más al marcador, 13-3. Los Vikings seguían sin encontrar su sitio en el partido y en tan solo tres jugadas tenían que volver a despejar la posesión para que los de Dallas atacasen.

Los Cowboys estaban poniendo la primera mitad de su lado. Empezaban atacando muy cerca del medio campo moviendo cadenas ante la impasible mirada de los Vikings. Como en el anterior drive no tenían demasiada oposición y esta vez sí que rompían la barrera del field goal range. Para que Dak Prescott lanzase en corto hacia Tony Pollard y este se encargase de llevar el balón hasta la endzone. Y poner casi tres anotaciones de ventaja a su favor, 20-3.

Los Vikings dentro del los últimos dos minutos intentaban despertar. Pero, a pesar de mover cadenas, tenían que devolver la posesión con todavía medio punto en el marcador. Los Cowboys no desaprovechaban la nueva serie ofensiva y conseguían llegar con una gran catch de CeeDee Lamb al campo rival. Se jugaban el field goal lejano pero la suerte estaba de su lado y entraba para irse al descanso con 23-3 y todo de cara en la segunda mitad.

Los Vikings irreconocibles

Volvían los Cowboys atacando después del descanso. Los Cowboys tenían claro que el resultado les favorecía y solo tenían que seguir explotando lo que hacían hecho en la primera mitad. Así poco a poco iban avanzando por su campo. Y cuando menos se lo esperaban Dak Prescott conectó en largo con Tony Pollard para poner un resultado muy favorable a su favor con 30-3. Cuatro anotaciones por debajo los Vikings necesitaban una buena serie ofensiva para cambiar el rumbo del partido. Pero como en prácticamente todo el primer tiempo no eran capaces ni de alcanzar un primer down antes de tener que ceder el balón tras dos sacks consecutivos que a punto estuvieron de transformarse en un safety.

El retorno de punt dejaba a los Cowboys en terreno rival para comenzar su segundo ataque de este periodo. Dak Prescott estaba muy enchufado en el partido y lanzaba en profundo para Noah Brown dejándoles a tan solo una yarda de la anotación, tras revisar la jugada a petición de los Vikings. Ezekiel Elliot, que no había aparecido en esta segunda parte, era el encargado de transformar un nuevo touchdown para los visitantes que ya ponían el partido inalcanzable para los Vikings, 37-3. La defensa seguía en sus trece y no cedían terreno a los de Minnesota. Aunque ahora ellos también bajaban el ritmo y se sucedían los intercambios de balón.

Los Cowboys antes del último cuarto tomaban el balón de nuevo para con esa serie ofensiva bajar tiempo. Tras una primera penalización tuvieron que intentar ganar yardas por medio de Michael Gallup primero y de Tony Pollard después con eso ya estaban en la divisoria de los dos campos. Avanzaban un poco más, consumiendo el mayor tiempo posible hasta que los locales les paraban en cuarto down. Tras el éxito en el segundo cuarto volvieron a probar suerte con el field goal y de nuevo entraba por el diapasón para poner un contundente 40-3 a su favor. Los Vikings no tenían nada que hacer e intentaron pasar el tiempo lo más rápido posible para asumir esta dura derrota a domicilio. Por su lado los de Dallas no hicieron más sangre, y solo fueron bajando el reloj hasta tener por fin la séptima victoria en su poder.


¡Para no perderte nada de la actualidad del flag football recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitter, Twitch Facebook!