Los Walldorf Wanderers se estrenan en la Champions Bowl y segunda para las Saints

0

Los Walldorf Wanderers son los primeros alemanes que alzan la Champions Bowl. En la XIII edición, De La Salle Saints fueron bicampeonas.

champions

Los Walldorf Wanderers tras proclamarse campeones de la Champions Bowl 2023. | ©Wanderers

La Champions Bowl de Flag Football llegó a su XIII edición el pasado fin de semana del 12 al 15 de octubre en Porec (Croacia). Con un total de 30 equipos participantes, tuvimos a un campeón masculino inédito, los Walldorf Wanderers, mientras que las De La Salle Saints lograron su segunda Champions recuperando el trono que cedieron el año pasado.

Por un lado, los Wanderers son un club reconocido que los que sigan estos grandes torneos internacionales saben que siempre son un rival a batir. Los organizadores de la clásica Big Bowl, son actuales bicampeones de la misma de forma consecutiva. Ganaron la King Bowl en 2019, la Pink Bowl por 2017 y la Sportmonda Bowl más reciente, en 2020. Así, de las grandes bowls europeas solo se les resistía la Champions Bowl, donde acostumbran a reunirse los equipos campeones de cada país. Y ya la tienen en sus vitrinas, siendo el primer club alemán que gana este campeonato.

Por otro lado, las Saints de Austria dirigidas por la mítica quarterback Saskia Stribrny, han reeditado el título que consiguieron en 2021. Toman el relevo de las inglesas Hyde Park Renegades que campeonaron en 2022, edición donde los chicos de Valencia Firebats se hicieron con el título pero que en esta XIII Champions no pudieron participar y defender el trono. Tampoco hubo curiosamente clubes daneses, siempre favoritos en este torneo. Puedes consultar todos los resultados completos de esta edición aquí.

Nunca había ganado la Champions un equipo alemán

El torneo masculino tendría una doble fase grupal, donde tras los primeros grupos, los equipos se reordenaban en otros cuatro grupos cogiendo un primero, un segundo, un tercero y un cuarto de los grupos iniciales. Como peculiaridad, los Wanderers no bajarían desde su primer partido nunca de los cuarenta puntos, demostrando su explosivo ataque que resultó imparable. Estos, junto a los eslovenos Kranjski Jazbeci y los London Smoke, accedieron a la siguiente fase como únicos invictos.

A partir de ahora, los dos mejores de cada grupo ya se jugaban acceder a los cuartos de final. En esta fase los London Smoke caían ante los Kelkheim Lizzards por 28-47 y también los Jazbeci dejaban de estar imbatidos al ser derrotados por 33-47 por los Klosterneuburg Indians, campeones de la Champions de 2019.

La batalla por la novena posición se la acabaron llevando los italianos de Arona 65ers tras un partidazo que finalizó en 48-45 ante los Vienna Vipers. El 11º puesto se lo llevarían los Munich Spatzen por 26-19 frente a Roma Raiders. Y las cuatro últimas posiciones fueron respectivamente para los anfitriones de Split Sea Wolves, los austríacos Styrian Studs, los checos de Pribram Bobcats y los serbios de Novi Beograd Orlovi.

Sphinx y Smoke, siempre aspirando alto

Ya en el cuadro definitivo, Sphinx de Pau tumbaba por 50-24 a los suizos ASVZ Blackbirds. Los Indians eran eliminados por los Smoke, por 27-34, y los Jazbeci cedían por 28-7 frente a los alemanes de Kelkheim. Los Wanderers con un 44-19 eliminaban al conjunto transalpino de Refoli Trieste.

Los Blackbirds se consolaron con la quinta plaza doblegando por 33-21 a los Indians y por 26-19 a los Refoli después. Jazbeci perdía también por 14-21 ante los italianos de Trieste y finalizaban octavos de esta Champions Bowl tras caer igualmente contra los austríacos de Klosterneuburg por 53-25.

Los franceses de De Pau sobrevivían en semifinales a los London Smoke y sacaban un 48-34 para clasificarse a la final. Por otro lado teníamos un duelo alemán donde los Wanderers endosaron un 44-21 a los Lizzards. La revancha entre Smoke y Lizzards se dejaría ver en el partido del bronce.

Bronce para London Smoke

Y tuvimos un partido de tú a tú por el tercer escalón del podio. Dos buenas defensas de los Lizzards les permitió irse por delante con un 14-20 al descanso. Y al empezar atacando en la segunda parte, pudieron abrir distancias con un touchdown profundo para el 14-26. Sin embargo, los Smoke respondieron (21-26) y los alemanes se complicaron. Se quedaron en un 4&3 que acabó en sack. Y los londinenses después lograban el 27-26. Posteriormente, los Smoke defendieron los intentos de los Lizzards hacia su endzone y ya pudieron consumir los últimos segundos para que se quedasen los ingleses el puesto de bronce.

En la final, ambos ataques iniciaron de forma palpitante, sin fallar. Pero pronto los franceses cedían una ofensiva y los Wanderers no perdanaban. Mientras la lluvia apretaba cada vez más sobre el campo, los de Walldorf fueron abriendo distancias poco a poco hasta posicionarse con un 14-30.

Los Wanderers por fin alzan la Champions Bowl

Los Sphinx al menos consiguieron mantenerse en el partido al descanso (19-30), y en la segunda parte atacaban de seguido. Uno de sus receptores volvía a romper a la secundaria de los Wanderers y ya la primera jugada acababa en touchdown, aunque el extra era fallido (25-30). Después, golpeaban los germanos y los Sphinx progresaban hasta el campo rival, pero se quedaron a orillas de anotar. La posesión finalizaba palmeando el gigante blitzer alemán el pase en cuarto down.

Tras ello, los Wanderers sumaban dos anotaciones seguidas poniendo un 25-42 a cinco minutos del final. Así, el encuentro ya estaba decidido y un título más para el club alemán. El marcador definitivo sería de 31-42 en contra de los Sphinx de Pau, a quienes se les resiste la Champions desde que la ganaron por única vez en 2016. Los Wanderers se desquitan por fin tras hacer dos bronces y una plata en las tres últimas ediciones. Pero los franceses llevan quedando entre los cinco mejores del torneo desde 2018.

Austria, Italia y Francia, potencias europeas femeninas

La Champions Bowl femenina encuadró a catorce equipos en dos grupos donde cada uno jugarían seis partidos. Y en estas fase grupales tan grandes, siempre hay mucha igualdad. Ningún equipo sería capaz de mantenerse invicto. Las Fenris Dijon fueron sorprendidas por las austríacas Amstetten Thunder (33-27) y las galas hicieron el único escollo de las Vienna Constables en su grupo (48-41). Por el grupo B, De La Salle Saints tropezaba contra las ASVZ Nightbirds (26-20) y las Parma Panthers solo perdían contra las Saints por un ajustado 41-37.

Esos cuatro equipos finalizaban con balance de 5-1 y colideraron sus grupos. Y en el A, con un 4-2 se metían en cuartos las Milano Madcats y las Thunder de Amstetten. Pero en el otro grupo, las Walldorf Wanderers se garantizaban la tercera plaza con ese mismo balance, aunque tras ellas terminaron tres equipos empatados en 2-4. Las Prague Black Panthers serían las clasificadas.

Del 9º al 14º puesto se ejecutó una fase de grupos entre los equipos eliminados donde las suizas Zurich Renegades y las suecas Arlanda Jets concluyeron con un 4-1. Pero las Renegades habían ganado por 33-28 a las nórdicas. Las Nightbirds (11º), las Varese Skorpions de Italia (12º) y las Calanda Broncos de Suiza (13º) hicieron dos victorias y tres derrotas. Y cerrarían la clasificación las Winterthur Warriors (14º) que solo pudieron en esta consolación doblegar a las Nightbirds por 25-19.

Gran torneo de las Fenris Dijon

Los cuartos de final fueron muy divertidos. Las Saints eliminaban con un 32-19 a sus compatriotas Thunder. Y en duelo italiano, las Parma Panthers ganaban por 20-13 a las Milano Madcats. Con un apretado 34-31, las Fenris Dijon seguían vivas a costa de las Black Panthers checas. Y las Constables de la capital austríaca derrotaban por 35-6 al femenino de Walldorf Wanderers.

Las Amstetten Thunder se agenciarían la quinta posición superando por 31-12 a las Wanderers y por 27-12 a las Madcats. Por su parte, la séptima plaza se quedaba en Praga. Las Black Panthers cedían por 38-13 ante las de Milán pero cerrarían la Champions Bowl con victoria por 27-13 frente a las de Walldorf (8º).

En semis, las Saints seguían fuertes y por 34-20 quitaban el sueño de la final a sus paisanas, Constables. Las galas de Dijon en su caso vencían por 35-21 a las Parma Panthers.

Dos equipos austríacos en el podio

Por la tercera plaza femenina, a las Panthers se les atragantaba ganar prirmeros downs salvo en su drive inaugural, y caían por 7-14 ante las Vienna Constables. Pero en la segunda parte, las de Parma consiguieron defender la posesión inicial y se accercaron a un 13-14. Más tarde lograban empatar a 21 puntos transformando una conversión de dos. Aunque realmente las de Viena tenían la delantera en el marcador. Y ya con el resultado de 21-28 tras touchdown de las Constables, las Panthers atacarían por última vez pero en un cuarto down se quedaron cortas y las austríacas se aseguraban la victoria.

Por último, en la final a las Fenris les costaba completar los pases, por la fuerte lluvia y también mérito de la defensa de Saints. Y tardaron en anotar, concediendo dos touchdowns sin respuesta, 0-13. Al final lograron meterse en el partido en la recta final de la primera parte, estableciéndose en un 14-25.

Las galas arrancaron la segunda mitad pero concedían la posesión por un safety. Y aunque después defendieron a las de De La Salle, su siguiente drive acabó en intercepción. Y touchdown de Saints para distanciarse a un 14-34. Pero las Fenris Dijon no habían dicho su última palabra. Dos anotaciones seguidas emocionaban aparentemente el encuentro a un 28-34. Sin embargo, llegando ya a los dos últimos minutos, las Saints golpeaban definitivamente con una anotación profunda para el 28-42 final.


¡Para no perderte nada de la actualidad del football recuerda seguirnos en @ashisfootball, tanto en YouTube, como en InstagramTwitterFacebook, TikTok y Twitch!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *